Polémica por un posible partido amistoso de la selección de Argentina con Israel

Siete días antes del mundial, en Tel Aviv, Argentina jugaría un polémico partido amistoso con Israel. Cuando todo parecía indicar que el último partido amistoso de la preparación sería en Barcelona, donde la selección va a concentrar los días previos a su llegada hacía Rusia, el anuncio de este amistoso para disputar una copa titulada “70 aniversario de Israel” ya generó la polémica y su respectiva campaña de boicot por parte de organismos de Derechos Humanos.

Por Ramiro Giganti, para ANRed.

Todo parecía indicar que la Selección Argentina, tras descartar realizar la preparación y partido de despedida en Buenos Aires por cuestiones logísticas, jugaría su partido despedida en el Camp Nou como cierre del primer tramo de su preparación en el predio del FC Barcelona, donde juega la máxima figura Lionel Messi. Incluso se barajaba la posibilidad de jugar un amistoso contra el combinado de Catalunya. Si la decisión de jugar o no con Catalunya en la coyuntura actual puede considerarse como una acción política (y probablemente por eso no se juegue) la decisión de jugar con Israel en medio de una campaña de boicot internacional, frente a la ocupación ilegal de tierras palestinas y los constantes casos de bombardeosy hostigamientos, lo es aún más.

argentina-messi-mascherano-27547

Por otra parte, la preparación del seleccionado argentino para llegar de la mejor forma a la máxima cita del fútbol mundial también se vería perjudicada al sumarle un viaje al plantel a pocos días de la presentación mundialista y frente a un seleccionado cuyo nivel de competencia, además, dista mucho del de cualquier seleccionado que juega un mundial (de hecho, pese a jugar eliminatorias, jamás pudo clasificar para formar parte de uno).

Por otra parte ni siquiera el viejo mito de la “cábala” resultaría pertinente ya que, si bien Argentina jugó contra Israel en la previa del mundial de Mexico 86, con triunfo 7 a 2 para la albiceleste, esa “cábala” habría fracasado cuando en la previa al mundial de 1994, también se jugó ese partido (con triunfo 3 a 0 para Argentina) buscando suerte en un mundial cuyas trágicas consecuencias en el resultado final son más que conocidas. En 1998, en la previa del mundial de Francia, Argentina también jugó el amistoso (ex “cábala” devenido en “mufa”) con un posterior resultado que, si bien no fue de los peores, no llegó a cumplir con las expectativas previas.

En relación al boicot, desde hace años existe una campaña para alertar los daños que Israel ocaciona no solo al pueblo palestino sino a toda la región con sus prácticas. Recientemente durante “semana santa” un ataque generó nuevas víctimas en Gaza, considerada por muchos como “la mayor cárcel a cielo abierto del mundo” con mas de un millón y medio de personas hacinadas en un territorio de 14 kilómetros de ancho x 40 de largo. Conocida es la campaña por la liberación de Ahed Tamimi, la joven de 17 años condenada a prisión con 12 causas por un tribunal militar. Las causas se basan en hechos como evitar la detención de su hermano menor a los 12 años o abofetear a un solado horas después de que su primo de 15 años sea herido de bala. Ahed, además, ha perdido seres queridos que fueron asesinados, como su tio Rushdi, o detenidos por fuerzas Israelies y es un símbolo de la resistencia palestina. Su caso no es un hecho aislado, permanentemente hay noticias de niños detenidos y maltratados por fuerzas israelíes en territorios ilegalmente ocupados. En ese contexto es que el BDS llama a una campaña para juntar firmas y no consumir productos israelíes cuyas fabricas fueron instaladas en tierras palestinas ilegalmente ocupadas, como tampoco a que artistas o celebridades hagan sus presentaciones que el gobierno israelí utiliza como instrumento para justificar su accionar. Celebridades como Roger Waters difunden la causa palestina pidiendo a otros artistas que se sumen y cancelen sus funciones o visitas a Israel hasta que cese la ocupación y las políticas de represión y hostigamientos.

Volviendo al polémico partido, ya fue emitida una carta al Secretario de Deportes Carlos Mac Allister, pidiendo la cancelación del encuentro.

Con el pesar de una gran cantidad de admiradores en sus pueblos sufridos

Millones de amantes del fútbol en los pueblos árabes admiran al seleccionado argentino desde hace muchos años. Messi profundizó esa admiración en la última década. Argentina es un país querido en el mundo árabe, no solo por su historia de recepción de una importante inmigración en el pasado, sino por el fútbol. En países azotados por guerras que afectan a poblaciones inocentes, el fútbol es un escape para muchos habitantes, en especial niños. La admiración por Messi llega a los lugares más recónditos, donde incluso muchas veces falta la ayuda social de parte de las instituciones.


Un ejemplo que gráfica desde el arte lo que sucede en esos pueblos castigados es el corto titulado “Baghdad Messi” del año 2012,dirigido por el kurdo Sahim Omar Kalifa, que recrea a niños (su protagonista mutilado por la guerra) fanáticos del fútbol y de Messi, en quien encuentran momentos de alegría en una zona rodada de tristeza. Tras el éxito del film Messi se encontró con su protagonista, pero existen muchos niños reales representados en ese personaje que día a día salen adelante frente a las peores adversidades. Niños, en Irak, Siria Yemen, Líbano o Palestina que esperan o sueñan con, algún día, tener cerca a sus ídolos… pero en sus territorios, no avalando a quienes los bombardean, ocupan tierras y perpetúan su sufrimiento. ¿Será capás la selección de Argentina de decepcionar a millones de personas que admiran a los futbolistas de esa selección incluso más que gran parte de la población argentina? ¿Serán capaces de dilapidar tanta admiración por el cachet de un partido con fines propagandísticos? La respuesta, lamentablemente, no está en esta nota.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *