“Las detenciones se realizan sobre varones, jóvenes, pobres”

En el marco del Enredando las Mañanas del día viernes 22 de mayo, dialogamos con Hugo Seleme, abogado y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, parte del Programa de Ética y Teoría Política, quien presentó un habeas corpus preventivo colectivo, en defensa de vecinos de 12 barrios ante los operativos de saturación policial. “Las detenciones se realizan sobre varones, jóvenes, pobres” afirmó.

En Córdoba, como parte de la política de seguridad del gobierno de la provincia, se produjo un despliegue de mil quinientos efectivos policiales los días 2 y 3 de mayo en el territorio de doce barrios periféricos de la capital. Procedieron a hacer detenciones masivas y se estima que se detuvieron a 450 personas, según lo constató el juez que dio lugar al habeas corpus.
“El objetivo de estos operativos es dar un mensaje simbólico, dar un mensaje tranquilizador  a la sociedad mostrando que el gobierno está haciendo algo para palear la inseguridad. Hubo detenciones  indiscriminadas en base a una normativa muy controvertida que es el código de faltas, y a dos figuras también muy controvertidas que son el merodeo y la omisión a identificarse, fueron las figuras más utilizadas por la policía para hacer estas detenciones indiscriminadas” afirmó Seleme.
Y continuó: “Luego de que el juez hiciese lugar al pedido de habeas corpus da la impresión de que estos operativos van a cesar. Aunque ya había detenciones antes de esto, no masivas, pero si arbitrarias”.
Con respecto a la recepción de la noticia comentó el abogado: “La reacción mediática al habeas corpus fue enorme, se vio favorecida por que al mismo momento en que el juez hacia publica la sentencia en la que se daba lugar al habeas corpus, el gobierno de córdoba anunciaba una nueva medida de seguridad contraria a lo que el juez estaba condenando.  Así se quiebra el silencio que la justicia cordobesa venía haciendo desde hace por lo menos tres años. Sistemáticamente la justicia de córdoba rechazaba los habeas corpus. Por eso es tan importante este fallo. Es el primero que admite un habeas corpus y además le da directivas a la policía sobre como intervenir en el futuro.  Le dice que es lo que no debe hacer en el futuro”.
“Las detenciones se realizan sobre varones, jóvenes, pobres. Es el estereotipo que la policía usa para detener. Si uno usa gorra o capucha, camina de determinada manera o habla de determinada manera, o tiene un color de piel, entonces es objeto, es un blanco de detención. Esto se exacerbó y por eso produjo la reacción de la ciudadanía. Ahora no siguieron el patrón sino que detuvieron a todo tipo de personas, pero siempre en barrios periféricos. Hasta a un ciego. ¿Qué tipo de merodeo puede estar realizando una persona no vidente? Otro caso extremo fue la detención de menores, se detuvo a 104 menores. La policía no se lo informo al juez sino que el juez se entera de la detención de menores porque una jueza de menores le da la información que ella había recabado. La policía omite esto en el informe. Esto en córdoba es ilegal porque para detener a menores tiene que intervenir de manera inmediata un juzgado penal juvenil o a la secretaria de la niñez. Esto hizo que parte de la población de córdoba que no sentía en carne propia el alcance del código de falta, ahora lo empiece a sentir” comentó Hugo Seleme.
Sobre el futuro del accionar policial en la provincia dijo: “Lo que esperamos ahora es que la policía obedezca los lineamientos que el juez le ha dado. No son novedosos. El juez toma lo que la corte interamericana en el año 2011 dijo en una sentencia en la cual condenó a la argentina por una ley de Chubut que es muy semejante al código de faltas de córdoba. No se puede detener a las personas si no tienen documento o registro de identidad. Esto es una práctica en córdoba, si uno no exhibe el documento es detenido. El juez dice ahora algo obvio, que no hay ninguna norma que obligue a las personas a transitar con el documento y por lo tanto no puede detenerlo por no exhibirlo. Por otro lado, no cualquier actitud de una persona en la vía pública puede ser considerada merodeo. Desviar la mirada cuando la policía pasa no es merodeo. La detención tiene que ser una excepción en estos casos según el juez”.
Para terminar, Seleme, dice: “Somos un programa de investigación universitaria, no habíamos tenido este tipo de experiencias hasta ahora. Lo que ocurrió cuando presentamos el habeas corpus fue que se difundió mi número de teléfono por las redes  y luego comencé a recibir una catarata de insultos. Hay una parte de la población de córdoba que tiene miedo y cree que la solución al miedo es transgredir libertades”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *