Humor verde: el bebito ingeniero

El debate sobre la legalización del aborto trajo discusiones en todos los ámbitos de la vida. Más allá de si los anti-abortistas logran tener mayoría para impedir una vez más que se legalice una práctica que ya de hecho se realiza de forma ilegal – lo cual le impone a las mujeres que no pueden pagar buenos servicios de salud tener que confiar en centros clandestinos en los que su vida se pone en peligro -, y del hecho que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo, este nuevo capítulo sobre la lucha por el aborto se discutió no sólo en el recinto parlamentario sino en las casas, los trabajos, las escuelas e incluso en los grupos de WhatsApp. Sin embargo, esta vez los memes concentraron la atención de todos los usuarios llenando las redes sociales con un tema: el bebito ingeniero.

Por Antena Negra TV.

tapaa-10-74513
Todo nació de la foto tomada a un cartel de una marcha antiabortista con la foto de un feto en la que rezaba la frase “Yo quiero ser ingeniero”. Luego de ésto, esos anónimos usuarios de redes sociales que crean los memes dispararon su creatividad. Y es que la provocación era muy fuerte: todo ese determinismo católico que cree que tu vida está regida por los designios de una entidad suprema estaba resumido en una frase.

El resultado fue contundente: al cierre de esta nota se lograron relevar 44 memes diferentes, un número grande para ser un tema tan específico que suele agotarse rápidamente.

No es difícil pensar qué otras frases le serían dichas a ese feto en caso de que se convierta en una persona: “no uses rosa que es color de nenas”, “los nenes no lloran”, “si no pegás, te pegan”, “el pelo largo es de mujer”, “si no te casás antes de los 30 te vas a quedar sola”, “para ser una mujer completa tenés que tener un hijo”, y tantas otras que han servido de pedagogía durante muchos años. No es casualidad que muchos de los memes como el del “ingeniero… de sonido”, el de la “facultad de sociales” o el de “la carrera de las profesiones” apunten directamente a esta cuestión.

Por otro lado, uno de los primeros memes en comenzar a circular fue el que se ve al famoso cartel y debajo a una mujer que dice “Yo también. Venga el misoprostol”. Este meme resume aquella reivindicación de los movimientos feministas por respetar el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Esta discusión no estuvo ausente en los debates respecto a la legalización del aborto y tomó fuerza en boca de Muriel Santana quien dijo: “Yo no deseaba ser madre forzadamente. No deseaba inscribir mi cuerpo en el orden simbólico de la maternidad por imposición. No admito que nadie se arrogue el derecho de legislar sobre mi deseo. Mías son mis decisiones, míos son mis deseos”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *