Desalojo en Juárez Celman: “Hoy hay familias que no tienen donde dormir”

Tras el  violento desalojo de barrio comunitario Parque Esperanza de Juárez Celman. Con un fuerte operativo de las fuerzas represivas provinciales, y el bloqueo de los accesos para quienes trataban de acercarse. Son 120 familias perdieron sus viviendas, y buena parte de sus bienes.

 

La jornada de ayer estuvo marcada por la bronca y la resistencia tras el violento desalojo que sufrió, desde las primeras horas del viernes 1° de junio, el Barrio Comunitario Parque Esperanza en la localidad de Juárez Celman. Con un fuerte operativo de infantería, y el bloqueo de los accesos para quienes trataban de acercarse, incluyendo a lxs trabajadorxs de prensa  

Hasta el momento, no se conoce la orden de desalojo, que de existir, sería la número 14 desde los 4 años de existencia y resistencia de éste barrio que surgió de la emergencia habitacional de 120 familias. En el invierno de 2014 nacía Parque Esperanza, que como narran las vecinas, por recrear constantemente la esperanza. En la mayoría de las familias son mujeres el sosten económico y comunitario. En gran medida, que escaparon de situaciones de violencia de género.

Las familias son 120 familias que viven en Parque Esperanza, pegados a Córdoba Capital hacia el norte, que organizadxs en la Cooperativa de Vivienda 12 de Junio tomaron unas tierras deshabitadas y ociosas. Más tarde, la empresa desarrollista Urbanor SA reclama la titularidad de esos terrenos con la finalidad de construir un barrio privado.

En la mañana del 1 de junio el desalojo, instruido por juez Julio Guerrero Marín, comenzó por los hogares de las referentes políticas más visibles. En un marco de brutal represión, las casas eran desalojadas y a continuación quemadas. Entraban camiones a llevar sus cosas y dejarlas tiradas lejos de los terrenos. Sin capacidad de recoger y resguardar las pocas cosas que podían recuperar. En esos momentos, Andrés Villalba, presidente de la cooperativa, trabajador social integrante de la organización JAF (Jóvenes al Frente), que vive en el barrio de al lado, Ciudad de los Niños, se acercó y se puso a filmar lo que estaba sucediendo. Las fuerzas represivas lo persiguieron y lo detuvieron.

En diálogo con Zumba La Turba, Marta Villalba, integrante de JAF y hermana de Andrés, nos relató cómo transcurrieron los hechos de la jornada represiva: “El panorama de ayer fue terrible, estamos aún muy conmocionados. Los niños despertaron con mucho miedo, las madres con crisis de nervios. Ayer cuando tratábamos de sacar las pertenencias de las familias, la policía empezó a avanzar, avanzar”. Marta recuerda cómo fueron corridxs y sitiadxs tanto lxs vecinxs como lxs compañerxs de las distintas organizaciones que se hicieron presentes en el lugar para acompañar y solidarizarse con las 120 familias.

“Nos corrieron hasta Guiñazú, algunas se refugiaron en la casa de una vecina de Barrio Norte, a otras nos corrieron hacia la ruta. Fue una cacería terrible”, continúa su relato. Y agrega que las compañeras que fueron detenidas sufrieron golpes por parte de las fuerzas represivas.

Por otro lado, los medios hegemónicos comerciales daban lugar a la palabra del Ministro de Desarrollo Social, Sergio Hugo Tocalli, quien afirmaba que las familias ya estaban re-ubicadas.. Marta precisa: “Es mentira, las familias están refugiadas en la Capilla, porque no tenían a donde ir a dormir”.

Hasta el día de ayer, Barrio Comunitario Parque Esperanza, estaba compuesto por asentamientos precarios sin los servicios básicos (agua, luz eléctrica, cloacas, gas), que evidenciaban la vulnerabilidad social y marginación. En reiteradas ocasiones de la lucha de las familias por una vida digna, se exigió al Gobierno Provincial y Municipal que se dieran las garantías para que la población pudiera acceder a su Derecho a la tierra y la vivienda. Continúa explicando Marta: “Agradecemos a los compañeros de las organizaciones que se acercaron a ayudar. Toda la ayuda que recibimos es las de los compañeros que se solidarizaron(…)El cura nos permitió quedarnos todo el fin de semana, y nos dijo que había estado tratando de comunicarse con la intendenta Miryan Prunotto pero no lo logró”. Y agrega que hacen falta alimentos no perecederos, elementos de limpieza, papel higiénico, pañales. “Se ha acercado un equipo de salud que esta atendiendo a lxs vecinxs, varios de ellxs en tratamiento médico”.

IMG-20180601-WA0133

 

Desalojo y represión contra la lucha por una vida digna

La jornada represiva duró todo el día. En un primer momento, durante varias horas la policía de la provincia cercó el predio impidiendo el acceso. Comenzaron a desalojar a las familias, a tirar las casas con topadoras y a incendiar varias casas con sus pertenencias dentro. La policía golpea y reprime a lxs vecinxs y detiene a varios de ellxs. Una lista que se extiende a más de 12 detenidxs.

Alrededor de las 19 horas, la policía provincial e infantería, a pesar de que el Barrio ya había sido desalojado, avanzó con gas pimienta sobre lxs vecinxs que habían armado un acampe frente al barrio. E inició una cacería en las inmediaciones de los terrenos, con violencia y empujones corrieron a las personas más de 5 cuadras, impulsando la dispersión de quienes allí resistían e intentaban resolver cómo garantizar la noche de las familias desalojadas.

En esta escalada de irregularidades, la Diputada Nacional Gabriela Estévez fue víctima también la represión, y una compañera periodista de Zumba La Turba en la Red Nacional de Medios Alternativos, sufrió el robo de su credencial identificatoria por parte de la policia. En ese nuevo acto de violencia se detiene a 3 compañerxs más.

 

Especulación y negociado antes que Derecho a la vivienda

Tanto Miriam Prunotto, la intendenta de Juarez Celman (PRO-UCR), como el Gobernador Provincial, Juan Schiaretti (PJ), priorizan la especulación inmobiliaria y el avance del desarrollo de proyectos para pocxs, contra el acceso a la vivienda de todas las familias. El desalojo de las 120 familias de barrio comunitario Parque Esperanza de Juárez Celman tiene por objetivo garantizar la construcción de un country, un barrio privado para los sectores más ricos de la sociedad, que se articula con la creación de la autopista variante Juárez Celman.

 

En comunicación con Zumba La Turba, nos explicó Marta que las tierras donde se encuentra el barrio comunitario Parque Esperanza estaban abandonadas cuando se inicia la posesión por parte de las familias. “Una parte de las mismas figuran a nombre de la empresa Urbanor SA -que en el año 1992 consigue una aprobación para hacer un desarrollo inmobiliario que nunca realizó-. La otra es una herencia familiar que nunca las reclama y, la última parte, es un terreno fiscal que pertenece al Gobierno de la Provincia de Córdoba. Por lo que la provincia podría haber expropiado”.

Por ello, concluye Marta, que la estrategia de la Provincia para quebrar la resistencia fue ofrecer 40 mil pesos con la condición de que se retire del predio pacíficamente. Remarcó Marta: “No tenían nada, y les ofrecían 40 mil pesos”.

Compartimos el Especial completa transmitido por la RNMA, en el minuto a minuto del sábado 2 de junio. Escuchá aquí

Donaciones necesarias: alimentos no perecederos, elementos de limpieza, papel higiénico, pañales, medicamentos.  

Contacto directo: Página de Facebook de Jóvenes Al Frente – Telefono 351 2702011.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *