Las gargantas de Latinoamérica

En La Terminal “nueva” de Córdoba podía palpitarse el encuentro de distintas organizaciones sociales y políticas que llegaban cargadas con mochilas, bombos y alegre rebeldía que caracteriza a lxs que elegimos los caminos de la lucha social para construir ese “otro mundo posible”. Los días 27, 28 y 29 de Julio, se realizaba el 2° Foro Latinoamericano de La Poderosa.

La caravana Poderosa

Tres colectivos salían de Córdoba en caravana hacia la Ciudad de Porto Alegre en Brasil.  Luego de acomodar todos los bolsos, la gente se puso a hablar. Durante el viaje distintas voces se apropiaron del micrófono, compartiendo  sus cánticos, sensaciones y alegrías de emprender este viaje. Mientras, sonaba: – “(…) Venimos hasta acá desde la Argentina, donde sigue sangrando América Latina (…)”.

Por la ventanillas podíamos ver cómo los kilómetros se teñían de verde, ese que nos contamina y mata. La soja transgénica recién sembrada era una constante hasta horizonte. Aún cruzando la frontera, el desierto verde nos habitaba. Y desde aquel paisaje podíamos sentir a Latinoamérica sangrar. Pudimos constatar que la  problemática es continental. De este modo, pudimos visualizar cómo el desmonte y la sojización nos atraviesa a lo largo y lo ancho de nuestro Abya Ayala. Sentíamos el resistir de la tierra, esa resistencia que compartimos y nos hermana en la lucha.

Llegamos a Brasil, después de cuatro horas en la frontera, en plena madrugada. En el predio de aduana podían verse llegar colectivos de todo el país, que encontraron ese límite geográfico, para continuar en caravana hacia Porto Alegre.

Las imágenes se sucedían por las ventanas y la electricidad que flotaba en el gigante metálico que atravesaba la ruta a toda velocidad, podía verse reflejada en la tensión e intriga de no saber con qué nos íbamos a encontrar una vez arribadxs a destino.

nota 1

Las gargantas que nos quitaron

Al llegar, cerca de las 16 hs,  a “Casa do Gaúcho” (Porto Alegre),  nos esperaban banderas de todo el país. La voz de Nacho Levy (referente de La poderosa) resonaba en el salón plagado de personas  provenientes de toda Latinoamérica, desde Méjico hasta Argentina.

 

Vociferaba Levy:  – “Antes de hablar de  qué se trata todo este delirio, queríamos terminar de tomar lista para  preguntar, si Santiago Maldonado, Marielle Franco, Berta Cáceres, los 43 normalistas de Ayotzinapa, los detenidos desaparecidos del Plan Cóndor que azotó a toda nuestra patria baja y las víctimas de la policía que esas dictaduras nos dejaron ¿Están? –  

El público respondió enérgicamente al unísono: – Sí, están -.

Levy continuó tomando lista, esta vez para hacer mención a “las brujas, las negras, las villeras, las faveleras, las desobedientes,  las insurrectas, las comandantas de esta revolución feminista”, que estaban allí presentes.

A continuación el referente hizo hincapié declarando: -“Este foro está concentrado en la economía popular y no en la geopolítica; en la política en nuestras propias manos – y continuó-  En este foro, entre 96 asambleas barriales de 12 países, buscamos entender qué se juega hoy en el escenario de Brasil (…) esto lo pensamos en el marco de las dos revoluciones que nos están sucediendo, la revolución comunicacional y la revolución feminista”.

Nacho, a su vez pasó la palabra  diversxs referentes del continente. Así, pasaron por el micrófono a Pedro Kumamoto (político independiente mejicano), Shirley Medina (referente uruguaya de La Garganta Poderosa) y Keyla Estevez García (referente cubana de La Garganta Poderosa).

En sus alocuciones, lxs oradores hicieron una descripción detallada de la situación política y social de sus países. Además resaltaron la importancia de la existencia  y posibilidad de este tipo de nota 5encuentros.  

 

En el cierre, desde arriba del escenario, se invitó a participar de una movilización por los alrededores de la locación al grito de “Marielle Vive”. De repente, la multitud se agolpó en las entradas del predio cantando consignas que hacían alusión a la lucha por los Derechos Humanos.

nota 3La movilización no es casual. El 27 de Julio, Marielle cumpliría 39 años. Las banderas flameaban y las intervenciones coparon las calles de Porto Alegre. La mirada de Santiago Maldonado, (desde las paredes) mezclada con el  grito de Marielle Franco (en máscaras de cartón), se posaban sobre lxs muguerxs y fotografxs. El canto de la multitud se mezclaba con las palabras de lxs referentes que gritaban al megáfono. El folclore militante en su esplendor.

Las palabras de Mónica Tereza Benício, compañera de Marielle, conmovieron al colectivo que marchaba en la ciudad brasilera.  

( Ver más:  http://zumbalaturba.com.ar/?p=6229 )

De regreso a “Casa do Gaúcho” se vivió un clima más íntimo, se escuchaban voces compañeras compartiendo experiencias.

Al caer la noche, cuando el olor a comida invadió el salón, el color rojo comenzó a teñir el lugar, los buzos de La Poderosa comenzaron a girar  entre la gente. Lxs presentes formaron espontáneamente una fila que rodeaba las instalaciones. Las canciones y las charlas, comentarios, opiniones, flotaban en el aire de la línea humana.nota 2

Al finalizar la primera jornada, lxs cuerpxs se movilizaron hacia dónde dormirían.

Una vez más la ola de gente entraba en un trance general que la obligaba a trasladarse en conjunto al ritmo de canciones de lucha. Por un par de horas la calma tomaría control del grupo, el cual volvería a su movimiento masivo en las primeras horas de la mañana siguiente.

 

Enredando la comunicación

El día empezó temprano. Luego de tres horas de sueño, el trajín de la prensa comenzó su actividad. Entre mates y charlas, las personas de Córdoba se despertaban de a grupos. Un parlante comenzó a sonar con cumbias y la gente empezó a activar la mañana jugando con sus cuerpxs.

La energía de los cánticos encendió la alegría para comenzar con la segunda jornada de La Cumbre de Base. Un colectivo nos acercó nuevamente al lugar donde se realizaron las actividades.nota 8

Una vez ahí, el grupo se dividió entre los diversos paneles que exponía el programa del encuentro. En simultáneo funcionaban, por la mañana: “Comunicación de base y redes latinoamericanas”, “Acceso a la tierra y a la vivienda” y “Economía popular”.

 

En el panel de “Comunicación de base” se expuso la necesidad de seguir tejiendo redes y de apostar a la comunicación popular como una herramienta emancipatoria.

Múltiples medios expusieron su postura acerca de la situación nacional y continental. En ese sentido Pedro Brieger declaró: “(…)Yo tardé nueve años en crear NODAL, porque pensaba que otros lo iban a hacer. De hecho cuando nació la UNASUR iba a crear un medio comunicacional de la región, por lo menos de América del sur – y continuó – Nadie ve la necesidad de un medio de comunicación dedicado exclusivamente a la información de América Latina y el Caribe” .

En el panel, donde distintos medios tomaron la palabra durante más de tres horas, podemos destacar la voz de Dríade Aguilar (de Mídia Ninja) quien  declaró: “ (…) Es importante comprender que Media Ninja viene de otra nota 9construcción política, nosotros empezamos a trabajar con cultura, y esto es muy clave en nuestra historia, porque empezamos a producir las fotos, en los festivales, empezamos a poner a las mujeres en centro de la narrativa en la música, aprendimos a escribir de nosotras desde la cultura popular, por eso la construcción  mediática de Midia Ninja se viene desde la base, pero también desde la cultura – y continuó – Cuando vamos cubrir una marcha, nuestra mirada es como quien está viendo arte, como quien está viendo una representación artística, como quien está viendo al que está ahí protagonizando la lucha de su vida, no es un periodismo duro, la idea es mostrar que esto es parte de su vida, es parte de su historia, la gente que está ahí en la calle está contando la historia de su vida, está luchando por una cosa que es clave para tu historia, entonces es muy importante como la gente ha construido la historia en la calle, como la gente está construyendo su historia colectivamente,  y así poder escribir un nuevo imaginario sobre lo que es la calle, sobre cómo los movimientos sociales están vistos por la sociedad. (…)”.  Dríade también resaltó la importancia del trabajo en red, al igual que lo hicieron los más 50 medios de latinoamérica que se encontraban en el panel.

Mientras en Casa do Gaúcho los medios debatían sobre la relevancia de la comunicación comunitaria; en otras dos locaciones  se estaban desarrollando los paneles de “Acceso a la tierra y a la vivienda” ,y “Economía popular”, en donde distintos referentes latinoamericanos tomaron la palabra como puntapié inicial para debatir sobre estas problemáticas.

Lxs cuerpxs, los territorios y las violencias

Por la tarde, y luego del almuerzo colectivo, las personas comenzaron a dividirse para caminar hacia los distintos paneles que en simultáneo se desarrollaron en la ciudad de Porto Alegre.

Casa do Gaúcho se empezó a teñir de verde abortero, para dar comienzo al panel de “Feminismos y territorios”. Durante el panel distintas referentes del feminismo latinoamericano tomaron la palabra, haciendo eco de la  revolución que atraviesa el continente.    Irene Lingua (26)

Así Sonia Cáceres , hija de Berta Cáceres, declaró: “ Somos parte del pueblo indígena Lenca, mi madre Berta fueasesinada por luchar y enfrentarse a los distintos sistemas de opresión que vivimos en Honduras, en América Latina y en el mundo – contó – fue un ataque directo a los movimientos sociales, especialmente al nuestro, que muchas veces ha derrotado a las políticas del estado golpista y dictatorial – y resaltó –  nos costó mucho entender qué significó y qué carga tenía para Berta ser mujer en lucha, contra una empresa privada muy grande de Honduras, nos costó mucho entender que una de las cuestiones principales de su asesinato fue el hecho de ser mujer”.

Victoria CitricaEn este sentido, Claudia Korol, referente argentina de la lucha feminista, hizo referencia a las distintas violencias a las que están expuestas nuestrxs cuerpxs y territorios: “Sabemos que la expropiación de nuestras tierras fue siempre de manera violenta, la violencia es el modo de establecer todas las opresiones, para disciplinarnos; el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado, se gestaron simultáneamente y de manera violenta, la violación es violencia específica de dominación de nuestros cuerpos – y detalló-  no es casualidad que las originarias, las detenidas desaparecidas y tantas otras oprimidas y reprimidas hayan sido víctimas de violencia sexual, que se usó también para ‘reeducar’ a lesbianas, travestis y trans – sobre este punto Korol reflexionó – no va a ser con las armas del amo que destrocemos la casa del amo; nuestras revoluciones deben ser creativas, no réplicas de la violencia que ejercieron contra nosotras.”

Mientras las diversas femeneidades debatían en la locación donde se desarrolló la mayor parte del foro, la emoción se hacía sentir en el Teatro Dante Barone, en donde se desarrollaba el panel de “Derechos humanos y fuerzas de seguridad”. Desde Ayotzinapa se hicieron oír las voces de dos padres de los 43 normalistas desaparecidxs en la ciudad mejicana. Al tomar la palabra Mario González Contreras se lamentó: “Es muy difícil el caminar de estos 43 padres de familia,  es doloroso porque a veces decimos que la mamá es la que siente más al hijo, la que se desespera por el hijo y no, yo creo que es igual el dolor de una madre al dolor de un padre, tal vez el padre sea hipócrita y no lo demuestre, tal vez el padre sea cobarde y no quiera dar la demostración de cuánto ama al hijo; yo siento que es igual, y en mi caso, es porque siempre andaba conmigo desde chiquito… se nos fue un niño que nunca se había separado de mi…. es un calvario, yo recuerdo que la primera vez nos querían entregar 28 cuerpos, pero 28 cuerpos todos destrozados , este pedazo es tuya, esta cabeza es tuya, este brazo es tuyo, esta pierna es tuya, y ya váyanse para sus casas, le vamos a dar una indemnización  económica; nos arrastramos los 43 padres ahí, tuvimos que encerrarnos en un auditorio, platicamos, nos gritamos (…) por la desesperación… fue impresionante lo que nos hizo el Gobierno del Estado de Guerrero – así recordaba – Ahí empezó nuestro calvario, cómo es posible, cómo puede ser posible que exista gente tan mala, que haya gente tan sinvergüenza de poder destrozar a un ser humano , dónde quedó la sensibilidad del ser humano, hasta dónde puede llegar por dinero, por poder (…) afortunadamente esos cuerpos no eran nuestros… y ahí empezamos a desconfiar todos… desafortunadamente llegó la otra mentira, que los muchachos estaban muertos y los habían calcinado, ese fue el golpè más terrible que tuvimos como padres de familia… pero otra vez los antropólogos descubrieron que había muchas anomalías, hicieron un examen pericial (…), y las pruebas de los huesitos que encontraron (…) resultó que eran de pollo, y se les cayó la mentira; el gobierno no se podía echar para atrás y empezaron con toda la maquinaria pesada contra la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos(…)” . De este modo diferentes familiares de las víctimas de la violación de los Derechos Humanos en latinoamérica tomaron la palabra para hermanarse desde el dolor.Victoria Citrica (9)

Además esa misma tarde  se llevó a cabo el panel de “Educación para la emancipación”. Por último para finalizar la jornada, ya de vuelta en Casa do Gaúcho, tuvo lugar el panel de “Organización popular” en donde se pudieron escuchar, entre otras voces, la palabra de Juan Grabois quien expresó : “(…)El gobierno no es el poder y hay fuerzas sociales que cotidianamente luchan, pelean, también hay fuerzas sociales en el campo de los de abajo (…) esos compañeros descartados sin tierra, techo y trabajo deben constituir la verdadera columna vertebral de un movimiento de transformación en América Latina (…)”

Al caer la noche la multitud eufórica y emocionada por la extensa  jornada donde se compartieron luchas y distintos sentires de los conflictos que atraviesan a la patria grande, se colocaron en grandes filas para cenar, y posteriormente retirarse a descansar.   

 

La revolución de la pelota

La mañana del tercer día nos recibió en Plaza Marinha, casi en la ribera del Guaíba. Allí se jugaría la “Copa Resistidores de América”. En ese marco de práctica futbolística inclusiva, las personas se pusieron a hacer su magia con el balón para posteriormente, rodilla en suelo, escuchar las palabras de Marco Etcheverry (ex futbolista boliviano) y Fernando Signorini (preparador físico argentino). Se recordó en ese momento la vida de René Houseman, futbolista crítico si los hubo,  quien había declarado que de ser millonario se compraría una villa.

Se preguntaba y reflexionaba entonces Signorini: “¿Para qué hacen falta los árbitros? No somos tan bestias para necesitar a alguien que nos esté vigilando (…) con esta juventud maravillosa, preguntense ustedes ¿Para qué hace falta la policía? ¿Para juzgar a quién? (…) Hay sectores que necesitan a las fuerzas del orden para que cuiden sus privilegios”. Los vitoreos coparon la cancha.nota 6

Así la mañana se fue entre pelotazos, risas,  y el canto ceremonial con el que Soraya Malcoño agasajó a lxs presentes a la hora del cierre.

La procesión una vez más entró en movimiento y, bordeando el ancho río Guaíba, se movilizó nuevamente hacia Casa do Gaúcho, en medio del ocaso anaranjado que provocaba el hundimiento del sol en horizonte acuático.

 

El encuentro llegaba a su fin, pero la energía en el aire se palpaba. Llegó a su zenit en el momento en que se armó el panel de “Integración regional” con la presencia de Adolfo Pérez Esquivel, Ghillerme Boulos, Manuela Dávila, Carol Proner y Nacho Levy.

Manuela Dávila, pañuelo verde al cuello,  comenzó dándonos la bienvenida a su ciudad natal y resaltando la importancia del encuentro a nivel continental. Luego comentó que “ hay muchísima gente en la calle, con hambre, hay muchísima gente con pobreza en Brasil y en todo el continente (…)  yo he tenido mi formación en el Partido Comunista de Brasil (…) he pensado que tal vez tenemos los dos ejes centrales para nuestra charla con Lula y Marielle (…) cuando decimos Lula Livre o Marielle Presente, estamos diciendo mucho de lo que nos pasa en nuestro continente (…) el mejor momento de nuestro continente fue cuando teníamos presidentes que hablaban entre ellos, que miraban a los ojos a la gente de nuestro continente (…) Cuando decimos Marielle Presente podemos estar hablando de Santiago (Maldonado), de la gente que lucha en nuestro continente (…)”- cerró la oradora expresando su noción acerca de un nuevo ciclo continental que habría de ser construido en conjunto. Esto emocionó a todas las personas presentes, las cuales automáticamente colmaron la sala de aplausos.

Llegado el turno de Perez Esquivel, entre risas,  este hizo alusión a que el panel ya había dicho todo lo que él quería decir. Sin embargo, enérgicamente, se dirigió  a la audiencia: “acá vamos a abrir la ventana para que entre una luz y una nueva esperanza para el continente (…) recordamos a los que no están físicamente pero nunca senota 7 fueron porque están presentes, le hicimos un homenaje a Marielle, esta mujer luchadora que nos dio un ejemplo de vida; la memoria no es para quedarnos en el pasado, la memoria nos ilumina el presente – y continuó –  somos gente del pueblo, nosotros somos parte del pueblo, no está el pueblo allá, está permanentemente aquí; cuando se habla de la unidad, esa unidad es en la diversidad, esa es la gran riqueza del pueblo, la uniformidad nos lleva a los totalitarismos y no queremos más totalitarismos en ningún sitio (…) venimos a compartir dos cosas, primero el pan que alimenta el cuerpo y el espíritu, y segundo la libertad, porque sin libertad no podemos amar y sin amor por el pueblo no podemos construir – reflexionaba el referente –  la Democracia no se regala, se construye, y es un hacer cotidiano, de todos los días (…) no es casualidad lo que está ocurriendo en nuestros países, son mecanismos de dominación que nos imponen (…) la economía es especulativa para someter a nuestros pueblos”. En el cierre, el hombre con años de lucha por los Derechos Humanos a sus espaldas, regaló una frase al colectivo: “No tenemos que dejar de sonreirle a la vida, porque el día que lo dejemos de hacer, es que nos vencieron y eso… nunca”.

Terminada la jornada, las personas se dirigieron a los respectivos colectivos que los devolverían a sus diversos puntos geográficos de origen.

La energía del encuentro seguía latente en el regreso. Entre las charlas que flotaban en el aire se repetía la palabra “unidad”.

Con el correr de los minutos, el cansancio  producto de las prolongadas jornadas, hizo su efecto. Las bocas dieron lugar a los bostezos, los ojos se cerraron. Pero una sonrisa fija relucía en los rostros. Luego de días soñando despiertas, las personas se entregaron al letargo, al menos por unas horas. Mientras, el bólido metálico de dos pisos, como en la metáfora zapatista de la utopía,  surcaba el asfalto en la noche, buscando el amanecer.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *