#DetenidxsporComunicar: silenciar a los medios populares, esencial para reprimir

confprensa2Luego de un fin de semana marcado por la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado y la posterior represión estatal, desde el Enredando las Mañanas , el lunes nos comunicamos con Ezequiel Medone, compañero de DTL! y de la Red nacional de Medios Alternativos (RNMA), quien fuera uno de las 31 personas  detenidas.

Tanto Ezequiel como Juan Pablo, compañero del mismo medio y también detenido en el marco de la represión, se encontraban realizando la cobertura comunicacional para la RNMA de la movilización. Una cobertura que, hasta ese momento, daba cuenta del carácter masivo y federal del reclamo por Santiago. Cuando empezaba ya la última etapa y las actividades iban dispersándose en cada punto del país, empezaron a circular los mensajes de lxs comunicadorxs que se encontraban en Plaza de Mayo describiendo la complejidad de la situación y el avance de la policía. El último mensaje que recibimos de Ezequiel y Juan Pablo en las redes fue “se pudrió todo”. Luego, los mensajes desesperados de otrxs compañerxs que observaron la violenta detención.

La comunicación con Ezequiel desde los estudios de Zumba la Turba está teñida de la emoción que implicó la angustia de las detenciones, el cansancio de un fin de semana desgastante y el alivio -temporal- de la liberación. Una combinación de emociones que persiste en el tiempo. En primer lugar, el integrante de DTL comparte que “si bien estábamos incomunicados, no podía hablar con nadie, ni recibir a nadie, de afuera se sentían el apoyo y el aguante. Desde allá se escuchaban los bombos, se escuchaban los cantos, ayuda a pasar el momento”. Es que este acompañamiento se convirtió en un elemento vital para sostener el ánimo durante las más de 50 horas que se prolongó la detención.

Al respecto, el comunicador señala algunas cuestiones que llamaron la atención del modo en que se dio la represión del día viernes: “no esperaba al principio que me lleven detenido, Juan tampoco. Pero una vez que eso sucede, muchas veces hemos participado en movilizaciones donde gente cae detenida, y esa misma noche, o la mañana temprano siguiente ,sale, se puede hablar, vive otra situación. La verdad no se entendía, (…) dentro de los 31 detenidos, estábamos nosotros dos de DTL y de Antena Negra cubriendo, había más fotógrafos, un fotógrafo de ATE, un fotógrafo de Bisagra, había una compañera fotógrafa también que estaba fotografiando en el momento que la detienen, había gente que había salido de su trabajo, gente que había ido a ayudar a los heridos sin tener ninguna vinculación con lo que estaba pasando y también fue detenida. A todos nosotros nos incomunicaron y nos pusieron la causa de intimidación pública”. Cabe señalar que esta carátula, polémica a la hora de ser aplicada en contextos de protesta social, fue la misma que utilizó el fiscal cordobés Gustavo Dalma el día anterior  a la movilización para allanar de manera sumamente irregular once espacios sociales y políticos de Córdoba.

El análisis de Medone se orienta a las necesidades políticas del gobierno.“La única manera de entenderlo -continúa- es que necesitaban presos, necesitaban presas para mostrar lo que quiere mostrar el gobierno con esa actitud, con esa represión. Todos sabemos que no es necesario de una movilización que toma las características que tuvo ésta, llevarse 30 personas e incomunicarlas. Salieron a cazar personas que estábamos ahí haciendo distintas cosas, algunos manifestándose, otros registrando”.

La espectacularidad del despliegue policial habla de un escenario que estaba orquestado mucho antes del inicio de la movilización y que de alguna manera es independiente a los hechos que después se mostraron como justificativos de la represión y que buscó opacar la masividad de la marcha. Ezequiel comparte que, a pesar de no haber podido enterarse de detalles y trascendidos de lo sucedido, “como termina todo es de alguna forma raro. No sé si las acciones que se hayan llevado adelante por algún grupo de la movilización, y después hayan agitado vallas y ese tipo de cosas, tiene que ver directamente con el escenario que se monta después (…) Al macrismo le sirve mostrar eso, le sirve la foto grandilocuente, no le sirve mostrar las particularidades por eso tanto camarógrafo, tanto periodista detenido. Una vez que se ve, efectivamente, cómo se manejan, cómo son las detenciones, de qué manera son, además súper violentas, con golpes, con patadas, quizás ya no les cierra tanto. Por eso también el ataque a quienes están registrando”.

Otra de las cosas que el integrante de DTL! entiende que motivaron el accionar policial es el “hacer número.  Hoy pude escuchar, creo que a [jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez] Larreta, diciendo que había algunos que estaban haciendo bardo y que está bien que haya 30 detenidos y que pasen todo el fin de semana presos por haber hecho eso. Cuando en verdad, la mayoría de los que estábamos ahí, estábamos muy laterales a la movilización”.

La supremacía del “orden” sobre los derechos sociales

A la luz de lo sucedido el día anterior en Córdoba y la manera como se desarrollaron los procedimientos posteriores en CABA, es necesario analizar de manera más amplia lo sucedido, pensar en términos de intencionalidades políticas y construcciones de sentidos y escenarios comunicacionales. El periodista hace lectura preocupada de este contexto, “porque se genera todo un discurso del orden que siempre deja afuera a quienes reclaman por sus derechos, reclaman por lo que es justo. Hoy me decían que Marcos Peña salió a pedir paciencia por ‘lo de Santiago Maldonado’ Y es eso es paciencia, es orden, y es que Santiago Maldonado no aparezca (…) Lo de Santiago Maldonado, particularmente, pero además el ataque a los trabajadores, a las trabajadoras, la necesidad de salir a reclamar por salario digno, son un montón de aristas por la que esta sociedad funciona realmente mal, y la única forma de poder resolver de alguna forma esos conflictos es saliendo a la calle. No es con orden y con paciencia digamos, que también está. Todo aquel, toda aquella que alguna vez haya tenido algún interés, algún derecho que se veía vulnerado, sabe perfectamente que lo primero que sucede es que no te dan bola cuando vos vas y reclamas con orden y con paciencia, en esos términos”.

Ante la represión y la criminalización, lucha y organización

A pesar de los mensajes del gobierno y de los medios hegemónicos que buscan criminalizar la protesta social, la experiencia enseña a los pueblos que la organización y la lucha son las herramientas que permiten sostener los reclamos frente a Estados indiferentes o directamente violatorios de los derechos. Esto quedó una vez más en evidencia cuando, ante los acontecimientos del jueves y viernes pasados se activaron rápidamente las redes de solidaridad y acompañamientos y se sostuvieron todas las horas que fueron necesarias para lograr la libertad de las personas detenidas. Esto también ocurrió a nivel de los medios alternativos y comunitarios, que rápidamente activaron mecanismos para difundir la información que refutaba los discursos justificatorios de la represión, al punto que el  Juez Martínez de Giorgi tuvo que adelantar las indagatorias. Medone trae el relato de cómo vivieron ese proceso dentro de la comisaría de la comuna n.º 15: “A nosotrxs el viernes nos dijeron ‘de acá el lunes le van a tomar la indagatoria, y no van a poder hablar con nadie, van a estar incomunicdxs’. Y que el sábado a la tarde noche, después de haber visto que había habido una conferencia y saber que había actividades en la calle todo el día nos digan ‘mañana les van a tomar la indagatoria’ -un domingo-, habla de que las voluntades políticas se tuercen y se tuercen en conjunto, digamos, y no esperando los tiempos que te proponen y que son los suyos. Evidentemente ellos querían personas todo el fin de semana presas y si podían ser más días más (…) Así que es un hecho que demuestra bastante”. Por eso, además, Ezequiel agradeció expresamente “a mis compañerxs de Antena Negra y DTL!, y a toda la Red de Medios que sé que estuvieron ahí, estuvieron al pié del cañón para hacer fuerza para que salgamos”.

Finalizando la entrevista del Enredando las Mañanas, esta vez comunicadorxs de la RNMA de ambos lados de la línea, ratificábamos que, lejos de la “paz de los cementerios” por la que aboga el poder, nosotrxs seguiremos haciendo ruido, comunicando y transmitiendo las luchas y resistencias, desde abajo y a la izquierda.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *