Formosa: “Acá, si matan a un indio, no hay justicia”

camioneta ninos wichiEn la tarde del pasado sábado, dos niños wichis de 12 y 14 años fueron atropellados por el intendente formoseño Víctor Adolfo Pérez, Jefe Comunal de Pozo de Maza, persona muy conocida por las comunidades de la zona, y no por tener acciones justas hacia las comunidades.
Durante el Enredando las mañanas de este lunes logramos comunicación con la tía de los niños asesinados, Lorena Frías, quién comenzó su relato “agradeciendo ante todo la posibilidad de darnos este espacio para poder expresar no solamente nuestro dolor, sino también para poder dar a conocer cómo sucedieron los hechos, y lo que continúa sucediendo”.


Contextualizando, Lorena Frías nos contó que “en Formosa las clases comenzaron el lunes de la semana pasada, por lo que estos niños estaban asistiendo a clases. Ellos hacen un recorrido de quince kilómetros porque están en una comunidad que está alejada del pueblo, llevando adelante la misma rutina, todos los días, de lunes a viernes, para poder asistir al colegio, en una moto, ya que como todos saben, la moto es el único transporte con el que contaban”.

Lorena continúa explicando que “el día viernes, los chicos salieron temprano de la escuela; no tenían profesor, tuvieron dos horas de clase, retirándose del establecimiento para dirigirse a su hogar, y a la salida, subiendo la ruta, fueron atropellados por este señor [Víctor Adolfo Pérez, Jefe Comunal de Pozo de Maza]”.

En relación al autor del hecho, la tía de los niños víctimas fallecidos plantea que “éste no es cualquier señor. Ya tuvo precisamente otro episodio, hace dos años, tuvo un accidente, casi en la misma fecha y en el mismo lugar. Un accidente, donde esta misma persona se cobró otra vida. Entonces, esta persona ya tiene tres crímenes cometidos con su vehículo”.

Luego le preguntamos sobre cuál es la actual situación legal de Víctor Adolfo Peréz (alias “el chaqueño”), y Lorena nos contó que no hay proceso legal, detención ni nada en curso: “Hay un olvido total por parte de las autoridades como de la justicia misma. Este señor, inmediatamente luego del accidente, se hizo presente en Ing. Juárez, Formosa, con Gendarmería y abogados, en representación de él. Jamás fue detenido, ni demorado, por el sólo hecho de ser funcionario público”.

También le preguntamos sobre la cotidianeidad que viven las comunidades wichis en sus territorios y si estos crímenes se inscriben en una situación extraordinaria, o son parte de una matriz racista. Lorena Frías fue contundente: “Esto es común en todas las comunidades, a todos los originarios. Acá un originario no tiene derechos. Sólo es tenido en cuenta para las fechas electorales, cada cuatro años, cada dos años, para votar, pero después, el resto del año no existen los originarios. Esto es común en las zonas del norte, en Formosa, Chaco y Salta. Acá, si matan a un indio, no hay justicia. Es como si mataran a un pajarito. No existen”.

Lorena no puede ocultar la desesperanza ante las situaciones que enfrentan día a día, y explica: “Yo imploraba justamente a la gente que tenga la posibilidad de contar y trasmitir lo que está pasando, ya que muchos ciudadanos están mal informados o no están al tanto de la situación. Yo personalmente estoy muy destrozada y desilusionada del Estado nacional y provincial, porque estas cosas las tendrían que haber evitado. Por ejemplo, uno de los niños no murió en el momento, agonizó. El problema es que no hay hospitales, sólo hay salitas de primeros auxilios que no cuenta ni siquiera con ambulancias”.

La falta de respuesta del Estado en relación a las necesidades básicas de las comunidades como la educación, obliga a niños y niñas a tener que hacer recorridos en condiciones poco seguras. “El recorrido -desarrolla Lorena- que hicieron los chicos yo lo hice hace años, cuando me iba en bicicleta o a veces me iba caminando para llegar a la escuela. Si el Estado hubiera estado presente, estos chicos no tendrían que estar recorriendo la ruta todos los días, con el peligro de que venga un loco al volante, como éste ebrio, y los termine atropellando”.

Muchos nos dicen que este hombre no puede quedar preso por dos motivos: uno, por ser funcionario público, dos, por estar conduciendo en estado de ebriedad. Esos dos motivos nos dicen que son los que no permiten que sea detenido”.

Lorena Frías, por otro lado, pidió al aire que “si algún medio puede acercarse al lugar donde vivían estos niños, para ver cómo viven las familias, como vive la gente de la comunidad, caminar y ver el recorrido que tenían que hacer estos chicos, ir a la escuela, y hablar con los maestros, que con mucho dolor, los despidieron sus compañeritos, cómo todo el pueblo acompañó a estos niños. Tienen que ver y vivir la situación de cada uno. Le echan la culpa a la madre por dejarlos usar la moto, y la realidad es que no muchos niños wichis cuentan con la posibilidad de tener una moto como medio de transporte, para poder asistir a clases. Muchos abandonaron la escuela por no tener con qué ir todos los días a la escuela. Por favor, que alguien vaya, grabe, vea, cómo viven realmente los pueblos originarios en cada comunidad”.

Cerramos la comunicación contando al aire cómo compañeros de Radio La Retaguardia (integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos), estuvieron en Formosa hace poco más de diez días, en el marco de la detención del referente wichi Agustín Santillán, que ya lleva más de tres meses, contando su “viaje al mundo wichi” y la manera en que se expresan las desigualdades, las dinámicas sociales y la matriz racial que nace desde el Estado mismo.

Lorena nos cuenta finalmente que “respecto de la detención de Agustín Santillán, causa en la cual también estoy implicada, es lamentable su situación, y es producto de todas las denuncias que venimos realizando desde hace años con Agustín, como por ejemplo el tema de la droga. Esta persona que atropelló a estos niños wichis, el año pasado estuvo involucrado con eso, cuando lo agarraron con un cargamento de droga, y no está preso. Estas cosas venimos denunciando”.

Para ellos los delincuentes somos nosotros, y tenemos causas armadas. Actualmente Agustín Santillán está preso y yo estoy con orden de detención, presa en mi propia vida. Esto tiene que parar. Nación debería hacer presencia en nuestros lugares. Pareciera que el norte es otro país, que no pertenece a la Argentina”.

Debemos tener en cuenta que el jueves pasado, la policía provincial realizó una visita inesperada a Agustín Santillán, referente wichi, que lleva tres meses de detención: de forma violenta, ingresaron efectivos a la celda donde está privado de su libertad, en la Alcaidía mixta de Las Lomitas, donde le hicieron llegar un mensaje alarmante: “Agustín cuídate, y hablá con tu gente, porque los del gobierno te quieren matar”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *