Bombardeo criminal

En la madrugada de hoy la triple alianza liderada por EEUU junto a Francia y Reino Unido, bombardearon con 103 misiles a Siria. El motivo es en represalia al gobierno sirio por un supuesto ataque químico llevado a cabo la semana pasada en la ciudad de Duma (Guta Oriental).

El ataque pudo ser repelido en parte, por el escudo antiaereo de las fuerzas armadas sirias, que logró derribar a 71 de los 103 misiles lanzados por las potencias imperiales. El ataque selectivo, (según afirmo la triple alianza) tuvo como objetivo demoler plantas de tratamientos de químicos, logrando destruir algunas instalaciones, entre ellos el Centro de investigación científica en Barzeh (Siria). Según dio a conocer el gobierno sirio, no se registraron bajas humanas, salvo algunos heridos.

La acción bélica contra el país árabe se concretó sin tener prueba alguna que el hecho de ataque con armas químicas contra la población hubiese ocurrido, lo cual llevo a recordar el montaje perpetuado años atrás para justificar la invasión militar y derrocamiento del gobierno en Irak.

Para hoy se esperaba la inspección de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Pero como fueron bombardeadas las instalaciones, la comisión que debe investigar las denuncias poco podrá hacer, para constatar lo denunciado.

bombardeado

 

 

En la tarde de hoy, en Washington se registraron expresiones de repudio al ataque por parte de grupos de la sociedad civil y distintos parlamentarios denunciaron que el presidente estadounidense Donald Trump ordenó el ataque sin autorización del Congreso de su país ni la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU.

En la sesión urgente del consejo de seguridad de las naciones unidas convocada por Rusia, para repudiar el ataque, el mismo voto en contra del pedido de declaración. Solo China, Bolivia y Rusia votaron a favor.

En la mañana de hoy el pueblo Sirio en Damasco, salió a las calles a repudiar el ataque y a festejar la defensa garantizada por el escudo antimisiles a favor de la soberanía de Siria.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *