Córdoba: el monte nativo está ardiendo

 

En las últimas semanas se produjeron incendios en distintas áreas de las zonas serranas de la Provincia de Córdoba . El último foco de incendio se desató en la zona de Santa María de Punilla, con un saldo de 50 residentes evacuados y más de 1800 hectáreas quemadas. 

Desde el enredando las mañanas nos comunicamos con Germán Jaacks, integrante de la Asociación Civil Defensa Verde y de la Brigada Forestal, quien manifiesta una gran preocupación por la pérdida de biodiversidad en las zonas serranas: “necesitamos la naturaleza; por los bienes y servicios ecosistémicos que nos brinda, la regulación de caudales hídricos, el paisaje, la biodiversidad, la cultura. Cada vez nos va quedando menos, por la deforestación que hubo en estos últimos años, y porque tampoco estamos como sociedad brindándole la protección que deberíamos brindarle.”

En las últimas semanas distintos focos de incendio azotaron al monte cordobés, es así que miles de hectáreas de bosque nativo se vieron afectadas. Desde el año 2000 se viene desarrollando desde el Gobierno de la provincia de Córdoba un plan de manejo de fuego, con el objetivo de disminuir los incendios forestales, sin embargo la rdida del bosque sigue siendo significativa. Al respecto Germán expresó“Del año 2000 a esta parte, lo que se suponía que íbamos a tener un buen plan de manejo del fuego, se siguió quemando nuestros bosques. Hubo años en los cuales se mejoró, porque recuerdo que por el 2005 se hizo una gran difusión, educación en las escuelas, se entregaba material gráfico, eso ayudó mucho con la reducción de los incendios. Luego se dejó en el 2007 de insistir con la educación, con la prevención. En los últimos 15 años se nos siguió quemando toda el área serrana. Cerca del 40 por ciento del área quemada. Pero el problema es que se nos van quemando particularmente los pocos bosques que quedan. Los fuegos avanzan sobre pastizales y matorrales, que antiguamente fueron bosques. Pero también avanza sobre los bosques habituales, los que quedaron confinados sobre las rocas y las quebradas. En esas zonas el fuego llega menos. En los últimos años sigue penetrando.”

La pérdida de los bosques “abuelos”

En la última semana la zona de Punilla de la provincia de Córdoba se vió afectada por el fuego, y gran parte del monte nativo ardió en esta oportunidad,con la pérdida de bosque maduro. A Santa María se le suman zonas aledañas a Malgueño, y zonas protegidas como; la reserva  natural Casa Bamba y la reserva  natural La Calera. Al respecto Jaacks  mencionaba la falta de protección en estos sectores: “son los pocos bosques maduros que nos quedan en el área metropolitana de Córdoba. Cuando digo maduros digo antiguos que tienen funciones ecosistémicas, que los bosques más jóvenes no tienen. Los bosques cuando van madurando necesitan un hábitat constituido por árboles antiguos, con suelo con muchos nutrientes, hablo de microorganismos, y cada vez nos van quedando menos, por la falta de protección.”

Al mismo tiempo el entrevistado resaltó el protagonismo y el labor de  de los bomberos voluntarios en el control del fuego:”Acá quiero manifestar que la valentía, entrega y heroísmo de los bomberos que han estado luchando, es algo que si o si tiene nuestra admiración. Los chicos han estado colgados de las montañas combatiendo el fuego. Tenemos que reconocerles eso y ver que son los pocos héroes que le están quedando a nuestra naturaleza”.

Sin embargo cuestionaba por qué se siguen quemando el monte nativo, al respecto nos decía que esto puede deberse a la falta de un protocolo de acción adecuado en los incendios forestales: “no estamos teniendo una organización de incendios forestales adecuada. Córdoba es una de las principales provincias forestales del país, incluso la superficie boscosa de Córdoba es superior a la de algunas provincias patagónicas. Sin embargo no tienen brigadas formalmente constituidas de incendios forestales sino que nos basamos en los bomberos voluntarios. Son muchachos que están en su  trabajo y cuando suena la sirena, salen al incendio forestal, con la mayor entrega y compromiso.”  Al comparar la situación con otras provincias, Germán sostiene que “En otras provincias hay brigadas de incendios forestales, con gente de guardia, sobre todo en aquellos días críticos en que están dadas las condiciones para que si se produce un incendio tenga un comportamiento extremo.” Él en entrevista sostiene que los días de mayor riesgo, es decir los días de altas temperaturas, y fuertes vientos las brigadas forestales deberían estar en los caminos para prevenir los incendios que puedan perjudicar  las  áreas protegidas “Porque los pocos bosques que nos quedan son zona roja según la Ley de Ordenamiento de Bosques Nativos. Son áreas protegidas las que se han quemado la semana pasada.”

Hacia  el final de la comunicación con el Enredando las mañanas Germán Jaacks se refiere a las responsabilidades sociales respecto de los incendios forestales, y llama a estar atentxs y realizar los reclamos correspondientes al Estado para la protección de la zonas rojas que, asegura: “requieren de nuestra mayor atención.” y continua, “ Porque si no le reclamamos al Estado, el Gobierno no va a hacer nada. Tenemos que reclamar que se proteja lo poco que nos queda, porque los bienes escasos, son caros ¿Y por qué son caros? Porque el agua no baja como debía bajar, entonces se nos vuelve cara, costosa, y así el paisaje se va fragmentando, se vuelve escaso. No debería ser. Todos los elementos de nuestro medio ambiente nos pertenecen a todos como sociedad y no al dueño de un campo”.    

 

Escucha el audio completo aquí:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *