Este 29 de Mayo, ¡recuperemos las consignas del Cordobazo!

Desde Zafarrancho Colectivo Revolucionario el año 2016 realizamos un programa especial en vinculación con el Cordobazo. En esa ocasión nos acompañó Vasco Orzaocoa, quien nos compartió su experiencia en ese momento histórico y los aprendizajes que de allí se desprendieron.

El Cordobazo fue una rebelión popular e insurrección urbana que se dio a finales de  mayo de 1969, en el marco de un gobierno de facto desde 1966. El contexto político era sumamente autoritario y conservador, con prescripción de todos los espacios de participación, como gremios y centros de estudiantes. Además fue cercenada la libertad de prensa y proscripto el peronismo.

Asimismo,durante la década se dio un fenómeno particular que tuvo que ver con la vinculación de la universidad con las clases trabajadoras: la irrupción de trabajadores y trabajadoras en la educación formal le dio un tinte particular a estos espacios.

Vasco nos cuenta: “Habíamos llegado a la conclusión de que para hacer fuerte el movimiento estudiantil, y el repudio a estos planes de privatizar el comedor universitario, el cierre de los centros de estudiantes, para recuperar nuestros espacios, era fundamental estar muy unidos a la clase trabajadora, a los obreros. Ahí empieza esto de la unidad obrero- estudiantil”

Además, durante los primeros meses de 1969, se cerraron muchísimos espacios laborales, se congelaron los salarios y el índice de inflación creció considerablemente. Claramente, para sostener esta situación de crisis, la represión fue la herramienta principal del Estado.

En este marco, la CGT declaró una huelga de 24 hs para el 30 de Mayo. En Córdoba, los sindicatos decidieron adelantar la medida para el 29 y realizar una movilización hacia un acto en la sede. Esta iniciativa, potenciada por la vinculación obrera estudiantil, y por un gran apoyo popular en repudio a las acciones represivas y de ajuste del Estado, colmó las calles y ocupó no sólo el centro de Córdoba, sino también los barrios aledaños y aquellos ocupados por fábricas y universidades. Esto obligó a las fuerzas represivas a replegarse en la central.

Todo esto derivó en la renuncia del gobernador de la provincia, Caballero, y en la reanudación de las negociaciones colectivas de las condiciones de trabajo. Fue un puntapié para comenzar a romper la unidad y la estabilidad del gobierno de facto.

Te invitamos a que escuches nuestro programa, donde reconstruimos con testimonios y algunas intervenciones artísticas lo que pasó en Córdoba en Mayo del 69.

 

 

Desde Zafarrancho, gritamos bien fuerte: este 29 de Mayo, ¡recuperemos las consignas del Cordobazo!

¡Recuperación de los espacios de organización de los trabajadores, fuera la burocracia de nuestros gremios!

¡Arriba la participación estudiantil! ¡La educación debe ser una práctica revolucionaria!

¡Basta de inflación y ajuste!

¡Frente a la represión: organización y lucha conjunta!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *