Luego de la represión, Punilla se movilizo nuevamente contra la Autovía de Montaña

Luego que en el día de ayer fueran reprimidxs y detenidxs vecinxs de las Sierras Chicas que intentaban frenar un desmonte ilegal, se realizó esta mañana una marcha por la ruta E 55 a la altura de la Comuna de San Roque.

 La intención del gobierno provincial de avanzar con la mega obra denominada Autovía de Montaña, a pesar de las voces en contra que se alzan desde distintos ámbitos, tuvo ayer un nuevo y dramático capitulo.

Ocurrió cunado vecinxs de Sierras Chicas se anoticiaron que la empresa Chediack, contratista de la obra, estaba realizando desmontes en superficies donde no tenían autorización. Rápidamente se movilizaron hacia el lugar para intentar detener a las topadoras pero fueron reprimidxs violentamente por la policía de Córdoba que detuvo a cuatro personas e hirió a otra que debió ser hospitalizada.

Ante la gravedad de lo sucedido, las asambleas ambientales de Punilla decidieron para hoy, miércoles 22 de agosto, realizar una marcha hacia la zona donde ocurrieron los hechos.

Mientras marchaban por la ruta E 55, nos comunicamos con Laura, vecina de las Sierras Chicas, quien nos relató la situación que están viviendo: “Hola compañerxs, acá estamos visibilizando lo ocurrido en estos días, que tuvo su punto culminé ayer martes en la obra de autovía de montaña que están haciendo por las sierras en esta zona. La semana pasada nos enteramos que empezaron a desmontar por un espacio que no tienen autorización ni licencia. Ante la movilización y las denuncias públicas que hacen las asambleas nos convocamos al lugar de las obras para tratar de impedir el desmonte ilegal y el día de ayer la policía desalojo violentamente a lxs compañerxs que estaban tratando de parar las maquinas.”

La violencia de la represión a ciudadanxs que estaban ejerciendo pacíficamente el derecho constitucional a la protesta fue de tal magnitud que un vecino debió ser hospitalizado. Laura nos cuenta al respecto que “hubo cuatro detenidos y un compañero con lesiones en sus costillas que termino en el hospital por los golpes de la policía. A raíz de eso ayer estuvieron todas las asambleas en estado de movilización.”

Producto de la presión popular, nos dice Laura, que “lxs compañerxs ya fueron liberados. El compañero que fue al hospital está mejor pero tiene las costillas fisuradas y hoy estamos movilizándonos para hacer visible la represión de ayer y para que todxs se enteren que la obra está actuando sobre terreno que no tiene licencia, así que es ilegal y que de acuerdo a la ley debería caducarle su licencia y no deberían continuar con la obra porque incurrieron en una falta muy grave.”

Además de denunciar la represión y visibilizar la ilegalidad en que se maneja la empresa y el gobierno provincial, las asambleas de Punilla exigen la actuación de la Secretaría de Ambiente, de la Policía Ambiental y del juez competente en el control de la legalidad de la licencia ambiental dada la magnitud del daño irreversible  al ambiente provocado por la contratista Chediack.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *