La mulherada definirá las elecciones en Brasil

Bajo la consigna #EleNao, más de un un millón de personas se movilizó en 260 ciudades de todos los estados de Brasil. En otras 50 de todo el mundo también manifestaron su apoyo al movimiento de mujeres contra el fascismo, que corporiza el candidato mayoritario a la presidencia de Brasil. La palabra de las candidatas trans Duda Salabert y Leandrinha Du Art, del PSOL en el Enredando las Mañanas de este lunes.

En Brasil el próximo 7 de octubre son las elecciones presidenciales, de gobernadores, y de senadores y diputades tanto federales como estaduales. En cobertura para la Red Nacional de Medios Alternativos conversamos con la candidata a senadora, Duda Salabert, mujer trans, educadora y ambientalista; y con Leandrinha Du Art, mujer trans, deficiente y comunicadora popular, candidata a diputada federal por el Partido Socialismo y Libertad –PSOL-.

A dos años del impeachment que sacó a la electa Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil y dejó a Michel Temer para aplicar sistemáticamente políticas neoliberales de ajuste estructural, sin adentrarnos en lo específico podemos mencionar: la modificación de la constitución para el congelamiento por 20 años del gasto público, la reforma de flexibilización laboral de noviembre pasado, la reforma de precarización de la enseñanza de nivel medio, la desregulación del precio de los combustibles, entre otras. En consecuencia, el país se encuentra afrontando la mayor recesión, inflación y desempleo de este siglo.

El candidato a la presidencia con mayoría de votantes es un fascista de derecha, Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal. Con un discurso explícitamente racista, misógino, patriarcal y liberal, este candidato justifica la violencia machista, la cultura de la violación, reivindica la última dictadura cívico militar de Brasil, así como el ajuste y flexibilización laboral. Es un ex capitán del Ejército, y en sus 27 años como legislador su actuación tiene nulos méritos. Quizás una de las más escandalosas fue su proyecto de declaración del día del orgullo heterosexual.

El pasado sábado 29 de septiembre, un frente unificado de mujeres convocó a una masiva movilización en las calles para manifestar el rechazo a este candidato, que empezaron a denominar el “coiso” (coso), por innombrable.  Bajo la consigna #EleNao (Él No) más de un millón de personas se movilizó en 260 ciudades de todos los estados de Brasil. En otras 50 de todo el mundo también manifestaron su apoyo al movimiento de mujeres contra el fascismo. A una semana de las elecciones, son las mujeres las que están torciendo y marcando la agenda política de Brasil.

 

Enredando Las Mañanas (ELM) – ¿Qué lectura hacen de este avance de las derechas y los sectores más conservadores en Brasil? ¿Qué repercusiones puede tener para nuestro continente?

Duda Salabert (DS)- Brasil está teniendo un avance del odio, y nosotrxs estamos haciendo una unión contra el odio, contra el fascismo. El fascismo está creciendo mucho con la imagen de un gobernante como es el candidato a la presidencia, Bolsonaro. Él encarna el discurso fascista, el discurso de odio, de derecha. Entonces, en Brasil estamos uniendo los movimientos sociales y la izquierda. Y esa victoria sobre Bolsonaro es una victoria sobre el avance del fascismo en América Latina. Con la crisis del capitalismo la población más pobre se acercó a la derecha. Que es el camino más equivocado, que es el camino del odio. Y lo que estamos intentando en Brasil es traer a la población a la izquierda. Porque la crisis es sobre todo del capitalismo. Porque es el capitalismo en crisis el que hace avanzar el fascismo y el odio.

Leandrinha Du Art (LDA)– Sin duda alguna, el momento que vivimos es un momento delicado, es un momento donde el retroceso golpea la puerta. Es un momento donde la retirada de Derechos es algo constante, principalmente cuando la gente tiene a un tipo como Bolsonaro creando odio, creando la no empatía. Es delicado. Al mismo tiempo, me alegra que veo a la izquierda organizada, que se está organizando, intentando ocupar todos los espacios y por los derechos. Entonces, también, es un momento de mucha construcción, de gente en transformación. Construyendo proceso colectivo, buscando hacer de los tres poderes algo más representativo, plural, diverso, donde la política pueda ser hecha de bajo para arriba, en forma horizontal y en diálogo con el pueblo.

ELM- ¿Cómo explican que un candidato de derecha y fascista como Bolsonaro tenga tanta adhesión en Brasil que sostiene un explícito discurso de odio social?

DS- Con la crisis del capitalismo la población más pobre buscó medidas inmediatas, medidas emergenciales. Él viene con un discurso fácil, rastrero, sin profundidad. Y ese discurso tiene contaminadas a las masas porque es un discurso sin ninguna crítica, que no lleva a la reflexión. Y las personas están descreídas porque los últimos gobiernos tenían un barniz, sólo ropa de izquierda, pero no eran gobiernos de izquierda real. Entonces, ellos le echan la culpa de la crisis brasilera a los últimos gobiernos. Sí, los últimos gobiernos tienen culpa, pero no son gobiernos de izquierda. Entonces, el problema es que estos últimos gobiernos arruinaron la imagen de la izquierda brasilera. Y nosotros estamos reorganizando la izquierda, para mostrar que la izquierda real, nunca estuvo en el poder en Brasil.

ELM – Frente a este avance del fascismo, del discurso racista, anti-trabajadores, anti-mujeres, homolesbotransfóbico, son las mujeres y cuerpos diversos y disidentes quienes están protagonizando la resistencia en la política brasilera, torciendo el escenario electoral a una semana de las elecciones del próximo 7 de octubre. ¿Qué lectura hacen de este proceso?

DS – Hoy el protagonismo de la política brasilera es ocupado por las mujeres. Son las mujeres en los últimos años que están dando las direcciones y directrices de gobierno. Son las mujeres las que iniciaron y organizaron la mayor huelga de la historia de Brasil que fue el año pasado; fueron las mujeres que derribaron a Eduardo Cunha, que era un fascista que estaba en el poder; y son las mujeres que están torciendo el rumbo de la elección en Brasil. Vamos a ser las mujeres que vamos a vencer a Bolsonaro. Vamos a tener una gran manifestación en Brasil, y esa gran manifestación contra el odio, contra el fascismo, contra Bolsonaro es protagonizado por las mujeres. Quien va a definir la elección en el país son las mujeres. Y la mayor resistencia, la mayor oposición es de las mujeres. Con la crisis del capitalismo, los capitalistas quieren que nosotrxs perdamos nuestros sueños, nuestras utopías. Tenemos que mantener nuestros sueños y nuestras utopías. La única forma de que mujeres, negros y la población más pobre gane autonomía es fuera del capitalismo. Nuestra mayor lucha no es una lucha de género, no es una lucha racial, nuestra mayor lucha es una lucha de clase. La clase trabajadora se tiene que unir contra el capitalismo siguiendo el ejemplo de las mujeres, y colocando a las mujeres como protagonistas de la política.

 

LDA – En este año electoral, tenemos más de 70 candidaturas de travestis y transexuales en todo Brasil, cuando en la última elección sólo fueron 5. Hoy tener más de 70 significa que nuestros cuerpos están listos y preparados para ocupar esos espacios. Nuestros cuerpos trans, travestis, transexuales, nuestros cuerpos con deficiencia son puestos por la sociedad al margen. Entonces, nosotras estamos diciendo que “no”; mostramos que nosotras podemos ocupar los espacios de poder, los espacios institucionales. Y hacer de la política algo que sea interesante, la política es aburrida, fue hecha para serlo. Tiene un lenguaje que no es comprendido por todas las personas. Y nosotras estamos transformando eso, resignificando la política, traduciéndola, para que nuestros pares tomen interés por construir la política. Entonces, logramos que más personas se conecten a nuestras construcciones. Y cuando encuentran una joven de 23 años, trans, deficiente, queriendo ocupar ese espacio; estamos abriendo camino para que otros cuerpos puedan ocupar esos espacios también.

 

ELM – La lista trans del PSOL es un hito histórico. Tanto por ser Duda Salabert la primera mujer trans disputando un senado en América Latina, como por lo joven de una mujer como Leandrinha Du Art que, además de reivindicarse como trans, alza las banderas de los derechos de las personas con deficiencias. ¿Cómo viven este proceso de organización y visibilidad de sus y los cuerpos diversos?

 

DS – Soy la primera mujer trans candidata a un senado en América Latina. Tuvimos una senadora en Uruguay pero ella no disputo, ella era suplente. La cuestión de nosotras, las personas tras, las mujeres trans, es que nunca fuimos parte de las políticas ni de derecha ni de izquierda. Siempre fuimos silenciadas y suprimidas, incluso de los movimientos sociales. Como el movimiento trans se organizó, en la búsqueda de humanidad, porque en Brasil nuestra mayor lucha aún es por acceso a un baño, aún es por un nombre, aún es por identidad. Entendemos que es necesario ocupar la política, no es confortable, recibimos muchos mensajes de odio. El propio Bolsonaro, que es un fascista, nos ataca cotidianamente. Pero es necesario estar en la política. Si siempre estuvimos en un segundo plano, si siempre estuvimos en los márgenes, es hora de ocupar el centro e imprimir una nueva forma de hacer política.

LDA – Vivimos un momento histórico, un momento donde nuestros cuerpos marginalizados, muchas veces viviendo al margen, ellos quieren ocupar el parlamento, quieren ocupar las cámaras federales y estaduales, quieren ocupar la presidencia. Es lindo ver este proceso floreciendo, es lindo saber que nosotras tenemos la oportunidad de ser parte de este proceso. Y eso es lo que necesitamos. Y nosotrxs nos pudimos unir y empezar a elegir personas que acá en Brasil realmente nos representen, que lleven nuestras banderas para dentro del juego político. Allí la gente sólo ve hombres blancos, heteros, la bancada del buey, la bala y la biblia; donde sólo hacen política para sí mismos, sin pensar en una construcción colectiva y más amplia. Es una victoria muy grande para nosotras, ahora empezar a elegir a esas personas también para que nos representen en esos espacios de poder.

ELM – Leandrinha Du Art, además, sos comunicadora popular, integrante de Midia NINJA, un medio alternativo de alcance nacional. ¿Qué lectura haces del papel de la comunicación comunitaria y alternativa en esta coyuntura política?

LDA- Con mucha alegría, hoy, también, represento a Midia NINJA. Ser parte de la construcción de un medio alternativo, de un medio de comunicación transparente, sincero, en construcción colectiva con el pueblo, con las bases. En un momento en el cual la gente está viendo cómo los medios de comunicación tergiversan, distorsionan, los medios presentan una idea falsa de los que está aconteciendo. La población brasilera muchas veces se ve alienada por esos medios blancos, heteronormativos, hecha por hombre y para hombres. Estar trabajando en un medio de comunicación alternativo, es saber que estas trabajando en otra forma de hacer comunicación, a donde las personas puedan leer, oír, o ver nuestro contenido sabiendo que es un contenido real, que es un contenido de la verdad, y es un contenido hecho por profesionales calificado, sin duda. Y llegar con nuevas perspectivas a las personas que acompañan nuestro trabajo.

Escucha aquí los audios de la entrevista completa a Duda Salabert

Escucha aquí los audios de la entrevista completa a Leandrihna Du Art

La coyuntura de Brasil en la encrucijada electoral

El candidato a la presidencia con mayoría de votantes en intencionalidad de votos, Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal, obtendría alrededor del 28,2% según la última encuesta de IBOPE. Le sigue Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT) con un 25,2%. El ex intendente de Sao Pablo confirmó su candidatura a menos de un mes de las elecciones, cuando finalmente Ignacio Lula da Silva no pudo participar a causa de la escandalosa condena en la causa Lava Jato, que lo tiene en la cárcel, al menos, hasta que se resuelva su apelación por parte del Tribual Supremo de Justicia. De una intencionalidad de voto que no llegaba a las dos cifras, creció rápidamente, y hoy se ubica en un empate técnico con el candidato de derecha, que les llevará a una segunda vuelta el próximo 28 de octubre. Les siguen en las encuestas otro candidato de derecha, Geraldo Alckmin del PSDB; de la izquierda Ciro Gomes en el Partido Democrático Laborista, y de centro izquierda Marina Silva, de la Red de Sustantabilidad.

La lista Trans se inscribe en el Partido Socialismo y Libertad –PSOL-. Esta fuerza política desde los últimos 10 años crece como la alternativa de izquierda de los movimientos sociales, de trabajadorxs, las disidencias sexuales y cuerpos diversos, pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes. Aunque por detrás en las encuestas, este partido tiene como candidato a la presidencia a Guillerme Boulos, un militante territorial del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST). Y para la vicepresidencia a la primera candidata de un pueblo nación indígena: Sonia Guajajara, lideranza indígena y luchadora contra el extractivismo en el noreste de Brasil.

 

*Crédito fotografías: Midia Ninja

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *