Córdoba/Transmisión especial: Movilización popular ante la represión y persecución estatal

En el marco de una jornada marcada por la persecución política y la criminalización de la protesta social en Córdoba, en la transmisión especial de la RNMA desde los estudios de Zumba la Turba escuchamos las voces de quienes resisten y siguen organizándose. Recorrimos las movilizaciones convocada en Córdoba y Buenos Aires, y la conferencia de prensa del fiscal a cargo. La repercusión nacional de los sucesos del día siguiente en Buenos Aires no deben opacar la gravedad de esta arbitraria y brutal decisión judicial.

[Audios/Testimonios de FOB, FOL, Murga Colgados de la Luna, Espacio Jurídico Deodoro Roca, PO, Coordinadora Antirrepresiva, Villa La Maternidad]

Desde horas del mediodía del jueves 31 de agosto se realizaron distintos operativos de allanamiento y persecución a organizaciones sociales y políticas en la Ciudad de Córdoba. El fiscal de Instrucción a cargo de los operativos fue Gustavo Dalma del Distrito 1 Turno 5 del Palacio de Tribunales II. El saldo fueron 11 espacios allanados, con el secuestro de celulares. También se llevaron banderas, carteles, volantes, materiales de trabajo y de difusión, e instrumentos musicales. Quienes quedaron detenidos son un joven menor de edad familiar de víctima de gatillo fácil, dos fleteros de la marcha del lunes y un vecino de uno de los locales, a cuyo domicilio entraron violentamente por error. Para la tarde del día siguiente los tres detenidos mayores de edad se encontraban en libertad y el menos en una irregular situación de “arresto domiciliario” (ver Ante los allanamientos y detenciones ilegales: “En este verdadero circo, la respuesta fundamental es la masividad”).

En una provincia caracterizada por la persecución policial de las organizaciones sociales y sectores populares, fue una jornada atípica por el nivel represivo que alcanzó niveles inéditos en la etapa post-dictadura. El saldo del mega-operativo de persecución a las organizaciones sociales, políticas y culturales fue de tres personas detenidas, dos de ellas bajo la carátula de intimidación pública y una por resistencia a la autoridad; tres demoradas durante unas horas por constatación de identidad y once espacios allanados: La Casa 1234, una casa vecina a ésta, el Ateneo Social Anarquista, la Biblioteca Popular de Villa la Maternidad, el comedor del Frente de Organizaciones en Lucha de Barrio Müller, la Casa Caracol donde funciona la Federación de Organizaciones de Base, el local del Partido Obrero, la vivienda de una de las madres de la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil, la vivienda de uno de los fleteros que llevó materiales a la 3º Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, el local del Partido de la Victoria, y el Espacio Cultural Bataclana. En este último, al equivocarse en la numeración, allanaron la casa vecina –en la que pretendieron hacer un boquete para entrar a Bataclana -y la biblioteca enfrente. Los tres detenidos fueron trasladados a la UCA, detrás de la Maternidad Provincial, y permanecieron privados de sus libertad hasta el viernes por la tarde.

Ante la represión del estado, la organización en las calles

Ante el estado de represión y amedrentamiento a la organización social, la respuesta de la militancia no se hizo esperar. Se convocaron movilizaciones en ciudad de Córdoba y ciudad de Buenos Aires, a fin de repudiar los operativos de allanamiento y persecución a cargo del fiscal de Instrucción Gustavo Dalma.

Pero acompañando el clima represivo del día, el centro de la ciudad de Córdoba encontró a lxs manifestantes sitiadxs por la policía provincial y gendarmería. La concentración y movilización se concentró en Colón y General Paz, y luego de realizar una asamblea en la esquina de Patio Olmos, finalizó en la comisaría N°1 en calle Entre Ríos.

Durante la movilización, en el marco de la transmisión especial desde el estudio de Zumba la Turba, hablamos con Roxana de la Federación de Organizaciones de Base (FOB).

Roxana nos comentó que el allanamiento lxs tomó por sorpresa, y nos relató que en el momento que llegó la policía de la provincia se encontraba una sola compañera embarazada en el local, “quien fue hostigada por la policía en el allanamiento. La policía revisó todo, increpó a la compañera, amenazó a la compañera”. Incluso un policía la amedrentó diciendo “no van a salir a la calle mañana”, haciendo referencia la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado, a un mes de su desaparición forzada.

Roxana comparte que la policía ingresó al local de barrio General Paz sin orden de allanamiento, mostrando sólo un texto escrito a mano sin ninguna firma. Se llevaron del local “todas las banderas, incluso nosotrxs habíamos hecho banderas nuevas para salir mañana. Todas las banderas, todas las telas de colores, todas las pinturas, un megáfono, todos los instrumentos musicales, algunos recuerdos de una compañera que ya no está entre nosotrxs, y muchos trabajos de serigrafía que veníamos trabajando, muchos parches”. La integrante de la FOB nos comenta que durante el allanamiento en Casa Caracol, la policía no les daba explicaciones, ni mediaban palabras, tampoco les permitían acercarse, sacar fotos y registrar lo que estaba sucediendo.

Al terminar la entrevista afirmó que, a pesar de las amenazas, el viernes marcharían en contra de este Estado represor y por la aparición de Santiago Maldonado.

También desde la movilización conversamos con Pao de la murga Colgados de la luna, quienes tenían sus instrumentos en el local de la FOB (Federación de Organizaciones de Base) y cuyos bombos fueron secuestrados por la policía durante los allanamientos.  Cuando se le pregunta por la peligrosidad de los instrumentos, la entrevistada afirma: “los instrumentos son la voz, son la voz de lo que hacemos, un instrumento de lucha”.

Recorriendo testimonios de algunos de los espacios allanados, nos comunicamos con Jorge Navarro, integrante del Partido Obrero (PO) y candidato del FIT, tras el allanamiento policial a la sede de la organización. Navarro describió que “lo que vivimos es un proceso totalmente arbitrario y totalmente ilegal, en contra de nuestra organización y 10 organizaciones más”. Explica que “desde el primer momento vimos que había detras de esto una maniobra que no tenía nada que ver con una investigación, sino una posición bien clara de persecución política, para justificar una represión”.

El integrante del Partido Obrero explica que luego del allanamiento se constituyeron en la fiscalía del funcionario que ordenó el allanamiento y solicitaron una entrevista. Navarro explica que el Fiscal Dalma no pudo justificar el allanamiento al local del partido de izquierda: “En ningún momento nos pudo dar una razón o fundamento que justifique el allanamiento al Partido Obrero”. Frente a lo cual, expresaba el candidato del FIT, “nosotros entendemos que lo que se está haciendo es atacar la movilización del lunes, que fue una movilización nacional contra el gatillo fácil para desvirtuar el reclamo. Una movilización que va en contra de los aparatos de represión de la provincia y la nación. Y atacar a la movilización que se va realizar mañana por la aparición con vida de Santiago Maldonado”.

Por otro lado, también escuchamos la voz de Vale Saban del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL),  otra de las organizaciones allanadas. En este caso el personal policial se trasladó a un comedor comunitario ubicado en barrio Müller de la ciudad de Córdoba. Junto a la Casa 1234 y el Ateneo Anarquista, el local barrial del FOL fue uno de los primeros allanamientos de los que tuvimos noticia. Saban comparte que “la verdad es que ha sido una situación totalmente nefasta. Entendemos que es un reflejo de las políticas represivas que vivimos a nivel nacional y que se van profundizando”.

Relata que ellxs llegaron al local de Müller alertados del allanamiento por vecinxs y encontraron a la policía forcejeando para abrir. Decidieron abrirles, y luego de revisar todo el personal policial se llevó “los teléfonos de los compañeros y compañeras que estaban, afiches y pancartas”. Algunas de esas pancartas referidas al cuidado de niñxs, material que utilizan como parte de las actividades del local. Además, se llevaron a tres integrantes de la organización para constatar su identidad, que fueron liberadxs horas más tarde.

Para tener una perspectiva jurídica de lo sucedido en la jornada, conversamos con Sergio Job, del Espacio Jurídico Deodoro Roca, quien manifestó que “desde lo jurídico no tiene ningún fundamento técnico o jurídico, es absolutamente desmesurado el operativo respecto de lo que se está investigando. Sorprende la celeridad con que actuó el poder judicial en este caso, cuando en los casos de gatillo fácil llevan años sin poder hacerun solo allanamientos, sin poder avanzar en nada. En la causas de Santiago Maldonado se observa una pasividad y un intento por desviar las hipótesis más fuertes, que es la de que gendarmería sabe dónde está Santiago y qué le sucedió. No vemos estos operativos para investigar el narcotráfico o las redes de trata, y sin embargo sí lo vemos para amedrentar al pueblo organizado. Claramente no es una causa por delitos comunes, sino que es absolutamente política“.

El abogado cuestionó también la figura jurídica en la que están encuadradas las detenciones, “intimidación pública”, ya que afirmó que “en realidad lo único que uno observa que sucedió en la marcha del lunes fue roturas de vidrios, entonces eso es mucho más un daño que una intimidación pública”. Entre otras cosas, se refirió a la situación de A.A., el joven detenido en el marco de los allanamientos a quien se le armó una causa por robo (ver Ser adolescente y familiar de víctima de gatillo fácil, o la direccionalidad de la represión estatal).

Hacia el cierre de la trasmisión especial entablamos comunicación con Jesús integrante de la Coordinadora Antirrepresiva. El entrevistado afirmó que lo que se vivió en la jornada de hoy “es un atropello total por parte del gobierno de la provincia de Córdoba, y es totalmente político”. Jesús historizó y aseguró que “uno que se ha criado en esta Córdoba sabe que esto es algo nunca visto, es una forma de amedrentar y meter miedo”. Desde su militancia antirrepresiva, explicó que existen muchos policías asesinos en causas de gatillo fácil en libertad e impunes, y al contrario, “a los compañeros de los barrios los detienen por luchar”. Al cierre de la entrevista Jesús denunció la arbitrariedad y complicidad del Poder Judicial, por ejemplo, cuando “a una compañera abogada ni siquiera de la Fiscalía le querían dar la información sobre los detenidos y le dijeron que hicieran un habeas corpus, cuando tienen la obligación como funcionarios públicos de brindar la información de los detenidos”.

Monica de Villa La Maternidad expresó que en el allanamiento en la Biblioteca de la Villa “forzaron una ventana y entraron” porque no había nadie en ese momento. En la orden de allanamiento que mostraron no detallaban ni qué buscaban ni porqué, afirmó Mónica. Y que se centraron en la bandera que dice “Villa La Maternidad Resiste”. Mónica compartió que se sintieron “humillados por el circo que hicieron” y repudió el accionar, tanto sobre la Biblioteca como con las otras organizaciones. “Como en cada operativo que hacen, creen que tratan con animales no con personas”, expresó la vecina de la Villa.

 

La solidaridad desde CABA en la Casa de Córdoba

Mientras tanto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la solidaridad también expresó su repudio a la jornada represiva. Primero en la histórica ronda de las Madres en Plaza de Mayo y luego, en la Casa de Córdoba, en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes.

Desde el acto en solidaridad con las organizaciones sociales, políticas y culturales, entre otras intervenciones, se escuchaba afirmar que “el conflicto social no se puede resolver con el código penal. Si Dalma se animó a hacer lo que hizo hoy es porque hay una campaña política de Patricia Bullrich y Mauricio Marcri para instalar una tesis de que hay una ola de violencia política para justificar la persecución a las organizaciones populares”.


También desde Buenos Aires, uno de los integrantes del Espacio Jurídico Deodoro Roca nos expresaba que “hace mucho años que esto no sucede en nuestro país, y es bien preocupante que estén intentando amedrentarnos en nuestro derecho a manifestar, más allá de lo que ha sucedido o no durante la marcha. Una pintada, pegatinas es lo que sucede en una marcha porque nos estamos manifestando. De ahí a que eso sea un delito hay un abismo enorme. Que se libren allanamientos, órdenes de detención, que haya menores involucrados, es muy preocupante. No sólo desde lo social, político, sino desde el estado de derecho en cómo estamos protegidos los ciudadanos de que una fiscal pueda liberar estas órdenes y que nos encontremos prácticamente indefensos”.

El operativo del Fiscal Dalma para contener la organización social

El fiscal de Instrucción a cargo de los operativos que sucedieron el pasado 31 de agosto es Gustavo Dalma del Distrito 1 Turno 5 del Palacio de Tribunales II de la Provincia de Córdoba. Operativo.

Según el Fiscal, el objetivo del operativo fue buscar material probatorio para determinar quiénes rompieron el vidrio de una financiera el lunes pasado cuando se realizaba la 3º marcha nacional contra el gatillo fácil. Durante la conferencia que salió en vivo por al facebook de la Red Nacional de Medios Alternativos y durante la trasmisión, aseguraba: “lo que yo estoy investigando, más allá de que tenga una repercusión política, es una investigación de delitos comunes. No estoy investigando a qué partido pertenecen, si hay algún tipo de militancia”. Pareciendo desconocer no sólo la dimensión política y profundamente represiva de sus decisiones, como también la denuncia de la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil tanto sobre el acoso policial que sufrieron sus integrantes como la denuncia por los infiltrados que provocaron daños y disturbios en el centro de la ciudad”.

Ante el ataque judicial, la organización en las calles

Una vez más quedó en evidencia tanto la necesidad de responder con celeridad en las calles ante estas acciones estatales de amedrantamiento y violencia, como la experiencia acumulada por los organizaciones sociales y políticas locales que pudieron hacer una rápida lectura política de los hechos, ponerlas en el contexto del escenario represivo que viene profundizándose a nivel nacional y provincial, y manifestar el repudio con contundencia.

Volvió a escucharse con firmeza , como sucedería al día siguiente con los acontecimientos represivos en CABA, una posición que debe ser inclaudicable ante la represión estatal y los ataques de la derecha: “¡Si tocan a unx, nos tocan a todxs!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *