Pasa al fuero Anticorrupción la causa por contaminación en el Garzón Agulla

Así lo decidió el fiscal Iván Rodríguez, ya que de la investigación podrían surgir responsabilidades de funcionarios del Gobierno Provincial. La denuncia fue impulsada por padres y madres con el patrocinio de la Fundación Lucadesa (Lucha Contra la Contaminación Ambiental en Defensa de la salud).

 La novedad se conoció el lunes pasado, 17 de septiembre, dos semanas después de que fuera presentada la denuncia por el ex fiscal y presidente de la Fundación Lucadesa, Carlos Matheu, en representación de padres y madres de alumnxs de la escuela Garzón Agulla.

Recordemos que la denuncia surge a partir de conocerse la manipulación indebida de 3000 kilos de asbesto que se retiraron de la institución en agosto, luego de que fueron removidos unos caños en febrero. Estos caños estaban recubiertos de este material altamente peligroso.  El asbesto, que es un reconocido agente cancerígeno y cuya producción, transporte y uso se encuentra prohibido, permaneció sin un tratamiento adecuado durante la mitad del año escolar dentro de la escuela, poniendo en riesgo la salud de toda la comunidad educativa.

Ante la negativa de las autoridades provinciales a suspender las  clases para hacer una investigación seria para determinar si la escuela está libre de contaminación, padres y madres deciden acudir a la justicia.

La denuncia en un primer momento había recaído en la fiscalía a cargo del fiscal Iván Rodríguez, pero, este lunes, mediante un comunicado, padres y madres del Garzón difundieron que el fiscal se declaró incompetente debido a que, según su consideración y basándose en las pruebas que ha recabado hasta el momento, surgirían responsabilidades de altos funcionarios de la órbita del Gobierno Provincial, que serían del Ministerio de Educación.

En función de esto – continua el comunicado – y de acuerdo a la ley procesal, corresponde que intervenga el fiscal en lo penal económico y anticorrupción. El nuevo fiscal de la causa es el Dr. Matías Bornancini, que investiga delitos cometidos por funcionarios públicos.

El traslado de la causa al fuero Anticorrupción, suena previsible y esperable, ya que, como había declarado Roberto, uno de los padres organizados, en el programa Ovejas Negras de Zumba la Turba, con la denuncia se busca, entre otras cosas, deslindar las responsabilidades de funcionarios provinciales en la causa.

Por otra parte, puede generar dudas el traspaso de la investigación, ya que el Fuero Anticorrupción, creado por José Manuel De La Sota en 2003, ha sido cuestionado en reiteradas ocasiones por los escasos resultados que ha producido. De hecho, una sola causa presentada ante dicho fuero obtuvo una condena efectiva; esto ocurrió en 2004.

Fue contra el ex intendente German Kammerath, aunque, por diversos mecanismos judiciales, este nunca termino yendo a la cárcel.

Tal es el desprestigio del fuero, que este año hubo un intento de derogarlo en la Legislatura pero Unión por Córdoba impuso su mayoría y logro frenar la medida.

De todos modos, padres, madres, docentes y estudiantes no se quedan quietos esperando lo que haga la justicia, sino que siguen activos entendiendo que la solución va a llegar de la organización y la acción de ellxs. En este sentido, la semana pasada estuvieron realizando actividades para visibilizar y concientizar sobre tan grave situación. El día miércoles 12 de septiembre realizaron un abrazo solidario a la institución y el día viernes 14 llevaron adelante una clase pública para hacer conocer a la población la delicada situación ambiental a partir de liberación en el ambiente de fibras de asbesto. La actividad contó con la presencia de lxs doctorxs Medardo Avila Vazquez, Hebe Carreras y Juan Laino.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *