fabi tron: Día del Orgullo LGTTBIQ: “Orgullo es resistencia”

Columna de fabi tron, para En el Ojo de la Tormenta, el programa de Indymedia Córdoba. 27 de junio de 2013.

“Orgullo es resistencia”

                    “¿Cuándo has visto que un maricón contraataque?… Ahora los tiempos estaban cambiando. El martes fue la última noche de sandeces… Predominantemente, el tema era, ‘¡esta mierda tiene que parar!'” -Participante anónimo de los disturbios de Stonewall
Mañana,  28 de junio es el día internacional del Orgullo LGTTBIQ. Se toma esa fecha en recuerdo de las revueltas ocurridas en 1969 en un bar de Nueva York llamado Stonewall Inn,  cuando lXs asistentes al bar se resistieron a la redada policial, en esos enfrenamientos que duraron 3 días, hubo al menos un muerto y cientos de heridXs.
Joan Nestle, que fundó los archivos Lesbian Herstory Archives en 1975, reconoce el mérito de ese acontecimiento y el valor que encontró su voz en las calles, pero afirma y me hago eco de esa afirmación “Con certeza no creo que la historia de gays y lesbianas empezara con Stonewalll… y no creo que la resistencia comenzara con Stonewall. Lo que sí veo es una unión histórica de fuerzas, y los sesenta cambiaron la forma en que los seres humanos soportaban las cosas en esta sociedad y lo que se negaban a soportar… Sin duda ocurrió algo especial esa noche de 1969 y lo hemos hecho aún más especial en nuestra necesidad de tener lo que llamo un punto de origen… Es mucho más complejo que decir que todo empezó con Stonewall.”
La historia del movimiento de gays y lesbianas es muy anterior a esa fecha, pero la historia oficial, esa que escriben los que ganan,  considera el punto de inicio de la segunda ola del movimiento de liberación homosexual y debido a ello mañana se celebraran cientos de marchas del orgullo, que convocarán a millones de personas en todo el mundo.  Cosa que en argentina no sucederá . No será así  porque desde el año 1997, en lo que personalmente considero un intento de descolonlización del activismo LGTTBI argentino, se buscó una fecha que tuviera relación directa con las luchas del movimiento en Argentina y se comenzó a reivindicar el 1 de Noviembre como nuestro “punto de origen”.  Un  1° de Noviembre pero de 1968,  casi un año antes del Stonewall, durante la dictadura militar de Onganía (1966-1973), en una casa de inmigrantes de un suburbio de Buenos Aires, un grupo de homosexuales trabajadores y de clase media baja, en su mayoría de extracción gremial, liderados por Héctor Anabitarte, un militante comunista expulsado del partido por ser homosexual, forman Nuestro Mundo, el primer grupo homosexual sexopolítico de América del Sur. En Agosto de 1971, Nuestro Mundo se relaciona con intelectuales de clase media y dan origen al Frente de Liberación Homosexual (FLH). Participan en el Frente diez grupos autónomos, incluyendo varios de ciudades del interior de Argentina. Algunos de los grupos fueron Nuestro Mundo(sindicalista), Safo (de lesbianas), Eros (de universitarios), Bandera Negra (anarquista), Emanuelle (cristiano).
En 1973, hace 40 años,  el FLH publica un manifiesto llamado Sexo y Revolución en el que, entre otras cosas afirmaba. “El F.L.H. es una organización no verticalista ni centralista de homosexuales—en la que también pueden participar los heterosexuales que renuncien a sus privilegios—que se ha abocado a la tarea de integrar las reivindicaciones específicas del sector homosexual al proceso revolucionario global. Es un movimiento anticapitalista, antiimperialista y antiautoritario, cuya contribución pretende ser el rescate para la liberación de una de las áreas a través de la cual se posibilita y sostiene la dominación de la mujer y el hombre por el hombre, en el convencimiento de que ninguna revolución es completa, y por lo tanto, exitosa, si no subvierte la estructura ideológica íntimamente internalizada por los miembros de la sociedad de dominación.
Con la dictadura del 76, muchos integrantes del FLH pasan a la clandestinidad, el movimiento se disuelve y tendremos que esperar hasta el advenimiento de la democracia para que nuevos grupos de gays y lesbianas y travestis se organicen y recién hasta el año 1992 para la realización de la primera marcha del orgullo en la argentina.
Volviendo al Stonewall, la historiadora norteamericana Lillian Faderman llama a los disturbios “un disparo que se escuchó en todo el mundo”, explica, “la rebelión de Stonewall fue crucial porque se convirtió en un emblema del poder de gais y lesbianas. Al llamar a drásticas tácticas de protesta violenta como hacían otros grupos oprimidos, los sucesos de Stonewall sirvieron para indicar a los homosexuales que tenían tantas razones para sentirse insatisfechos como los demás”.
Casi medio siglo nos separa de Stonewal y de Nuestro Mundo,  sin embargo las estructuras de dominación del capitalismo y del hetero patriarcado siguen vivitas y coleando y seguimos teniendo muchos motivos para estar insatisfechXs y si bien el térnino orgullo ha sido criticado desde muchos lugares me parece que es posible a la luz de la situación actual hacer algunas resignificaciones del mismo y con esto me gustaría terminar la columna de hoy.

A cuatro años del golpe militar en Honduras que sigue con su política de muerte y casi un año del golpe parlamentario en Paraguay,  orgullo es antiimperialimo.
Hoy, cuando la represión a los movimientos campesinos en Colombia  ha cobrado 4 nuevas víctimas,  orgullo es descolonización.
Hoy cuando las organizaciones indígenas que se oponen al modelo agropecuario del monocultivo, la explotación petrolera, la minería a cielo abierto o el desarrollo turístico en argentina son denominadas “traidoras”  y fuertemente reprimidas, orgullo es resistencia.
Hoy, a 11 años de la muerte de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán,  seguimos reclamando justicia y condena a los responsables políticos de los asesinatos, orgullo sigue siendo lucha.
Hoy cuando el número de femicidios  crece y los úteros siguen siendo propiedad del Estado,  las mujeres condenadas a la maternidad forzada y el aborto criminalizado, orgullo es revolución sexual.
Hoy, cuando bajo la bandera de los derechos derechos humanos, con genocidas juzgados y otros en espera, se invisibilizan las desapariciones en democracia de Iván Torres, Jorge Julio López, Luciano Arruga, Facundo Rivera Alegre, Daniel Solano, entre otros,orgullo es memoria, verdad y justicia.
Hoy cuando las banderitas del orgullo, que festejan el logro del matrimonio igualitario  nos llaman a una renormalización de nuestras familias homoparentales y nuestras relaciones sexo afectivas, orgullo es disidencia sexual.
Hoy cuando el gobernador de la Sota se apropia de reivindicaciones feministas y bajo su espurea ley de trata, intenta asimilar trabajo sexual a trata de personas,  reprime a las trabajadoras sexuales, mientras los proxenetas y tratantes siguen durmiendo tranquilados amparados por el poder político y judicial, orgullo es la libertad de decidir sobre nuestros cuerpos.
Hoy a tres años del asesinado lesfofóbico de la pepa Gaitán,  orgullo es deseos en rebelión.
Hoy cuando la población carcelaria del país sigue siendo sometidas a cruentos bejámenes y métodos de tortura como a los que recurrían los genocidas en la última dictadura cívico-militar-eclesiástica, como el submarino o  la picana eléctrica, especialmente las compañeras travestis quienes engrosan la lista del genocidio provocado por la falta de atención adecuada y el abandono a la personas con VIH/SIDA encarceladas, como Lara, fallecida  en el penal de Villa María el 27 de abril pasado.  Orgullo sigue siendo “esta mierda tiene que parar”. 
En el ojo de la Tormenta. Todos los jueves de 19 a 21 hs por FM Zumba la Turba
www.zumbalaturba.com.ar .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *