Pueblada en el norte cordobes

Sebastian Elcano. Norte cordobés. Tierra de desmonte. De agrotóxico golpeando el pecho de lxs pibes y los cánceres de sus madres. Tierra donde el desprecio de clase es hondo y se huele en el aire.

Por FOB /

Aquí la vida se hace carne enseguida, no se pasa sin encontrar cicatriz. El pueblo te abraza antes de que atravieses la entrada. No hay cartel de bienvenida. No hay estatua ni monumento. La plaza y la estación de trenes convertida en sede municipal son parte de la historia popular. La iglesia que en el imaginario citadino estructura todos los pueblos aquí está muerta, destruida por la desidia y el paso de los políticos. Los gobernantes son una casta anquilosada sedienta de poder, inmune al hambre de hambre y al hambre de dignidad que se reclama en el pueblo.


Aquí la digna rabia emerge todo el tiempo, las mujeres, lxs niñxs y lxs personajes pintorezcos abundan. La historia reciente recuerda a Baldur y otras almas rebeldes en medio de una pueblada en 2014, un pueblo izando el fuego alto como banderas de libertad. Miles de cuerpos se enfrentaron a la corrupción y la desidia a la que la clase rica y dirigente nos tiene acostumbradas. En esas jornadas históricas el pueblo dijo basta y destronó a la corrupción que había vaciado a la cooperativa de luz. Acabaron con el reinado de la muerte y exigieron la restitución los derechos básicos robados.
El 23 de marzo de este 2018, el imaginario de la pueblada revolvió la tierra y alzó el viento atorbellinado.
La cooperativa eléctrica de Sebastian Elcano dirigida por el corrupto Juan Monguillot, candidato del PRO a legislador departamental, empeñado en llevar a cabo una reelección de autoridades de forma completamente mafiosa e ilegal trasladó un pequeño séquito a la COMISARÍA del pueblo y con la venia del jefe de policía departamental de Río Seco y la funcionaria del Ministerio de Industria Comercio y Mineria de la Provincia de Córdoba Adriana Aguirre se avaló de forma completamente ilegal la renovación de las autoridades vigentes, responsables del vaciamiento y el despojo en todo el norte cordobés.
En medio de una masiva movilización popular supieron hacer uso de los hilos del poder y sus contactos corruptos, dejando más de 100 asociadxs y más de 200 usuarixs fuera de la comisaría impidiendo la entrada a la misma.
Esta casta de corruptos y mafiosos de poca monta creen haber ganado una batalla, perpetuándose en el poder de forma ridícula y bochornosa frente al grito poderoso de toda una pueblada. Sin embargo ese grito se supo hacer escuchar tan firme y fuerte que hubo que esconderse detrás de las fuerzas represivas, de la estructura corrupta y burócrata del poder estatal.
Hoy 24 de marzo, la tierra del monte cordobés amaneció mojada. No suele llover mucho en estos pagos. En estas zonas donde el desmonte y la desidia de las corporaciones mata, el agua es sinonimo de poder y de vida digna. Aquí la gente está levantando su voz de rebeldía para decir una vez más que No, que Basta, que NUNCA MAS.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *