Cromañón, 10 años: “La lluvia es también no verte”

A diez años de Cromañón -donde perdieron la vida 194 personas, en su mayoría jóvenes-, sale a la luz el documental “La lluvia es también no verte”, que en estos días inicia una serie de presentaciones en Buenos Aires y en todas las salas INCAA del país. En él, lxs realizadorxs analizan en profundidad las responsabilidades, advierten sobre la posibilidad de situaciones similares y reflexionan en torno a la lucha por justicia.
Descargar AUDIO.
En el programa de la RNMA, Enredando las Mañanas, conversamos con Mayra Bottero, su directora, quien contó cuáles fueron los motivos que la impulsaron a realizar este documental.
“La intención, la necesidad de hacer la película surge por un acercamiento generacional que tengo con el tema, que pude lamentablemente atravesar porque falleció un amigo y siempre su recuerdo me mantuvo muy cerca de todas las marchas, de todos los eventos que las familias hacían, de estar atenta a las noticias que aparecían. Siempre me sentí muy comprometida con algo que siento como parte de la historia de los que hoy somos adultos pero hace diez años éramos adolescentes”, explicó Bottero.

“Poder hacer la película –continúa la realizadora- fue la posibilidad de contar de manera personal lo que yo podía ver en el interior de estos grupos y poder poner en imagen mucho de lo que me habían transmitido familiares y sobrevivientes, que tiene que ver con una fuerza muy, muy grande de lucha y de esfuerzo que paradójicamente nace del peor momento de la vida de una persona. Siempre me llamó mucho la atención cómo del dolor más inmenso surge la necesidad también más inmensa de construir otra realidad”.

En gran medida, el trabajo rescata ese aspecto, el  camino y la posibilidad de, más allá del recuerdo y el dolor, construir un espacio de accionar y contención colectiva que se expresó en las marchas y en el pedido de justicia y que se ve además en la articulación con otras situaciones de desidia del Estado e irresponsabilidad, como la explosión en Río III en 1995 o la tragedia en la estación Once en 2012… “o las inundaciones -completa Mayra-. Nosotros tenemos bastante vínculo con las víctimas de todas esas tragedias, que tienen el mismo rasgo doloroso de que podrían haber sido evitadas, la misma característica y la misma lógica de corrupción que las hizo suceder. Así que sí, una de las intenciones más grandes que tiene la película es de poder hablarle al público que no está cerca de esas tragedias para que pueda entender que puede ser víctimas en el futuro, que son cosas que tenemos que tomar la decisión de observar e intentar modificar lo que produce tanta muerte evitable”, reflexionó la directora.

En torno a Cromañón, cuesta instalar en la sociedad que la lucha de familiares tiene que ver con una toma de conciencia en torno al hecho de que las condiciones que lo hicieron posible siguen vigentes, y que hay responsabilidades mayormente en el Estado, que debe ocuparse de las condiciones en que se desarrollan los eventos públicos, en los propietarios de esos lugares y el compromiso de los artistas.

Por otro lado, en Córdoba y otras ciudades, se ha utilizado Cromañón como argumento para imposibilitar el funcionamiento de una cantidad de espacios alternativos y culturales ya que desde el Estado se acciona rápidamente en esos lugares, generando mayor concentración en los que tienen más recursos y una visión más comercial. Al respecto, Mayra expresa: “ni hablar, uno de los protagonistas de la película lo cuenta, dice que lo más doloroso es que hoy la coima es más grande, no que se hayan generado formas de cuidado para que los empresarios culturales tengan conciencia que primero está la vida del otro, como para que el Estado no utilice las leyes para construir espacios de poder a partir de la coima, de armar una caja política oscura y nefasta que lastima la dignidad de la población”.

“La lluvia es también no verte” tuvo sus primeras exhibiciones públicas en el marco de los diez años de Cromañón y su directora recuerda; “en esa función vinieron muchos familiares y sobrevivientes, la hicimos en el marco de la semana documental que organiza la asociación ADN, y también estuvimos en el Colegio público de Abogados (…) Por suerte fue hermoso. Los que pudieron ir, porque también diciembre es un momento emocional muy complicado para los familiares y sobrevivientes, salieron conformes. Me han hecho devoluciones muy lindas, así que estoy agradecida con toda la compañía que nos hicieron todo este tiempo de producción de la película, la siguen acompañando, nos ayudan a difundirlo, la verdad es que estamos muy contentos. Fue muy buena, muy positiva”.

La dimensión de la llamada tragedia de Cromañón atravesó generacionalmente a lxs jóvenes, y a muchxs otrxs por sus vínculos con las víctimas, constituyendo una bisagra en torno a la mirada sobre estas situaciones. Es un trabajo documental que no sólo recupera lo que sucedió, sino también las voces de quienes tomaron esta lucha para a partir de ese dolor seguir construyendo, por un lado, el reclamo y por el otro, esto que debemos repetir ante cada injusticia: Justicia es que no pase nunca más.

Para despedirse, Mayra repite la invitación, especialmente a la audiencia de Córdoba, donde estará este fin de semana junto a Ayelén, sobreviviente, “Invitarlos, aprovechar que vamos a estar allá, con Ayelén, una chica sobreviviente que nos va a acompañar para poder también apoyar la película y que participó mucho durante la producción, así que ojalá puedan ir. Espero verlos allá”.

Sitio web de la película: http://lalluviaestambiennoverte.com/

Próximas proyecciones:
CÓRDOBA
Espacio INCAA Villa María. Av. Sabattini 40
24 de julio – 21:30 hs
26 de julio – 18:30 hs

Teatro La Luna. Pasaje Escuti 915
25 de julio – 17:30 hs
BUENOS AIRES:
Cine Arte cinema. Salta 1620
Desde el 23 de julio – 17:10 y 20:40 hs.
Cine Gaumont. Rivadavia 1635
Funciones desde el 30 de julio

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *