3 de junio: gritar bien fuerte ¡Ni una menos!

_MG_8861En el día de hoy se realizó la conferencia de prensa de la Asamblea Ni Una Menos, en la que las integrantes del espacio que nuclea más de 40 organizaciones de mujeres, feministas, estudiantiles, sindicales, sociales, políticas, etc., difundieron los reclamos centrales de la movilización que recorrerá las calles este sábado a partir de las 17 hs.

Ante la realidad acuciante del aumento de la violencia machista, la conferencia se centró en la denuncia de lo insuficiente de las políticas públicas destinadas a prevenir, sancionar y erradicar la violencia en los distintos niveles, así como a dar respuesta a las mujeres y personas que atraviesan esta situación.

Las exigencias, que se distribuyeron en un petitorio escrito, se dirigieron en primera instancia al gobierno nacional con el pedido de 1% del presupuesto estatal nacional, pero se desarrollaron en detalle orientadas a la gestión provincial y las falencias del Polo Integral de la Mujer. Entre otras cosas, el reducido número de equipos y profesionales que deben atender las denuncias de violencia de género y su precarizción, donde detallaron que “en la provincia de Córdoba hay distribuidos en la actualidad cerca de 1450 botones de pánico y sólo 15 profesionales conforman la brigada destinada a su seguimiento, las cuales están en condiciones laborales de precarización”. En relación a las mujeres en situación de violencia, se reclamó la “asistencia psicológica, social, judicial y económica, como así también políticas que brinden seguridad a quienes denuncian esta situación, incluyendo refugios en todo el territorio provincial”._MG_8866

Asimismo, fue planteada la necesidad de plena implementación de la ley de Educación Sexual Integral.

Estuvieron presentes en el auditorio un grupo de amigas de Ana Rosa Barrera, la mujer de 46 años que era buscada desde el domingo y cuyo cuerpo cruelmente mutilado fuera hallado apenas unas horas después de ocurrida la misma. El reclamo por la absolución de Dahyana Gorosito también se mostró con una bandera portada por integrantes de la Mesa de Trabajo #LibertadparaDahyana.

Adjuntamos el petitorio difundido:

PETITORIO DE NI UNA MENOS – JUNIO DE 2017
VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS
El Estado y los gobiernos son responsables

Desde la Asamblea Ni Una Menos, conformada por más de cuarenta organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y feministas de Córdoba, dirigimos este Petitorio a los gobiernos nacional, provincial y municipal como provincial, el cual fue consensuado a partir del relevamiento de las necesidades del movimiento de mujeres y la situación actual en torno a la violencia de género.

– Exigimos que el 1% del presupuesto estatal nacional se destine a políticas de prevención, erradicación y sanción de la violencia de género, como así también a la asistencia a las mujeres y personas que se encuentran en esa situación.

– Pedimos que ese presupuesto se gestione con el control de las organizaciones de mujeres y las trabajadoras.

– En el ámbito provincial, entendemos que es la lucha del movimiento de mujeres la que ha conseguido que hoy exista un Polo Integral de la Mujer. Sin embargo, el mismo no deja de ser sólo una medida mediática de cara a la sociedad, que resulta insuficiente y no responde efectivamente a nuestras necesidades y exigencias. Por eso solicitamos que se aborde de manera responsable la situación de emergencia de la violencia de género en la provincia. Para esto se necesita destinar presupuesto de manera que el Polo Integral de la Mujer tenga equipos profesionales suficientes que garanticen la atención adecuada. Por ejemplo, en la provincia de Córdoba hay distribuidos en la actualidad cerca de 1450 botones de pánico y sólo 15 profesionales conforman la brigada destinada a su seguimiento, las cuales están en condiciones laborales de precarización.

– La precarización y condiciones de trabajo de las compañeras trabajadoras del Polo constituyen en sí mismas una forma de violencia laboral, económica e institucional inaceptable, en cualquier área del Estado, pero una contradicción aún más flagrante en el área destinada a combatir la violencia.

– Denunciamos el vaciamiento de la Secretaría de Trata, que cuenta en la actualidad sólo con dos trabajadoras sociales y cuatro psicólogas, para la totalidad de la población provincial.

– Para poder decir que Vivas y Libres nos Queremos, necesitamos que las mujeres en situación de violencia machista tengan garantizada asistencia psicológica, social, judicial y económica, como así también políticas que brinden seguridad a quienes denuncian esta situación, incluyendo refugios en todo el territorio provincial.

– Hacerle frente a la violencia de género implica un plan de acción integral que incluya medidas de prevención y promoción de estrategias en todos los niveles del Estado y una real implementación de la Ley de Educación Sexual Integral.

– También es imprescindible la formación con perspectiva de géneros para todas y todos los agentes del estado, en especial las y los integrantes del poder judicial. Denunciamos las trabas y dificultades a la hora de aplicar el agravante de femicidio en las causas de la justicia local, así como los sesgos machistas presentes en los fallos y procedimientos ante denuncias de violación, violencia de género, abuso o reclamos por cuota alimentaria. Esta situación se debe transformar con capacitación y decisiones al respecto.

– A nivel municipal, las políticas de abordaje de la violencia de género resultan irrisorias y casi inexistentes ante la gravedad de la situación. Hoy se encuentras reducidas a una oficina vacía bajo el cartel de Niñez, Mujer y Familia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *