Monte Maíz: en defensa de la salud y la vida

Foto: Leonardo Rossi

Por Prensared

La Municipalidad de Monte Maíz fue sede anoche de una Audiencia Pública, ampliamente representativa de vecinos, productores, aplicadores e instancias de gobierno que sesionó con más de un centenar de participantes. En la ocasión comenzó el tratamiento del proyecto de Ordenanza presentada por la Red de Prevención Ambiental y por la Salud de esa localidad.

La actividad fue presidida por Ignacio Silva, titular del Concejo Deliberante y en representación del gobierno provincial participó Juan Cruz Molina Hafford, Secretario de Agricultura.
A pedido de los vecinos, participó el Dr. Medardo Ávila Vázquez, quien estuvo a cargo de las investigaciones del Campamento Sanitario de Monte Maíz, realizado por médicos y estudiantes de la UNC, que en su Informe Final concluye que los casos de cáncer en esa localidad triplican las medias provincial y nacional, como consecuencia de la aplicación de agrotóxicos.
También por solicitud de los vecinos estuvo presente el Dr. Darío Ávila, abogado del histórico juicio contra las fumigaciones en barrio Ituzaingó Anexo y que colaboró con su asesoramiento en la elaboración del proyecto.
El proyecto de Ordenanza
Ésta limita a 1.000 metros la distancia para la aplicación terrestre de agrotóxicos y a 2.000 metros la aérea. Establece además la zona de resguardo ambiental, en la que no permite la limpieza y reparación mecánica de todo tipo de maquinaria y equipos para la aplicación de agrotóxicos y establece los plazos para la reubicación de los almacenamientos de estos productos fuera del radio urbano.
El debate
La discusión tuvo por contexto la reciente categorización del glifosato por parte de IARC (International Agency Research Cancer) en el Grupo 2A; es decir, en parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Probablemente cancerígeno para los seres humanos”. Asimismo, el dictamen del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, refrendado por el nuevo decano de la facultad, Marcelo Yorio, por el cual la Facultad resolvió no avalar el trabajo realizado por el Campamento Sanitario de Monte Maíz, generó un inevitable y necesario debate.
Interpelado por un productor agrícola de la zona, que requirió su opinión al respecto, el Dr. Medardo Ávila no vaciló en señalar las responsabilidades y presiones del Gobierno Provincial, en particular del propio Secretario de Agricultura, allí presente; que en su carácter de socios del agronegocio y de los laboratorios internacionales de citostáticos, vienen desarrollando una artera campaña para descalificar el trabajo científico.
Asimismo, el productor que pretendió reducir al debate a un simple “conflicto de intereses” mereció la más contundente respuesta de un vecino, quien señaló que no se puede mirar el problema como tal, ya que de lo que se trata es la defensa del derecho a la salud y la vida, ante intereses económicos individuales.
No conforme, el secretario de Agricultura, Juan Cruz Molina Hafford, haciendo gala de su incombustibilidad fue más allá, al decir que “Haciendo bien las cosas se puede fumigar hasta 200 metros” de las zonas pobladas, a lo que un aplicador agregó que “Con los productos nuevos podemos fumigar a diez metros de las casas”. Estas aventuradas afirmaciones merecieron una inmediata respuesta tanto de los vecinos como de profesionales presentes, a la par que se señaló que inclusive contrariaban legislación vigente impulsada por este mismo gobierno.
No conforme con ello, el Secretario insistió en proponer nuevos estudios epidemiológicos en la localidad, lo que fue ampliamente repudiado por los vecinos presentes quienes resaltaron que “los estudios ya están hechos” y que la actitud del Secretario, sólo era una maniobra de carácter dilatorio.
El secretario de Agricultura también fue blanco de las críticas de Ester Quispe, de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida; quien en una emotiva intervención señaló su responsabilidad, así como la del Gobierno Provincial con los intereses que intentan la ilegal instalación de la planta de Monsanto en la localidad de Malvinas Argentinas; los sufrimientos de los barrios de la zona sur de la ciudad de Córdoba con la persistencia de la empresa Porta Hnos. y sus efluentes contaminantes del aire y en la generación de las condiciones de la emergencia ambiental provincial.
Por si las investigaciones realizadas por el Campamento Sanitario, encabezado por el Dr. Medardo Ávila, resultaran insuficientes, durante el transcurso del debate se evidenciaron nuevos casos de cáncer en niños recientemente detectados y nuevos decesos producto de esta patología.
Una amplia convocatoria
Además de los ya nombrados, entre otros y reflejando el carácter amplio de la convocatoria, participaron como invitados la periodista de Radio Nacional Fabiana Bringas, el ingeniero químico Marcos Tomasoni, testigo técnico de los vecinos de barrio Ituzaingó durante el histórico juicio, el Lic. Eduardo Ahamendaburu, presidente del Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente (ISLyMA) e integrante de la Mesa Ejecutiva Provincial de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y Sergio Coria, integrante del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN).
Protagonismo democrático
Esta primera parte de la Audiencia, que continuará próximamente con el tratamiento del resto del articulado del proyecto de Ordenanza, mostró que el ejercicio de formas directas y semidirectas del ejercicio democrático es posible. Un pueblo, en este caso el de Monte Maíz, que rompió los moldes de las parodias participativas, en las que la voluntad popular es escamoteada, para asumir el protagonismo que requiere una verdadera democracia Nada mas, ni nada menos, que para defender la salud y la vida.
www.prensared.org.ar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *