Ser adolescente y familiar de víctima de gatillo fácil, o la direccionalidad de la represión estatal

exe barrazaEste martes 5 de septiembre se presentó en la sede del Juzgado Especial de Menores de Córdoba, A.A. el adolescente de 17 años detenido en el marco de la razzia policial y judicial del jueves 31 de agosto. En esa jornada, por orden del fiscal Dalma, se realizaron once allanamientos en diversas sedes de organizaciones sociales y políticas y domicilios de personas vinculadas a la Coordinadora de Familiares de Víctimas del Gatillo Fácil y se detuvo a cuatro personas, entre las que se encuentra el joven, familiar de Exequiel Barraza. Por Zumba la Turba y Mucho Palo Noticias.

El abogado Alejandro Brussa, integrante del Espacio Jurídico Deodoro Roca y representante legal de A.A., no duda en vincular la detención con el brutal accionar represivo desplegado por la justicia ese día, relacionado a una supuesta investigación de hechos sucedidos durante la 3era marcha nacional contra el gatillo fácil en Córdoba.

Brussa explica que “lo que se le imputa es tentativa de robo, un hecho delictivo que no se llegó a cometer por cuestiones ajenas a la voluntad del imputado”, según el juzgado. Sin embargo, continúa, “nosotros entendemos que se dio en el marco de la razzia policial que se hizo el jueves a todos los locales de organizaciones sociales, políticos, comedores, centros culturales, etc.”, procedimientos por los cuales algunas de las organizaciones allanadas están realizando presentaciones judiciales e incluso un pedido de jury de enjuiciamiento al fiscal Dalma.

Tampoco es menor el hecho de que el joven sea familiar de una víctima de gatillo fácil e integrante activo de la Coordinadora que lxs nuclea, que ha sufrido en las últimas semanas múltiples hostigamientos por parte de efectivos policiales y en particular en la jornada del jueves.

En este momento, A.A. se encuentra en guarda de su madre por disposición del juez, con ciertas restricciones, como la prohibición de ausentarse de su domicilio de 20 hs. de la noche a 7 hs. de la mañana. El próximo 20 de septiembre a las 10 de la mañana deberá comparecer en tribunales y, afirma el abogado, “posiblemente ahí solicitemos que él declare a los fines de que se levante el secreto de sumario, porque toda esta causa está bajo secreto de sumario y no conocemos la plataforma fáctica, no conocemos qué elementos de convicción suficiente tienen para tenerlo a este chico imputado en este momento”.

En relación a la figura que está siendo aplicada al joven, el abogado plantea que es discutible a nivel doctrinario y jurisprudencial, porque se enmarca en leyes anacrónicas como el Régimen penal de la minoridad, Ley Nacional 22.278 y la Ley Provincial 9053 de Protección Judicial del Niño y Adolescente, normativas que entran en conflicto con las nuevas legislaciones que regulan en la materia de lo que es el derecho del niño y el adolescente, como la Ley Nacional 26.601, de Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. Justamente la posibilidad de la detención domiciliaria, es una medida contemplada en la ley anacrónica cuestionada y que técnicamente no puede durar más de 30 días.

A partir de los nuevos paradigmas jurídicos en torno a la niñez, explica el letrado, “se trata de que haya la menor intervención posible de instituciones del Estado cuando se trata de menores de edad que no han cometido un hecho delictivo de gravedad. En este caso, estamos hablando de algo sumamente liviano, que no pasó nada y que obviamente el joven me ha manifestado una cosa totalmente distinta a lo que se le alega”.

One thought on “Ser adolescente y familiar de víctima de gatillo fácil, o la direccionalidad de la represión estatal

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *