Bestial ataque a medios gestionados por sus trabajadorxs

Esta madrugada una patota integrada por 20 personas, ingreso a las patadas rompiendo las puertas, de las redacciones de Tiempo Argentino y Radio América, en Buenos Aires y destrozando las instalaciones de los medios bajo gestión de sus trabajadorxs.

Horas más tarde, se retiraron del lugar custodiados por la Policía Federal.
Lxs trabajadorxs del diario que se encontraban en las puertas del edificio, denunciaron que en la patota estaba presente Mariano Martínez Rojas, el comprador del diario que antes le pertenecía a Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, y que fue Rojas el que les dijo frente a la policía: “Agradezcan que todavía caminan, cuídense mañana”.

“Lo primero que hicieron los encapuchados fue romper la conexión a Internet”, denuncio por su cuenta de Twitter Diego Pietrafesa y detalló los daños ocacionados: “Los encapuchados vaciaron los lockers de los periodistas (…) En el primer piso de la redacción de @tiempoarg los encapuchados tapiaron las ventanas con escritorios (…) desconectaron la radio también” .
Por su parte el Redactor del diario Adrián Murano, denunció que: “La patota que ocupó @tiempoarg destruyó las conexiones de red (..) tapio y pintó las ventanas de la redacción (…) rompió cerraduras y reventó oficinas de administración y sistemas”, Para dejar en claro el nivel de violencia de los agresores Murano comentó: “La patota, armada con cuchillos, amenazó a trabajadores y tajeó cuadros”.

Pese a que en las afueras del edificio se concentraban lxs trabajadorxs desalojadxs por la patota y lxs trabajadorxs que alertadxs llegaban al lugar, la policía presente en el diario opto por proteger y resguardar la actividad patoteril, desde su cuenta de twitter Schur, reportero gráfico del diario denunciaba: “La policía no saca a los ocupantes ni deja entrar a trabajadores de @tiempoarg. Rompieron el interior del diario.” Esta denuncia fue confirmada por la cuenta oficial del diario @tiempoarg al afirmar que: “Trabajadores de Tiempo esperamos en la puerta. Los mafiosos, adentro. La policía pide identificación a los trabajadores”.

Luego de terminar con la destrucción de las redacciones, y ante la acción decidida de lxs trabajadorxs de recuperar y expulsar a la patota, los encapuchados huyeron a casas vecinas, “como delincuentes. La Policía los dejó ir”, denunció el periodista Diego Pietrafesa. El resto de los atacantes liderados por el empresario Mariano Martínez Rojas, salieron por la puerta principal bajo custodia de la Policía Federal.

A media mañana de hoy, lxs trabajadorxs del diario convocaron a una conferencia de prensa, para denunciar todo lo ocurrido y anunciaron una edición especial del diario para mañana.

Como mensaje simbólico de lo ocurrido esta madrugada, quedo en el ingreso del diario un cuadro todo tajeado a navajazos, de Rodolfo Wlash, tirado en el piso.

Por: @Josecomunicando

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *