“La Universidad es pública, es de todxs”

Hoy la comunidad de Córdoba salió a reclamar a  las calles para hacerle frente al ajuste del Gobierno Nacional, pedían por una educación pública, laica  y de calidad.

La concentración comenzó en el Pabellón Argentina de la Universidad Nacional de Córdoba. Las personas reunidas reivindicaban la importancia  del hacer de los trabajadores de la educación: “Queremos decir que la Universidad tiene hoy, una creciente relevancia social en el rol de formar profesionales y aportar a la sociedad en la promoción del desarrollo científico y tecnológico sustentable; una articulación indispensable en el área social, laboral, productiva y cultural de este país”.

Recordaba una oradora  que hace menos de dos meses tuvo lugar en la UNC, en las aulas y pasillos, la 3° Conferencia Regional de Educación Superior. En ese marco se  “reafirmó el rol fundamental de una Universidad pública”. Así, lxs docentes declaraban: “La educación superior no puede ser un privilegio de unos pocos, no puede ser un servicio transable, no puede ser una mercancía. La educación superior es un bien público y social. Es un derecho humano y universal. Es un deber innegable del Estado que tiene que garantizarla. La educación superior hoy se ve amenazada y por eso estamos acá defendiéndola”.

Durante el primer cuatrimestre del 2018  los docentes de las universidades nacionales se encontraron con una propuesta del Gobierno Nacional que implica una reducción del salario real y la consiguiente reducción del presupuesto universitario. En este sentido plantean un ofrecimiento de parte del Estado de un  15 % de aumento en 4 cuotas.  Dicen que la oferta es mínima  ya que inflación supera ampliamente esa cifra.  A partir de esa situación “el Gobierno se negó sistemáticamente a acordar una cláusula de recomposición automática, de acuerdo a la inflación registrada por ellos mismos”. Cláusula que sí funcionó en el 2017.

 

 

Según el sector educativo, esta negativa, se debe a la intención del Gobierno de recortar los salarios universitarios. Declaran entonces: “(…) sabemos que están lejos de ser dignos, incluso comparativamente con otros países de la región. Los recortes de obra pública que afectan en las universidades en sus presupuestos de Ciencia y Técnica, y la sub ejecución de las partidas asignadas, están entorpeciendo drásticamente el funcionamiento de las mismas”.

A media tarde, las personas arribadas al centro de la ciudad llevaron adelante una ocupación pacífica del antiguo Rectorado, ubicado en la Facultad de Derecho. La agrupación Franja Morada realizó falsas denuncias “por destrozos” y se cerró el edificio.   Mientras, las personas que allí se encontraban formaban una “Asamblea Interfacultades” para dialogar y discutir sobre lo que acontecía: “Hoy marchamos por la defensa de las universidades públicas. Tenemos una preocupación común por el devenir de la educación superior y el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país.

Queremos y exigimos un presente y un futuro de desarrollo, de inclusión, de mejores oportunidades para el pueblo. Los recortes que sufren estas áreas tienen un efecto devastador a mediano y largo plazo”.

En concordancia con el manifiesto liminar las personas que se movilizaron hoy por las calles proclamaban su mensaje, “el que damos al Gobierno, a nuestros Legisladores y a nuestro pueblo. Sabemos que en la Universidad coinciden posiciones políticas diversas, aun así estamos unidxs. Universidad gratuita, laica, de calidad, comprometida con su pueblo, con su tiempo. La Universidad es pública, es de todxs”.

 

#LaEduaciónNoSeVendeSeDefiende

#UNCEnLucha

#DefendamosLaUNC

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *