No todos los días

Por @josecomunicando – Laucha
Ilustración Lucas Elef

A Lautaro le gustaba andar en bici, pero en el camino se encontró balas por la espalda.

A Rodrigo le gustaba la música, pero no se encontró con los paya-policías.

Al Guere le gustaba su familia, pero no se encontró con los que rezan.

A Santino le gustaba estar en los brazos de su papá, pero no lo acurrucó el que abriga al niño perdido.

A lo mejor ellos no tuvieron suerte y se encontraron con quienes aceptaron la orden de olvidarse de ser humanos.


En la última semana un matutino cordobés publicó una serie de artículos (4 en total) mostrando que los policías también tienen conductas humanas.
La campaña del diario encierra dos aspectos:

1- Que tratar de mostrar como humanos a los policías es en si un reconocimiento de su imagen negativa y poco humana y
2- Nada de lo que muestran tiene que ver con su rol como policías, sino lo que son cuando no están bajo las ordenes de la institución.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *