El Puente irregular de Schiaretti

En septiembre del 2011, al poco tiempo de inaugurarse la Nueva Terminal de Ómnibus de Córdoba, comenzó la construcción de un Puente ubicado en la zona de San Vicente sobre el Río Suquía. Estas obras no fueron contempladas en los planos de la Nueva Terminal, a pesar de su conexión, y fueron aprobadas sin la Evaluación de Impacto Ambiental. Su impacto ambiental negativo se agrava al estar ubicado en las inmediaciones de un barrio residencial (Villa La Maternidad), del hospital materno-innfantil, y de una escuela primaria y una secundaria.

Este puente inconcluso que se comenzó bajo la última gobernación de Juan Schiaretti se ubica cerca de las vías del tren en San Vicente y va desde la costanera de Bº Juniors hasta la de Villa La Maternidad. Se proyecta que desemboque en la Av. Agustín Garzón, justo al frente del Dinosaurio Mall (ahora Super MaMi Dino) y estaría destinado a conectar las dos terminales de ómnibus con circunvalación, a través de costanera; creando de esta manera una nueva vía de entrada al centro de la ciudad. Forma parte de la sistematización y ordenamiento vehicular de la Nueva Terminal de Ómnibus aunque en ningún momento fue planteado en los planos de la terminal presentados (tardíamente) a la Municipalidad.

IMG-20170518-WA0012Este polémico puente al cual se opusieron tanto lxs vecinxs de Villa La Maternidad como lxs de Bº Juniors quedó inconcluso durante 6 años, hasta la nueva gobernación de Juan Schiaretti, quien retomó la iniciativa de completar el proyecto. La traza del mismo atravesaría el predio de Villa La Maternidad por el Pasaje Letizia, desembocaría en A. Garzón y conectaría con una rotonda en la intersección con el Bv. Pte. Perón. Las obras serán financiadas por la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento con un presupuesto oficial de 140 millones de pesos y ejecutadas por Vialidad Provincial.

En el 2012 el Dr. Raúl Montenegro, presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM), realizó un Informe de las “Consideraciones Generales sobre el Impacto Ambiental del Puente Letizia” en el cual fundamenta que el proyecto de la Nueva Terminal de Ómnibus debería haber contemplado la construcción del puente, así como haber sido integrado en su Evaluación de Impacto Ambiental. Las irregularidades en la aprobación, construcción e inauguración de la Nueva Terminal violando la Ley Provincial del Ambiente 7343/1985, su Decreto Reglamentario sobre Evaluación de Impacto Ambiental 2131/2000, la Ley Nacional de Ambiente 25675 y la ordenanza municipal 9847, todas aprobadas por la Legislatura Provincial y por el Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba respectivamente demuestra el accionar impune y desmesurado del gobierno. Obras que al cabo de poco tiempo de ser inauguradas inconclusas (apresuradxs por la finalización del mandato de Schiaretti) sufrieron inundaciones, desbordamiento de cloacas en la zona, entorpecimiento del tráfico y retardo en la llegada y salida de colectivos, etc.

La obra del puente se aprobó tan sólo con un Aviso de Proyecto y sin Audiencia Pública obligatoria por ley. Como indica Raúl Montenegro, según la Ley provincial de Ambiente 7343/1985, la Secretaría de Ambiente de la provincia puede exigir a cualquier obra Estudio de Impacto Ambiental si lo cree pertinente. Pero a Schiaretti le bastó con un Aviso de Proyecto para iniciar la construcción de un puente que contará con cuatro carriles vehiculares para el transporte específico de colectivos y que atravesará un barrio residencial, en las inmediaciones de dos colegios y un hospital materno-infantil.

Al momento de su realización no contó con ninguna Evaluación de Impacto Ambiental tanto en el ámbito provincial como municipal, violandola Ley provincial de Ambiente  y la  ordenanza  9487.

 

Últimos acontecimientos:

El pasado 17 de mayo se hicieron presentes en la Villa obrerxs de la empresa constructora Paolini Hnos. y del Ministerio de Desarrollo Social, custodiados por la policía provincial. Los obreros bajaron materiales al predio de la20170518_123833 Villa mientras lxs vecinxs se reunían para exigir explicaciones. En menos de dos días levantaron un cerco de alambre alrededor del pasaje Letizia, trazando el camino del puente e impidiendo la libre circulación de lxs vecinxs excepto por algunas entradas que debieron exigir que se realicen en la malla. La misma empresa, en concomitancia con la policía y los funcionarios del ministerio, colocaron reflectores en las columnas que sostienen el cerco, las cuales permanecen prendidas toda la noche. La luz eléctrica es robada a lxs vecinxs sin permiso ni autorización, lo que provocó que por varios días algunas casas permanecieran sin corriente eléctrica.

IMG-20170522-WA0007

Lxs funcionarixs del Ministerio provincial afirmaron que las familias asentadas en el pasaje serían reubicadas debido al avance del puente y acordaron realizar mesas de diálogo con lxs vecinxs. Primero convocaron a las familias al Ministerio en cuatro grupos distinto, y las ofertas fueron rechazadas por su inconsistencia y mediocridad. Más tarde se convocaron mesas de diálogo en la Villa, llegando a algunos acuerdos que el Gobierno no cumplió como la visita a los posibles terrenos en donde se realizarían las casas. Así mismo las propuestas del gobierno se orientaron al pago de un alquiler por algunos meses y la posible entrega de casas en las afueras de la ciudad, violando los derechos de todas las personas de elegir en dónde quieren vivir y desconociendo las raíces que sembraron durante años lxs habitantes en Villa La Maternidad.

Luego de más de un mes de silencio por parte del Ministerio y de la intensificación del accionar policial amedrentando e impidiendo violentamente que lxs vecinxs efectúen mejoras a sus casas se realizaron durante dos días seguidos, el 3 y 4 de julio, cortes de calle en la Av. Agustín Garzón, contando con guardia policial y dos camiones de infantería que intempestiva y violentamente exigieron el levantamiento del corte.

IMG-20170703-WA0025

El martes 4 de julio, se hizo presente Luis Vélez, director de hábitat del Ministerio y dialogó con lxs vecinxs. Estos propusieron una salida al conflicto y el funcionario público aseguró que el próximo martes 11 de julio se hará presente nuevamente en la Villa para cerrar el acuerdo, amenazando que si se realiza un corte de calle antes de esa fecha se cerraría la negociación inmediatamente. A su vez se le exigió el cese del hostigamiento policial, al cual Vélez respondió desconociendo la situación y asegurando que él no podía hacer nada al respecto. Cabe destacar que desde mayo la policía permanece vigilando la villa las 24 horas del día.

Por otro lado, las estrategias desplegadas por el Ministerio de la Provincia de Córdoba apuntaron a la ruptura de lazos internos en la villa y a deslegitimar todo el acompañamiento y apoyo recibido en su resistencia; prácticas que lxs vecinxs de conocen muy bien por su experiencia de lucha durante 13 años, y de las que no se hacen eco. Sabemos que un pueblo individualizado y enfrentado es un pueblo dominado.

Impacto ambiental negativo del puente:

Según Montenegro hay algunos impactos negativos específicos que alterarían la salud de las personas y del medio con la actividad del puente, entre ellas la polución de partículas contaminadas con plomo, asbesto y gases productos de la combustión. Además de ruidos molestos.

En relación a la cercanía del hospital, Montenegro advierte que los embriones y fetos en el útero así como bebes y niñxs pequeñxs tienen una mayor superficie de exposición a los contaminantes: “los bebés tienen además una extrema sensibilidad auditiva a los ruidos molestos; valores altos de presión sonora pueden provocar daños a veces permanentes. Los anteriores son temas centrales cuando se evalúa el impacto de la actividad vehicular en la contaminación del aire (partículas, gases, ruidos molestos) y por lo tanto en la salud de las personas (sobre todo embriones, bebés y niños pequeños)”.

Los impactos contaminantes de la actividad del puente se sumarían a otros impactos ambientales pre-existentes como son las derivadas de la red vial, el nudo vial del Hombre Urbano, las dos terminales de ómnibus, etc., que tampoco fueron evaluados en la integridad del “Aviso de Proyecto”.

En el caso de Villa La Maternidad, en donde habitan personas de todas las edades, el paso del puente implicaría el desalojo de parte de la Villa, y la división de la misma en dos. Las personas que se ubican en el Pasaje Letizia (contemplado en la traza) serían reubicadas. El resto de la Villa debería aprender a vivir con un puente de tal envergadura a su lado, con el paso constante de vehículos como colectivos de larga y media distancia a toda hora del día, con la contaminación visual, sonora y la polución de gases y partículas pesadas.

IMG-20170523-WA0011

Sumado a esto, la preocupación de lxs vecinxs también se centra en sus formas de vida gestadas y arraigadas en esos territorios durante años. La vida residencial en la villa sería alterada en su totalidad con el paso del puente de 4 carriles y el contacto y desplazamiento de sus habitantes en todo el territorio se vería seriamente afectado. Lxs vecinxs dejarían de moverse libremente en sus tierras como lo hacen hasta el día de hoy. A su vez la seguridad de lxs niñxs significa también una gran preocupación ya que el pasaje Letizia representa un punto de encuentro y recreación para ellxs. El paso constante de vehículos a altas velocidades representa peligros latentes para el desplazamiento de transehuntes en cualquier zona residencial, y lxs vecinxs de la villa en particular temen por el bienestar de lxs niñxs tan habituados a jugar y desplazarse libremente por su territorio. Así como lxs estudiantes de las escuelas secundaria y primaria cercanas.

También es importante destacar que para realizar estas obras en territorios declarados anegables por el gobierno provincial será necesario, tal como lo indica su página oficial, elevar las costaneras Norte y Sur, evitando futuras inundaciones del puente. Interesante es pensar que en tan poco tiempo se haya tomado la decisión política de evitar las inundaciones en la zona por la construcción de un puente que no fue consensuado con la población civil cordobesa, ni mucho menos con lxs vecinxs más afectados que deberán ser reubicados de sus casas y otrxs que tendrán que aprender a convivir con un monstruo de hormigón. Sin embargo, dicha decisión no se ejecutó con anterioridad por ningún gobierno (en estos 130 años de existencia de Villa La Maternidad) para resguardar y mejorar la calidad de vida de las personas que habitan y habitaban los márgenes del río ante el desbordamiento del mismo. Es evidente que lo que moviliza las decisiones políticas de los gobiernos son los beneficios económicos y los intereses privados de lxs de arriba, en contraposición a la seguridad y bienestar de la población.

 

Otra vez la Villa marginada:

Con el comienzo de las obras del puente en el año 2011, los vecinxs tanto de Villa La Maternidad como de Bº Juniors se alertaron por la situación al punto de comenzar distintas acciones de visibilización y pedido de información pública oficial. Lxs vecinxs de la Villa, como es costumbre, no recibieron respuesta oficial alguna ante la nueva amenaza de desalojo que implicaba el puente. Por el contrario, lxs vecinxs de Bº Juniors sí recibieron respuestas casi inmediatas por parte del propio intendente Ramón Mestre y del secretario de Obras Públicas, los cuales se comprometieron por medio de una carta dirigida al Ministerio a evitar que el puente “baje a Juniors”.

A su vez, en una entrevista realizada por la empresa Teleocho Noticias a fines del año pasado, el Secretario de Arquitectura de la provincia Daniel Rey  afirmó que “Villa La Maternidad ya no existe más”, ignorando los 130 años de existencia de la villa como barrio obrero de los molinos en sus inicios y sus 13 años de lucha en contra del desalojo. También aseguró que sólo existe una casa a reubicar en la actualidad, desconociendo las 17 familias que se ubican en la traza del puente. En contraposición, reiteró la tranquilidad para lxs vecinxs de Bº Juniors al asegurar que el puente no interrumpirá su vida residencial. (ver aquí).

 

Villa La Maternidad es foco constante de las diversas estrategias desplegadas por los gobiernos de turno para desalojarla mediante sus fuerzas represivas estatales, amedrentamientos y amenazas de funcionarios públicos, y la desidia y marginación oficial a la que la someten. Movilizadxs por los intereses especulativos e inmobiliarios en esas tierras de gran valor capital para lxs de arriba. Sin embargo, lxs vecinxs siguen defendiendo su derecho a elegir el lugar y la forma para construir su vida, protegiendo las tierras en donde decidieron semillar-se, donde estas sus raíces e historia, y a las que a muchxs vio nacer.

 

Hacemos responsable a todos los estamentos de gobierno, tanto municipal como provincial y nacional ante los constantes hostigamientos, amedrentamientos y represión que sufren lxs vecinxs de Villa La Maternidad y ante cualquier nuevo hecho de violencia del que sean foco, por parte de la policía y de los funcionarios públicos.

También repudiamos enérgicamente todas las estrategias divisionistas y deslegitimadoras perpetradas por los funcionarios del gobierno con el objetivo de romper la unión y la lucha de lxs vecinxs.

NI UN METRO MÁS! NO PASARAN!

TIERRA Y VIVIENDA PARA QUIEN LA HABITA Y LA TRABAJA!
VILLA LA MATERNIDAD NO SE TOCA! SE URBANIZA!

20170703_112649

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *