Guatemala: #NosDuelen56

nosduelen56_2Más de dos meses han pasado ya desde el incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, de la capital de Guatemala, donde 41 niñas perdieron la vida y 15 resultaron heridas de distinta gravedad. Desde Prensa Comunitaria se lanzó el pasado 15 de mayo la campaña #NosDuelen56 buscando instalar la exigencia de justicia por las “Niñas de Guatemala” en diversos países del mundo. En el programa de la RNMA, Enredando las mañanas, nos comunicamos con Lucía Ixchiu, una de sus integrantes, para que nos cuente en qué consiste.

La Campaña #NosDuelen56, explica Lucía, “es un ejercicio desde el arte, desde el periodismo, donde buscamos reivindicar la memoria de 56 niñas que fueron encerradas en un hogar estatal, de las cuales murieron 41. Hacemos el lanzamiento mundial de esta acción en coordinación con Desinformémonos en México, porque estamos muy ofendidas y dolidas y esta acción lo que busca es el grito de la justicia desde el arte”.

A pesar del dolor, la artista y comunicadora manifiesta la satisfacción “porque esto ha permitido fortalecer lazos de solidaridad entre organizaciones, entre medios de comunicación, e invitamos a unirse a la población en general a este grito por la niñez mundial, la de Argentina, la latinoamericana. Porque nos duele que la asesinen, que la maten de hambre, que la lastimen. Esperamos con esta acción global por las niñas, pedir y dejar precedentes para que esto no vuelva  a suceder, porque las niñas y los niños merecen crecer en paz, en armonía y en alegría”.
La Campaña, explica Lucía, convocó a “58 artistas de México, Guatemala , Francia, Argentina, Italia y España que se sumaron a la ilustración de las 41 niñas fallecidas”. En relación a los espacios que se han sumado a la convocatoria, “son 60 medios digitales y 40 organizaciones y colectivos del mundo que se unen al #NosDuelen56, que es una de la acciones para exigir el Ni una Menos. para seguir entrelazando la lucha por la dignificación de las mujeres”.

Dos meses después: dolor e impunidad

La Campaña tiene como objetivo impedir que el olvido y el silencio se instalen donde debe imperar la justicia. Por eso, explica Lucía, “inicialmente con esto, va haber lugares en el país donde se van a imprimir las fotos, ya se hizo un mural con un rostro de ellas , vamos a tratar de activar desde el arte algunas acciones para dignificar a las niñas”.

Mientras tanto, el proceso penal avanza, pero -continúa la comunicadora- “lamentablemente le dieron medida sustitutiva y arresto domiciliario a los únicos funcionarios imputados, que por el momento son tres. Estamos a la espera de seguir documentando las audiencias y seguir comunicando y socializando cómo va todo el proceso penal”.

Pero si hay algo que plasma la continuidad del daño, es la realidad de las 15 niñas que sobrevivieron al incendio. Sobre ellas, Lucía nos relata que “algunas de ellas se encuentran en Estados Unidos como consecuencia de las quemaduras que sufrieron, otras han regresado pero el estado que se encuentran es lamentable, fatal. Para nosotros es muy doloroso, lo ha sido  para las familias, han habido  esfuerzos pero es bastante complicada la situación de las quince sobrevivientes”.

El Estado es reponsable

La voz de la Campaña #NosDuelen56 se alza también para denunciar que desde “el Estado de Guatemala ha habido un silencio y una irresponsabilidad, no han sido capaces hasta la fecha de pronunciarse por el hecho a pesar que el Estado fue el responsable. Nosotros lo decimos y lo que esperamos es con esta acción, es dignificar a las niñas”.

Desde los espacios y movimientos sociales guatemaltecos, sostiene Lucía, “seguimos en la lucha por la vida y repudiamos todo tipo de hechos, es que en realidad la ola de homicidios y femicidios hacia nosotras no se ha detenido. También repudiamos todo lo que pasa en México, lo que ha pasado en Argentina, en el mundo entero, donde es tan fácil y con tanta impunidad asesinar  mujeres y sobre todo asesinar niñas”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *