Soledad Cuello: “el mismo Estado nos estaba quitando la esperanza de buscar con vida a Yamila”

Yamila (3) Por una decisión de la Justicia Federal de Córdoba, la desaparición de Yamila Cuello continuará siendo investigada como presunta trata de personas. Desde Zumba la Turba conversamos con Soledad Cuello, su hermana, y Juan Pablo Cuello, integrante de la Coordinadora por Aparición con Vida de Yamila Cuello.

En una decisión que tuerce la voluntad del fiscal Enrique Senestrari de desligarse de la investigación de la desaparición de Yamila Cuello por presunta trata de personas, la sala B de la Cámara Federal de Córdoba dio vuelta una resolución del juez federal Ricardo Bustos Fierro y ordenó que la investigación por la desaparición de Yamila Cuello continúe en la órbita federal.

Soledad Cuello busca a su hermana desde el 25 de octubre de 2009. Esa noche, la joven se despidió de su abuela en la casa de barrio Coronel Olmedo en Córdoba, y no volvieron a verla. 8 años ha transitado Soledad incontables pasillos y dependencias estatales, exigiendo que el Estado se haga cargo seriamente de la búsqueda de Yamila, encontrándose con la indiferencia de lxs funcionarixs e incluso, a veces, a su maltrato.

El último embate había sido un mes atrás, cuando el fiscal Senestrari planteó que la investigación debía trasladarse a la justicia provincial por tratarse de un homicidio, desestimando la hipótesis de la red de trata de personas. La familia de Yamila se opuso y el lunes 18 de septiembre la Cámara avaló esa posición, señalando que existen indicios que hacen necesaria la continuidad de la investigación en ese sentido. Ahora el tribunal tiene un plazo de diez días para expedirse. Pero desde la Coordinadora consideran que el fallo está muy bien argumentado, y que deja en evidencia porqué Soledad viene planteando hace años que se investiguen las redes de trata que hay detrás de la desaparición de Yamila.

Para Soledad, la noticia es un respaldo a la posición de la familia, y señala que “la misma justicia, el mismo Estado, nos estaba quitando la esperanza a nosotros de buscarla con vida (…) Que hoy por hoy tengamos el triunfo de que la causa se quede en el fuero federal, creo que se debe a la lucha y al acompañamiento de las diferentes organizaciones, partidos, de la lucha de la calle”.

En un contexto político en el cual la idea de la desaparición forzada de personas ha cobrado desgraciadamente nueva vigencia, Juan Pablo sostiene la importancia de que “la Cámara Federal haya reafirmado esta postura nuestra, (…) que son los fuertes indicios de que Yamila ha sido víctima de una red de prostitución forzada, que eso es parte de un delito federal y que se debe investigar esa hipótesis y todas las posibles razones por las cuales hoy falta en su casa. La aparición con vida hoy, cuando de la justicia vemos que en el caso de Santiago Maldonado, en el caso de Julio López, en el caso de tantos desaparecidos quieren desligar en hipótesis insólitas, este fallo de alguna manera es un aliciente a todos los familiares de los desaparecidos en democracia para seguir investigando y que siga siendo una búsqueda federal”.

La desaparición de Yamila Cuello es un claro reflejo de la justicia que tenemos, que siempre se inclina para desproteger a los sectores empobrecidos y a las mujeres.

Para la Coordinadora por la Aparición con vida de Yamila Cuello, la responsabilidad del Estado es ineludible, porque “cuando desapareció Yamila, la policía se negó a tomar la denuncia hasta el tercer día. Incluso a nosotros nos dicen que eso ya cambió, es mentira. Día a día conocemos casos que siguen planteándoles a la familia que esperen, que ya van a volver”. Para Soledad, “el Estado, más allá de lavarse las manos, siempre va a estar pegándole de alguna manera a la mujer, y más que todo en los sectores pobres, porque yo siempre digo, los pobres no tenemos derecho a nada. Yo creo que si hubiéramos sido una familia de plata hubieran dado vuelta al mundo y mi hermana hoy estaría acá”.

Sin embargo, desde el dolor, Soledad ha sostenido de manera constante la búsqueda de su hermana y en ese camino ha sido vital “el apoyo de mucha gente que se sumó y se solidariza (…) nunca dejo de decir que gracias a ellos yo hoy por hoy estoy acá parada, sigo repudiando, sigo saliendo a la calle y no va a haber nada que me haga callar”.

¿Senestrari, un fiscal “progresista”?

Lxs funcionarixs del poder judicial juegan un papel central a la hora de la administración discrecional de la justicia y de garantizar la impunidad. Es una tarea pendiente de los sectores populares la de visibilizar el accionar de jueces y fiscales como socios de los grandes poderes.

Juan Pablo señala que “el fiscal Enrique Senestrari venía teniendo un perfil progresista, garantista, y últimamente venimos viendo en los fallos, como cuando criminaliza a un chico que escribe en un twitter en contra de la gendarmería, o cuando en el caso de Yamila Cuello plantea, sin ninguna pista firme como le dice la Cámara, que puede haber sido un homicidio para sacarse la causa de encima, nos damos cuenta cómo estos fiscales están jugando para el lado del poder, para el lado de la impunidad. Lo vemos también en el caso de Santiago. Entonces es muy importante desenmascarar estas posturas, denunciarlas fuertemente”. Hoy la fiscalía a cargo de la búsqueda de Yamilla pretende escaparse de investigar las redes de trata, y se excusa con hipótesis inconclusas.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *