¡El poder originario del pueblo podrá!

Lo ocurrido hoy en Venezuela donde 8.089.320 de personas asistieron a las urnas a elegir a más de 500 asambleístas de los 6 mil candidatos que conformaran la asamblea constituyente, se ha transformado en un duro golpe político a la agenda terrorista de la derecha que no encuentra la salida en su plan totalitario.

¿Pero que tiene de victoria el ir a votar, en unas elecciones que no son obligatorias? La derecha había conjurado todo su poder y prometido que no permitirían que se concreten las elecciones. Para ello cuentan con el apoyo explícito de la CIA, la cual en boca de su director reconoció hace pocos días que trabajan junto al gobierno de Colombia y México para hacer caer al gobierno chavista.

El plan de asedio diseñado por la derecha que reclama “libertad y democracia” incluyó distintos actos terroristas que fueron desde atacar los lugares de votación incendiándolos, asesinar a candidatos, linchamiento de integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana, quema de militantes chavistas, robo y destrucción de máquinas para votar. No conformes con esto realizaron ataques incendiarios contra medios de comunicación chavistas.
Pero el día de la elección llegó y la desesperación fascista se incrementó.

La madrugada anterior a las elecciones, sicarios mataron al candidato comunal José Félix Pinedo en el estado de Bolivar, horas antes habían montado barricadas en distintos puntos de votación y amenazaron a la población que de ir a votar serian liquidados. Para garantizar su objetivo realizaron secuestros concretos de vecinxs de distintos barrios del país no permitiéndoles salir de sus barrios para poder ir a votar.

La orgia fascista no encontró punto de satisfacción y atacaron con armas centros de votación, matando de un disparo a un militar bolivariano y hasta llegaron a detonar un explosivo a una caravana de policías motorizados en la pudiente zona de Altamira en Caracas.

Pero todas estas acciones no pudieron evitar que el pueblo fuese a votar, expresara su voluntad de continuar la transformación de la revolución. Allí están las imágenes de pobladores del Táchira que al no poder avanzar por la ruta para ir a votar ya que los cortes de derecha no se los permitían, no dudaron en cruzar un río para retomar su ruta y llegar a lugar de votación.

El terror de derecha no logró su cometido, el siniestro plan de muerte fracasó, el pueblo se expresó, 8.089.320 millones de personas pudieron votar y la Constituyente VA!

Por: @Josecomunicando

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *