Córdoba disidente, del orgullo al Deleite

orgullo cbaEl sábado pasado tuvo lugar en Córdoba la novena marcha del orgullo disidente, donde muchas organizaciones marcharon y reivindicaron sus derechos. Paralelamente, en la provincia también se estuvieron realizando diferentes actividades en el marco del festival El Deleite de los cuerpos. Un tema central en los reclamos fue el polémico protocolo de detención impulsado por Patricia Bullrich hacia la colectividad LGTBI. Por RNMA.

Este mes hace ruido la disidencia sexual. El sábado pasado se realizó en Córdoba la marcha del orgullo que combate la heterosexualidad normativa, donde se escucharon muchas voces en contra del nuevo “Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo L.G.B.T” impulsado desde el gobierno. Este protocolo significa un supuesto intento de “inclusión” y es considerado por una amplia mayoría como una máscara de respeto a operativos represivos que siguen criminalizando y estigmatizando la colectividad. Otro reclamo estuvo en torno a la real aplicación de la Ley de Identidad de Género, que garantiza los derechos de aquellas personas que deciden cuestionar la normativa sexual y habitar sus cuerpos libremente.

Uno de los que allí estuvieron es Juan Pablo Martínez referente de la 1969 LGTBI, quien nos contó un poco sobre la lucha que las disidencias sexuales están sosteniendo en la provincia de Córdoba.

Pedimos inclusión laboral trans y efectiva aplicación de la ley de Identidad de Género, que actualmente no cuenta con presupuesto destinado. Además están cerrando los pocos servicios donde las compañeras trans hacen los tratamientos de hormonización, así como se desmanteló la reeducación sexual. Cerró el único servicio de salud que había en el hospital de clínicas el año pasado y estamos luchando por su reapertura. Desdichadamente cada día sufrimos nuevos crímenes de odio, como los de Azul Montoro y Laura Moyano. Venimos a reclamar justicia y la responsabilidad del estado por la vulnerabilidad a la que se exponen las compañeras. Marchamos de manera independiente a las instituciones estatales que son las principales responsables de que cada día más se nos condene al colectivo LGTBI a la marginalidad en este marco de ajuste y represión. Venimos a luchar con alegría y buen humor sin dejar de reclamar que el estado es el responsable que nos condena a esta situación crítica que estamos viviendo, donde el promedio de vida para las personas trans es de 35 años. Es por todo esto que necesitamos fortalecer esta columna independiente que cada año está creciendo.”


deleiteEn consonancia a la marcha se realiza el Festival el Deleite de los Cuerpos, con diversos puntos de encuentro. Emma, una de las organizadoras, nos cuenta que este evento se realiza de forma autogestiva desde el 2011 poniendo el eje en cuestionar y deconstruir ciertos modos hegemónicos de vivir, pensar, sentir y desear.

El festival se integra de muchas conferencias, presentaciones de libros, obras de teatro y muestras fotográficas y se realiza en distintos puntos de la provincia, como centros culturales, villas y barrios.

La apuesta del festival- nos cuenta Emma- siempre ha sido poner en circulación o apostar a discursos que cuestionen los cuerpos y las sexualidades entendidos como esas marcas hegemónicas que cargamos de la heterosexualidad. Proponemos otra forma de entender nuestros cuerpos y nuestros deseos. Este año decidimos contar con el apoyo del Fondo de Mujeres del Sur y hacer que el festival dure todo el año, por eso mantuvimos actividades con regularidad desde mayo.

El Festival del Deleite ha pasado por muchos lugares. Pero después de la represión de muchos espacios que nosotras habitábamos decidimos apostar a aquellos lugares que siempre nos dejaron las puertas abiertas: la Casa 1234, la Casa Caracol, incluso el espacio San Martín. Volvemos a estos lugares una y otra vez ahora más que nunca por el ambiente represivo que inunda Córdoba.

Una de las novedades que se suma a la agenda es el Activismo Gordo. Todo empezó el año pasado con un taller de las chicas del club de gordas y la presentación de un libro de Nico Cuello con respecto al tema. Este año se va a repetir y es una alegría que se haya dado el espacio donde se articulan diferentes experiencias e ideas para seguir creciendo.

La agenda que se viene ahora es apretada. Tenemos 24 actividades en todo del mes, incluyendo el cierre el 2 de diciembre. El miércoles volvemos a presentar “Putito” una obra de teatro, el jueves que viene Susi va a presentar Hojarasca en Casa Caracol, Marlene Wayar va a presentar un documental de la colectiva Lohana Berkins, este domingo 19 en Ammar va a haber una jornada anticarcelaria que se articula con la marcha de la gorra para que la semana quede bastante completa.

Todas estas actividades son gratuitas o a la gorra, cualquiera puede acercarse. Nos comunicamos desde facebook, el festival el deleite de los cuerpos. Ahí tenemos toda la grilla de actividades.

Con respecto al protocolo hemos charlado y pensado bastante, no sé si puedo hablar por todas pero muchas acordamos en que vendría a ser una lavada de cara presentada como una buena noticia supuestamente para respetar ciertas identidades y ciertas formas de habitar los cuerpos. Aunque bajo ese marco se esconde la posibilidad de seguir aplicando la represión hacia nosotres con cierta corrección política. Nos parece perverso que una idea que parezca progresista o que tienda a integrar no sea más que una excusa para seguir encarcelándonos y reprimiéndonos.”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *