Angélica Lagunas: con democracia sindical se puede romper el techo salarial del 18%

IMG_20170422_173235408_HDREn la provincia de Neuquen lxs docentes lograron un gran triunfo arrancándole al gobierno, con organización y lucha, un aumento del 31%. De esta manera superaron largamente el 18% que Macri y los gobernadores cómplices buscan imponer en todo el país. Angélica Lagunas, Secretaria General  de ATEN Capital, estuvo en Córdoba contando la experiencia organizativa que lxs llevo a la victoria y en Enredando las Mañanas compartimos algunos fragmentos de su intervención.

Resultó muy gratificante escuchar a Angélica Lagunas el sábado 22 de abril. En tierras cordobesas, donde la burocracia sindical año a año entrega la lucha y dignidad docente, asistir a un relato de triunfo de lxs trabajadorxs de la educación a partir de una experiencia de organización antiburocrática, es realmente una bocanada de fresco aire sindical.

En una charla organizada por la Agrupación Docentes en Marcha, la Secretaria General de la delegación Capital del gremio docente de Neuquén estuvo en Córdoba haciendo un pormenorizado relato de los pasos que llevaron a derrotar la política salarial, tanto del gobierno nacional como provincial. Es de destacar la iniciativa de lxs compañerxs de Docentes en Marcha, ya que es importante difundir experiencias em que lxs trabajadorxs organizadxs derrotan a las distintas burocracias sindicales.

Todo empieza en las asambleas de base

Al comenzar el relato sobre cómo se organizaron para iniciar la lucha, Lagunas deja en claro que “en Neuquén deciden las asambleas”. Eso es algo que, aclara, las  distintas conducciones que han pasado por el sindicato lo saben desde hace tiempo. Esta certeza hace que lxs docentes se apropien de las asambleas. Así, cuenta Lagunas, “es que tuvimos asambleas de hasta 2500 docentes”.

Es importante saber que en Neuquén el año pasado se realizaron elecciones en ATEN, asumiendo las nuevas autoridades en diciembre último. En esas elecciones el opositor Frente Multicolor, antiburocrático, obtuvo la conducción de 8 seccionales, entre ellas Capital. Quedando la conducción provincial en manos de la burocracia. Este resultado fue fundamental para el desarrollo del conflicto. Bien temprano en el año, el 23 de febrero, esas 8 seccionales realizaron asambleas votando un plan de lucha.

De esta manera, dice Lagunas, “le marcamos la cancha a la conducción provincial ya que 8 seccionales, que tenemos mayoría de afiliados, votamos un plan de lucha de 2 semanas con 72 horas de paro cada una”.

De la asamblea a la calle

Continuando el relato, la Secretaria General de ATEN Capital explica la importancia de la organización asamblearia a la hora de lograr masividad en las medidas de lucha votadas. “Esta situación de que cada compañerx sentía que era parte de la construcción del plan de lucha hacía que cada una de las actividades que se desarrollaban todxs la tomaban en sus manos”.

La inclusión de la base docente en las decisiones es una práctica que está lejos de ser común en las conducciones gremiales como la de UEPC, que durante todo el conflicto de este año en Córdoba, solamente dos veces consultó a las bases mediante asambleas escolares. Cínicamente, ante la derrota anunciada de la lucha, culpa a lxs docentes por falta de compromiso y participación.

Distinto es el caso de Neuquén, donde la participación de la base docente en la toma de decisiones permitió realizar masivas marchas de 10.000, 15.000 y hasta 20.000 docentes, como fue la del 4 de abril, aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba.

Angélica Lagunas aclara que, además de la participación en asambleas y marchas, en Neuquén “hay un gran espíritu antiburocrático contra la conducción de CTERA que nos deja solxs y ahora, por ejemplo, coloca la Escuela Itinerante en vez de tener un plan de lucha para que las provincias que aún no han arreglado puedan recomponer su salario”.

Las “visitas pedagógicas” y la política hacia la comunidad

Más allá de la importancia de la democracia sindical, en Neuquén está claro que para armar un plan de lucha con perspectivas de victoria hay que desarrollar una estrategia que contemple otros aspectos importantes. Por un lado, los aprietes clásicos que reciben lxs trabajadorxs en cualquier conflicto gremial, y por otro, darse una política hacia otros miembros de la comunidad educativa como las familias de lxs estudiantes.

Los aprietes en muchos casos toman la forma de descuento de los días de paro, una manera extorsiva de violar el constitucional derecho a huelga. Para evitar esto, en Neuquén idearon la estrategia de las “visitas pedagógicas” que, nos cuenta Lagunas, “son escraches a los Directores de Distrito que amenazan a lxs directorxs de las escuelas para que informen los paros. Vamos a sus oficinas y les explicamos que lxs directorxs son trabajadorxs y no funcionarios, y que se dejen de amenazarlxs”

Finalmente en ATEN, se dan una política de acercamiento a la comunidad educativa y a la opinión pública en general, sabiendo que a través de los medios los gobiernos siempre intentan poner a la sociedad en contra de quienes reclaman por sus derechos. “Tuvimos un plan de salir a disputarle al gobierno de la provincia la comunidad educativa, tanto en las escuelas como en los barrios”.

En este punto Angélica Lagunas explica que no es fácil ir a conversar con las familias después de 40 días de conflicto porque efectivamente “necesitan la escuela, la necesitan para poder ir a trabajar”. Por eso, continúa, “es fundamental tener una política con la comunidad educativa para ganar cualquier conflicto docente, porque ganamos la opinión pública”.

Lo que la lucha dejó

A partir de la estrategia de lucha relatada por Lagunas y sintetizada aquí, fue que en Neuquén se perforó el techo salarial del 18%. Se logró un 30% de aumento al básico. En el caso del salario de bolsillo, se logró entre un 28,5% y un 31%, dependiendo de la antigüedad del docente. Lagunas aclara que “es verdad que no supera lo que nosotrxs quisiéramos que gane un docente, pero los salarios docentes vienen muy atrasados en todos lados”. Pero sí supera con creces lo que otras conducciones en el país, como la de UEPC, han permitido que los gobiernos impongan.

Además de ese 30% al básico, se logró un bono de $6000 por cargo para subsanar que en enero no hubo recomposición salarial. Es significativo marcar que sólo con el monto de ese bono lxs docentes neuquinxs reciben más aumento que el total que van a recibir muchxs docentes cordobesxs. También lograron la devolución de los descuentos por días de paro. “Esto es muy importante -explicita Lagunas-, porque les muestra a lxs compañerxs que se puede ganar y evitar que se descuenten los días. Porque el responsable del conflicto fue el gobierno que no dio respuesta en su momento”

Finalmente lograron, tema no menor, el compromiso del gobierno de no armonizar con la Nación la caja de jubilaciones provincial.

Cerrando la charla, Angélica Lagunas afirmó que más allá de las conquistas salariales, “dimos una batalla ideológica contra un gobierno que tiene una concepción privatista de la educación, que quiere terminar con las conquistas que logramos lxs trabajadorxs de la educación. Y demostramos que, con democracia sindical y una conducción decidida a ir por todo, se puede ganar”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *