Marcela Zas, SUTEF: Hay una clara convicción de desterrar la Escuela Pública

images (1)Marcela Zas es Secretaria General del Sindicato Unificado de Trabajadorxs de la Educación Fueguina (Sutef) Jurisdicción Ushuaia. Todos los viernes participa junto a sus compañerxs docentes de la Marcha de las Antorchas que organiza el Sindicato. Es la manera de resistir que encontraron ante el  ataque que vienen sufriendo por parte del Gobierno Provincial. En una de esas marchas tuvimos la posibilidad de conversar con ella.

Desde hace más de un año, en Tierra del Fuego, estar en la calle, luchar y resistir es algo habitual para lxs trabajadorxs. Más precisamente, según nos cuenta Marcela Zas, “desde el 8 y 9 de enero de 2016, cuando implementaron un paquete de leyes desde la Legislatura Provincial que fueron las medidas de ajuste más atroces que ha tenido la isla de Tierra del Fuego

Desde ese momento -continúa Marcela-, empezamos a unirnos con todos los estatales de la Provincia para conformar la Unión de Gremios, algo que no se había visto nunca en la Isla”.

Sin represión no hay ajuste

Obviamente, este paquete de ajuste, que llevó a una unidad inédita de todos los gremios estatales, no podía pasar sin represión. “La verdad es que ha sido un año muy duro, donde hemos vivido represión, donde cinco compañeros fueron chupados por los comando especiales de la policía y durante dos días no supimos dónde estaban”, explica Zas.

Trabajadorxs “chupadxs” y “desaparecidxs”, metodología propia de una dictadura. Pero no fue la única medida represiva sufrida en Tierra del Fuego. Se recuerdan las imágenes del violento desalojo al acampe que llevaban adelante lxs estatales en pleno centro de Ushuaia. Esa noche del 31 de mayo de 2016 los policías, acompañados de una patota, llegaron entonando el Himno Argentino arrasando con todo lo que encontraban a su paso, no dejando nada  ni a nadie en pie.

Hay que seguir escuchando a Marcela Zas para tomar real dimensión de la persecución y represión sufrida por el sector de lxs trabajadorxs, “en el sector docente tenemos 17 compañeros exonerados de la administración pública, que fueron condenados en un juicio totalmente armado, sin pruebas. La mayoría eran delegados y miembros de la conducción”.

Marcela hace referencia al juicio donde condenaron a 28 trabajadorxs, por la toma de la casa de Gobierno en 2013. Utilizando testigos truchos, se les dieron penas de entre 8 meses y 2 años de prisión en suspenso. Para dos camioneros la condena a prisión fue efectiva. Resistencia a la autoridad y daños leves, caballitos de batalla para justificar cualquier represión, aquí justificaron también tan burda condena.

Esta resolución de la Justicia le dio el pie a la gobernadora Roxana Bertone para firmar la exoneración de lxs trabajadorxs estatales. Excluir de la tutela sindical a representantes gremiales, paso previo necesario para la exoneración, es una situación inédita en democracia. Pero a la secretaria general nada le sorprende. “Es más, hace un año que toda la comisión directiva del sindicato estamos cobrando una cuarta parte del sueldo, algo insólito que continúa por más que se hayan hecho los reclamos en la Justicia”. Esto sucede porque el Gobierno no les reconoce la licencia gremial y esta situación ilegal se mantiene, al decir de Marcela, “porque hay una connivencia entre los tres poderes en la provincia y lo que quieren es descabezar al sindicato”.

A pesar de todo, resistir

El trabajo nuestro es sobre todo con las bases y hay todo un sector docente que acompaña. Desde el año pasado hemos implementado todos los viernes las Marchas de Antorchas”, nos sigue contando Marcela Zas, a pesar de que no ha sido fácil sostener la lucha por el  “gran  amedrentamiento que hay hacia el trabajador en general. Tierra del Fuego es una de las provincias con mayor índice de desempleados del país, son miles y miles de familias que quedan sin empleo”.

Esta situación que ya viene desde el año pasado es la que le permite a la Secretaria General del Sutef-Ushuaia afirmar que “Tierra del Fuego es el laboratorio de Argentina, donde se empezaron a implementar las primeras políticas de ajuste que hoy vemos en el resto del país”.

Pero a pesar de todos los golpes sufridos, Marcela afirma “que encontramos un camino de resistencia con el cual estamos peleando por recuperar los derechos que perdimos y creemos que una manera de resistir es estando en la calle, la calle no nos la pueden quitar”.

El ajuste, la razón de la represión

Le consultamos a Marcela Zas sobre el contenido de las medidas de ajuste que llevaron a lxs trabajadorxs a la lucha. “Han avanzado muy fuerte sobre los regímenes jubilatorios, quieren transferir la caja al Anses. Nosotrxs tenemos un régimen jubilatorio para lxs docentes donde no contábamos con límite de edad pero sí con los 25 años trabajados con los aportes a la Caja y hoy por hoy, compañerxs que les quedaban 2 años para jubilarse ahora les faltan 5, 10, 15 años más para seguir trabajando

Situación que se agrava, al decir de Marcela, debido a lo que implica trabajar en la isla. “El contexto de trabajar en la isla es un contexto de encierro con todos sus riesgos y todas las condiciones que tiene dicho contexto”.

En medio de este complicado panorama provincial se desarrolla el complejo conflicto docente de este año. La Gobernadora, a tono con el Gobierno Nacional, no ha cumplido la Ley Paritaria. “Han sacado un aumento por decreto -cuenta Marcela-, que en algunos casos llega a $300 cuando estamos hablando de una canasta familiar de $28000 a $30000”.

Mientras la Marcha continúa seguimos conversando con Marcela. “Pero el ajuste no solo es en lo económico, también hay un ajuste en lo pedagógico porque han hecho recortes en maestros acompañantes, en parejas pedagógicas, tutores, esto implica una pérdida de la calidad educativa por la que hemos peleado mucho tiempo y no es una pérdida solo para el docente que pierde la fuente laboral, sino también para el niño que queda abandonado por el sistema.

La Secretaria General es clara al marcar la sintonía entre el Gobierno Nacional y el de la provincia, pese a ser de distintos signos políticos. “Las políticas son las mismas, nosotrxs seguimos insistiendo en que vienen por todo y por todxs, no solamente por el/la docente”.

Marcela está segura que lo que pusieron en juego es “el famoso Plan Maestro que quieren implementar, que es terrible porque no solo quita los derechos como trabajador/a, sino que hay una clara convicción de desterrar la Escuela Pública e implementar otras prácticas educativas”.

La marcha va finalizando y también la charla con Marcela, que para cerrar nos deja una frase que encierra una convicción: “Nosotrxs seguiremos peleando por la Educación Pública porque creemos que es la que sostiene al Estado y que sin educación no vamos a ningún lado”.

*Entrevista realizada por Federico Strzelecki

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *