Caso Porta: “Por primera vez vecinxs van a poder expresar lo que el Estado les ha negado: su testimonio”.

En Cada Día Somos Más de El Chancho y La Maceta hablamos con el abogado Dario Avila, a días de la audiencia por el amparo ambiental, el próximo 7 de agosto, en Tribunales Federales de Córdoba Capital, por la contaminación e ilegalidad de Porta Hnos., y la inacción del Ministerio de Energía y Minería de Nación. Amparo que protagonizan vecinxs de zona sur que reclaman Justicia por lxs enfermxs y muertxs.

Porta Hnos. es una empresa tradicional de Córdoba, que desde 2012 puso en funcionamiento una planta de bioetanol en su predio, a solo 6 kilómetros del centro de Córdoba. La fábrica produce 100 mil litros diarios de bioetanol a partir de maíz transgénico fermentado, lindero a las casas de quienes residen históricamente en barrio San Antonio. Preocupadxs desde entonces, por el rápido efecto sobre la salud que empezaron a percibir, se organizaron como Vecinos y Vecinas Unidos en Defensa de un Ambiente Seguro (V.U.D.A.S.).  

Luego de cinco años de acudir a todas las reparticiones administrativas y judiciales posibles, vecinos y vecinas de la zona sur de la ciudad de Córdoba, el próximo 7 de agosto en el Juzgado Federal N°3 que lleva el juez Hugo Vaca Narvaja, presentarán sus testimonios y pruebas sobre cómo les afecta desde 2012 la producción de Porta Hnos.

Darío Avila, junto a Carlos González Quintana, patrocinan la causa de lxs vecinxs contra la contaminación ambiental, y en comunicación con Zumba La Turba caracterizó al contrincante: “Esta es una empresa muy conocida, muy prestigiosa en Córdoba. De hecho su titular, José Porta ha sido un referente político muy conocido. Ha sido Secretario de Industria del Gobierno del radicalismo. Estamos hablando claramente de una empresa no solo reconocida por sus actividades, sino también porque sus dirigentes han ocupado cargos políticos estratégicos en Córdoba”.

Pero eso no queda ahí. Este caso nos permite entender las tramas que lo conectan con el modelo de producción transgénica y tóxica, la agricultura Monsanto, en el circuito de producción industrial en los países del sur, que exponen a la población a altísimos niveles de contaminación, nunca antes conocidos: “esta es una empresa tradicional que se dedicaba al rubro alimenticio, pero en febrero del 2012  modifica parte de su producción y comienza a producir bioetanol sobre la base de la utilización del maíz transgénico”, explicó Dario Avila.

La ley y la trama de Porta Hnos.

En el camino de encontrar quién tomara el reclamo de lxs vecinxs que ven día a día el deterioro de la salud comunitaria, lograron que la Justicia Federal diera lugar el amparo ambiental que presentaron por la falta de habilitación de la planta para la producción de bioetanol. Relata el abogado que: “Están poniendo en discusión  esta falta de autorizaciones y habilitaciones de la Secretaría de Energía, y porque la empresa ya está funcionando desde el año 2012 y no ha cumplido con la que la ley le señala”. Explica que esto es así aunque “la empresa dice que lo utiliza [al bioetanol] para consumo propio, pero en realidad, lo que los vecinos están cuestionando es que esa empresa como tal, indistintamente del destino del alcohol, viola la propia Ley de Biocombustible, la 26.093, que establece que tanto la puesta en funcionamiento como la habilitación de este tipo de emprendimiento tiene que tener un autorización previa por parte de la Secretaría de Energía de la Nación”.

A esta negligencia, se le suman otras, enumera Avila: “La empresa no ha llevado a cabo de forma correcta y legal, el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, que exige la Ley General del Ambiente. Tampoco, se ha convocado a los vecinos a una audiencia pública. Claramente son dos los motivos, o ejes, por los cuales hoy los vecinos están discutiendo en la Justicia Federal; concretamente en el Juzgado N°3, a cargo del Doctor Vaca Narvaja”.

Pero hay otro ítem más que se suma a la lista de irregularidades, y compete a la primera puerta que tocaron lxs vecinxs en busca de ayuda: la Municipalidad de Córdoba. Dario detalla que “la empresa está violando la ordenanza del uso del suelo. La empresa está instalada en un lugar que está clasificado con una ordenanza municipal que es 4B. Eso dice que es zona residencial, no industrial. La empresa está violando esa ordenanza por lo tanto no debería haberse instalado nunca en ese lugar. La ordenanza dice que para aquellas actividades que sean altamente riesgosas, explosivas o inflamables, como el caso del bioetanol, tiene que ubicarse en otro sector, que es un patrón de suelo 6.  Está instalada en un lugar no permitido”.

Otra de las maniobras disuasorias de Porta Hnos. es argumentar que el barrio es posterior a su actividad contaminante, por lo cual, explicó Avila: “Una de las  pruebas que hemos aportado a la causa son escrituras públicas. Vecinos cuyas viviendas datan de los años 60 y 70. El barrio ha precedido a la instalación de la empresa Porta. La empresa Porta llegó allí en el año 95”. Y aporta otro antecedente de esta compañía icono del empresariado local: “Llega porque tuvo un incidente la empresa con anterioridad, que fue un hecho de explosión, de incendio. La empresa Porta funcionaba en el centro de la ciudad. A partir de este incidente se ordena la reubicación, y en definitiva cae la empresa allí. Hay un precedente, sumado a la situación de absoluta ilegalidad”

Dario Avila, que tiene tras su espalda haber patrocinado el Juicio contra la Fumigación, la causa Ituzaingó que sentó el primer precedente de condena respecto a las fumigaciones como contaminación con residuos peligrosos, conoce bien lo que es estar frente a lxs poderosxs y sus artimañas. Nos explica que: “Son varias las irregularidades que hoy podemos plantear desde la Justicia en relación a Porta. Pero evidentemente su poder económico y su poder político hacen que aún al día de hoy esa empresa esté radicada en ese lugar”.

Dario nos adentra en el camino recorrido para llegar a esta Audiencia por el Amparo Ambiental, del próximo lunes 07 de agosto. Explica que el primer intento fue agotar la vía administrativa en la Municipalidad de Córdoba. Pero encontraron oídos sordos: “Los vecinos hicieron el reclamo administrativo correspondiente ante la propia Municipalidad. Es justo mencionar que Porta está instalada en ese lugar en base a dos autorizaciones que le otorgó en su momento la Municipalidad de Córdoba: una en el año 2009 y otra en el año 2010. A falta de una respuesta de la Municipalidad, que dejó vencer todos los plazos, las madres que integran el grupo VUDAS tomaron la decisión de ir y encadenarse en el interior de la intendencia. Estuvieron dos días reclamando en el Palacio Municipal, para que el Intendente las reciba y les dé una solución definitiva. En ese marco, en su momento hubo aprietes y amenazas, se les cortó el acceso a los alimentos,  se clausuraron los baños. Acciones inhumanas, con el objetivo claro de doblegar a las madres en su reclamo, para que desistieran del mismo”. Mestre nunca las recibió, y se fueron con la promesa de un estudio de Salud a cargo de la Municipalidad, que nunca se realizó.

También golpearon las puertas de la Justicia Provincial. Pero tampoco encontraron  imparcialidad, ni garantía para sus Derechos. Relata el abogado que “Esta no es la primera iniciativa que toman los vecinos desde el punto judicial. También habían realizado una denuncia penal. Y en el marco de esa denuncia, que después fue archivada por el fiscal Mana, se hizo una pericia fisicoquímica. Se pudo establecer que durante el proceso de producción del bioetanol se produce la liberación al aire de gases que son altamente tóxicos, entre ellos el  tolueno, el xileno y el formaldehido, clasificado por la OMS como producto cancerígeno. Si tomamos como dato la ficha química internacional, vemos que el tolueno y el xileno, describen entre los efectos agudos y crónicos, estos que los vecinos dan en el relevamiento epidemiológico: patologías relacionadas a problemas eruptivos, problemas respiratorios, problemas en la visión. Claramente todas las pruebas dan cuenta de que a partir de la puesta en funcionamiento de esta planta los vecinos empiezan a experimentar toda esta serie de patologías y enfermedades. La empresa no puede establecer que no contamina porque lo único que establece esa posibilidad es un estudio de impacto ambiental, cosas que nunca hizo”.

Amparo Ambiental: primera audiencia pública en Córdoba

No existen antecedentes en la Provincia de Córdoba de recursos de amparo ambiental que tengan acceso a la Justicia Federal. Ese es un ámbito de competencia de la Provincia, por lo general. Al ingresar en la demanda la Secretaria de Energía y Minería de Nación, pasaron al fuero federal.

Tampoco se registran antecedentes de audiencias por recurso de amparo ambiental que tomen estas características de abiertas a la ciudadanía y la prensa. Explica Avila, que eso, también, es resultado de la lucha incansable de lxs vecinxs: “Esto viene a colación de peticiones expresas que hemos hecho. Solicitamos que la audiencia sea abierta al público, y por suerte el Juez ha dado recepción favorable al pedido. Por primera vez en la justicia cordobesa, tanto Provincial como Federal, se  ha abierto una instancia de participación ciudadana. El Juez ha dado curso favorable y ha permitido que en esta audiencia, todos los vecinos amparistas (23 vecinos que han firmado el amparo) puedan hacer uso de la palabra y dar testimonio de todo lo que vienen vivenciando en todo este tiempo vinculado al conflicto con la empresa Porta. Normalmente este tipo de audiencias son secretas y cerradas, únicamente participan los abogados patrocinantes. Se les ha dado a los vecinos esta posibilidad de dar testimonio respecto a los inconvenientes. También se va a permitir el ingreso de los medios de comunicación que también lo vemos como un hecho positivo, porque se van  poder reflejar los testimonios”.

Cierra el diálogo con Zumba La Turba Dario diciendo que: “Por primera vez estos vecinos van a  poder expresar lo que el Estado les ha negado: escuchar su testimonio. Tenemos esperanza.”

Coordenadas

Audiencia por la vida: 7 de agosto, 10 horas en los Tribunales Federales (Concepción Arenal 690)

Escuchá aquí la entrevista competa:

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *