“No luchamos contra el VIH, sino contra el estigma”

rajapNuestros corazones empiezan a latir cada vez más fuerte. Los detalles se van ajustando. La ciudad se preparara. 24 provincias. 250 adolescentes y jóvenes positivxs. 3 días. 20 mesas de capacitación y empoderamiento. Adherencia a la vida”. Así anuncia la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos en su página web la cercanía de su VII Encuentro Nacional, que tendrá lugar en Rosario los días 14, 15 y 16 de octubre. Desde Enredando las Mañanas en Zumba la Turba conversamos con Cintia Jerez, integrante de la organización.

En primer lugar, Cintia comparte que RAJAP “es una red nacional de jóvenes y adolescentes positivos, que fue creado con el fin de dar contención, acompañamiento, de activismo y encuentro de jóvenes que viven con VIH”.  La Red nació en el año 2010 y ha ido consolidándose a través de los encuentros nacionales, que “han pasado en otras provincias -comparte la integrante de la organización- y ahora toca en la ciudad de Rosario”.

A su vez, RAJAP se articula con otras redes latinoamericanas, por lo que apenas una semana después estarán participando en el Encuentro Latinoamericano de Jóvenes y Adolescentes Positivos que se realizará en la ciudad de Cusco, en Perú,  del 23 al 27 de octubre. Cintia explica que “la Red de Jóvenes y Adolescentes Positivos de Latinoamérica y el Caribe Hispano es una unidad regional y se ha consolidado así con el fin de fortalecer todas las redes nacionales. Son niveles de agenda, niveles de trabajo. RAJAP forma parte del territorio argentino, esta red a su vez engloba a otras redes de otros países, de apoyo y contención para los jóvenes que viven con VIH. La idea del encuentro de Cusco va a unificar, vamos a estar unificando todo nuestro trabajo y las agendas, se va a hacer una consulta regional de adolescentes y de mujeres trans también, que viven con VIH”.

No luchamos contra el VIH, sino contra el estigma

Cintia comparte el carácter del trabajo de la organización, explicando que, en realidad, no luchan “contra el VIH, porque es algo que ya tenemos en el cuerpo. Entonces buscamos una movilización en respuesta al VIH, al estigma, a la discriminación que todavía existe en la sociedad a pesar de todos los avances en ciencia y medicina que hemos tenido con los tratamientos. Una persona que vive con VIH puede vivir una vida totalmente normal (…) Buscamos generar cambios en la percepción social que la comunidad tiene acerca del VIH”.

Sin embargo, más allá de que el desarrollo de la medicina habilita la posibilidad de una vida normal, la activista reconoce que hay obstáculos planteados por parte de “los sistemas legales, la educación, los sistemas de salud. Las conductas discriminatorias vienen justamente de parte de profesionales de la salud que no están informados, no hay sensibilidad en los sistemas de salud, no son amigables y por eso se produce la discriminación.  La educación ayuda mucho en esto, los sistemas legales también que son mal utilizados”.

Ante esta realidad, la idea, afirma Cintia, es impulsar “el empoderamiento de los jóvenes, por un lado, pero también se van a dar capacitaciones, información, concientizar a la sociedad acerca de esto que es vivir con VIH y esta percepción que queremos cambiar”.

Por una nueva ley de VIH

En relación a las políticas públicas en materia de VIH, Cintia afirma que han observado avances, “pero no muy concretos”. En este momento, impulsan el tratamiento de una nueva Ley de VIH en Argentina que reemplace la Ley Nacional 23798 que data de 1990. “Hablamos -explica la joven- de una ley vieja que no contempla un montón de cuestiones actuales. Esta ley resulta insuficiente para responder a las necesidades actuales de la población”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *