Ronda de Barbijos: la Corte Suprema ratificó la sentencia del juicio a la Fumigación

Como cada 19 de cada mes, el Grupo de Madres de Barrio Ituzaingó recorrió la plaza San Martín de la ciudad de Córdoba exigiendo Justicia. Celebraron que la Corte Suprema de la Nación ratificó la sentencia por “contaminación ambiental dolosa” por las fumigaciones ilegales.
Por  Fernando Vanoli para Zumba La Turba
Otra ronda de los barbijos ocupó la Plaza San Martín. Como todos los días 19, el Grupo de Madres de Ituzaingó Anexo llegó con su bandera y su lucha a visibilizar y también disputar el espacio público. Además de entregar sus tradicionales volantes, que difunden el largo recorrido de su lucha, las madres siguen juntando firmas en la plaza para apoyar la presentación de un proyecto de ley popular, denominado “Proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para el Reconocimiento de Afectadxs Ambientales”. Este proyecto tiene como objetivo “reconocer y garantizar los derechos de lxs afectadxs ambientales, en especial el derecho a la asistencia, protección, atención, verdad, justicia, reparación integral, debida diligencia y todos los demás derechos consagrados en la Constitución Provincial, en los Tratados Internacionales de derechos humanos de los que el Estado Argentino es parte, y demás instrumentos de Derechos Humanos”. A su vez, el proceso de elaboración de una ley de este tipo, promueve la participación popular como camino de construcción colectiva e incidencia en una justicia que muchas veces parece estar lejos de ser justa con la realidad de quienes sufren los efectos del agronegocio
DSC_1263DSC_1226DSC_1219DSC_1212

Acompañaron la ronda las compañeras de V.U.D.A.S. (Vecinxs Unidxs en Defensa de un Ambiente Seguro) del Barrio San Antonio, organizadas en su lucha contra la contaminación de Porta hnos. Sumando otras participaciones, esta vez, la bandera la llevaron estudiantes del Instituto San Jerónimo de Barrio Alberdi, quienes desde la cátedra de geografía realizaron una serie de actividades que contempló la visita al Barrio Ituzaingó Anexo, un campo de producción orgánica y que finalizó con la participación en la ronda de los barbijos. También participó la murga y compañerxs de la Biblioteca Popular de Bella Vista, quienes se encontraban en la plaza realizando una radio abierta y reclamando por el cumplimiento de la Ley Provincial de Bibliotecas Populares, exigiendo la implementación del Fondo Permanente para Bibliotecas Populares.

Ratificación de la condena a los agroquímicos.

DSC_1239Esta ronda tuvo una feliz particularidad, la madres celebraron la ratificación del delito “contaminación ambiental dolosa” por parte de la Corte Suprema, un avance de la justicia y un antecedente para otros casos ambientales. Esto hace referencia al fallo emitido en agosto del 2012 por la Cámara I del Crimen de Córdoba que determinó que fumigar con agrotóxicos es delito. Esto fue avalado en septiembre de 2015 por el Tribunal de Superior de Córdoba, y unos días atrás la Corte Suprema de la Nación ratificó ese fallo, con el rechazo del recurso de apelación que realizaron los fumigadores ante la condena.

Como nos comentó una investigadora del caso, Yamila Ferreyra, este hecho habilitó una procedimentalización nueva para la administración de justicia, ya que fue condenado como delito el peligro de los agrotóxicos en las fumigaciones, en términos legales considerado como delito de peligro abstracto, o daño hipotético. Esto significa basarse en el sistema precautorio, donde no haría falta comprobar una relación de causalidad -entre el daño y el causante de ese daño-, sino que el hecho de poner en peligro la salud de la población es condenable. En el caso de Ituzaingó, por no respetar las zonas protegidas de amortiguación entre los centros poblados y la zona donde se fumiga.

Es un fallo trascendente para la lucha de las madres, porque abre puertas para seguir con las demandas de justicia, ahora enfocadas en la causa madre. Vita Ayllon, una de las madres, nos compartía su alegría diciendo “este fallo constata que lo que decíamos era verdad”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *