“Tenemos que salir al extranjero para difundir lo que estamos viviendo”

Caravana 43 Sudamérica: entrevista a familiares (II)
(Por Radio Zumba la Turba) El pasado domingo 17 de mayo, familiares de los 43 estudiantes normalistas desparecidos en México visitaron los estudios de Radio Zumba la Turba, en el marco de la Caravana 43 Sudamérica, en el que fue su segundo día en Argentina.
En esta segunda parte de la entrevista, Hilda Legideño, Mario González e Hilda Hernández explican el porqué de la Caravana 43 Ayotzinapa y denuncian las irregularidades de la investigación oficial. (ver primera parte de la entrevista)
Fabiana: ¿Qué están haciendo aquí en Argentina Hilda? 
Hilda Legideño: Desgraciadamente, en México ya el gobierno vimos que no nos ha atendido, no ha buscado a nuestros hijos. Ahora tenemos que salir al extranjero para difundir la problemática que estamos viviendo, porque ya el gobierno no atiende, el 27 de enero dijo que el caso ya estaba cerrado. Así que desde ese momento, ya el gobierno no nos ha abierto la puerta, al contrario, ya para ellos ya dieron su versión histórica, pero nosotros como padres no la aceptamos. No la aceptamos porque hay muchas irregularidades en la investigación. Así que después tenemos que salir a difundir todo lo que está sucediendo en México.
El gobierno dice que el caso Ayotzinapa es un caso aislado, desgraciadamente no lo es. Porque hay más de 30mil desparecidos, y la mayor parte de las desapariciones forzadas han sido en el mandato de Enrique Peña Nieto. Así que nosotros como padres tenemos que buscar la manera de cómo encontrar a nuestros hijos, así tengamos que viajar a otros lugares para difundir, pues lo vamos a hacer.
Ese es el motivo que nos trae a otros países.

Nuestra lucha es por encontrar a nuestros hijos y para que ya no siga ocurriendo

Natalia: ¿Qué paso con la sociedad, el pueblo? Ustedes han sido muy claros con la denuncia de que el responsable fue el estado, ¿cómo fue la respuesta del pueblo mexicano?
Hilda L.: El pueblo se ha solidarizado con nosotros, porque también tienen hijos. Y al ver que esto está ocurriendo en México, pues por eso se han solidarizado, porque también tienen el temor de que sus hijos desaparezcan. Nuestra lucha es por encontrar a nuestros hijos y para que ya no siga ocurriendo. Toda la ciudadanía nos ha apoyado y esperamos seguir contando con el apoyo de todo el pueblo mexicano.
Fabiana: Han hecho un sinnúmero de marchas de intervenciones, todos los meses se reúnen en carreteras, en ciudades, incluso en medios de comunicación donde han participado en tomas de medios de comunicación. La intriga que tenemos nosotros desde aquí, cuando no conocemos el contexto, la realidad política social y económica mexicana, nos llama la atención que ustedes desde un principio fueron muy claros en señalar “fue el estado”, “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, ¿por qué?
Hilda Hernández: Porque como dice mi compañera, en sus investigaciones que ha hecho nuestro gobierno mexicano no concuerda con lo que dice, con lo que hemos visto y estamos viviendo. Ellos se basan en cosas, por decirlas, pero no porque ya las investigaron. Y nosotros sí podemos decir que las investigaciones que llevan los peritos argentinos que tenemos, hasta ahorita, donde llevan ellos la investigación, ha sido nula, o sea, negativo, a lo que ha dicho este gobierno mexicano. O sea, no… y es por eso que más coraje nos da. Por las mentiras que ellos sacan, por querer quedar en bien.
Por eso es que nosotros insistimos en que nuestros hijos están vivos.
Fabiana: Tenemos que recordar que ha estado trabajando el Equipo Argentino de Antropología Forense en México en la investigación, de manera muy seria, porque el gobierno les quería tirar pruebas falsas. El EAAF sacó un comunicado muy claro en el que decía que no les constaba el origen de las pruebas que les entregaba para analizar la Procuración.

Las mentiras del gobierno

Natalia: La sensación es que el gobierno mexicano está muy apurado en cerrar el caso, porque a nivel internacional, es una pregunta en el mundo dirigida al estado mexicano y a Peña Nieto. Y por otro lado, en lugar de cerrarse la investigación, en la búsqueda que con todo  el coraje y fortaleza han iniciado ustedes, lo que ha aparecido es un montón de otras situaciones similares que estaban acalladas. El dolor de encontrar otras fosas, con otros hijos e hijas, que pareciera que el estado no se pregunta quiénes son, tampoco. Lo de ustedes es una punta de lanza de la denuncia de una violencia que habla de muchos hijos e hijas que hace años que vienen siendo desaparecidos y asesinados en México. ¿Cómo ven ustedes la importancia de la lucha que están llevando?
Mario González:Lo que pasa es que en el transcurso de nuestro caminar, desde el 27 de septiembre, fuimos descubriendo tantas mentiras del gobierno, que de ahí empezaron la situación de que había la necesidad de tantas fosas que íbamos encontrando y tantos muertos, que nosotros exigíamos que se encontraran a los familiares de esas personas, que las estaban llorando. No sabían en dónde se encontraban.
Entonces nos volvían el tiro el gobierno porque a nosotros nos lo quisieron entregar tres veces muertos, tres veces muertos, fosas, ahogados, y decapitados. Entonces de que la gente ahora se nos está uniendo, pues se está uniendo con fuerza de que también ellos quieren encontrar a sus familiares, es porque no tenían la oportunidad que hemos tenido nosotros, con el carisma, que hemos logrado con las marchas , con nuestros movimientos, con nuestro no cansancio, con nuestro no comer. Esa gente nunca tuvo la oportunidad que nosotros hemos tenido de poder enfrentarnos a un micrófono, que en nuestra vida habíamos tenido la oportunidad o el deseo de estar enfrente de un micrófono, que las circunstancias nos obligaron a hablar, porque es nuestra única arma.
Entonces toda esa gente, siempre lo hemos dicho, son 43 alumnos de Ayotzinapa, y son 43 hijos de nosotros. Es por eso, que siempre el gobierno nos ha atacado de distintas maneras. Ahorita, tú tocaste el tema de la bolsa que están negando los peritos argentinos, los forenses argentinos, que ellos no lo agarraron de donde estaba, del basurero de Colula, sino que se las entregó la Procuraduría General de la República, de la cual nosotros no confiamos en absolutamente nada. Y no nada más es no confiar, es que ellos se ganaron nuestra desconfianza. Desde Enrique Peña Nieto, que a nosotros nos empezó a mentir porque a él nos ofreció diez puntos: búsqueda internacional, búsqueda nacional, búsqueda con la mejor tecnología de la nación, miles de gendarmería, marinos, ejército…  y de los cuales no nos cumplió nada. Los padres de familia iban a la búsqueda, y nada más les daban un paseo en helicóptero y nunca hubo la oportunidad de bajar a hacer una búsqueda verídica. O nosotros, como padres, tenemos que andar investigando puntos y dárselos a la gendarmería. Y ellos nada más iban, y que no había nada. Nada más nos sacaban a pasear, y esas eran sus búsquedas. Entonces yo no comprendo cómo en el estado mexicano no tenemos inteligencia, no tenemos la capacidad como para que ellos hagan su trabajo, no nosotros.
Tanto así que por no hacer su trabajo, se les fue de las manos y se les salió de control toda la gente que tenemos.
Enrique Peña Nieto siempre decía que éramos minoría. Ya les demostramos que no somos minoría, que somos mayoría. Que antes se reía, ahora está preocupado y demasiado preocupado. Entonces toda la situación es porque ellos mismos lo han iniciado, no nosotros. Al menos yo no quiero estar aquí, ellos me pusieron estar aquí. Y no es otra cosa más que siempre lo hemos dicho, queremos a nuestros hijos con vida porque no tenemos nada científicamente de lo contrario. Nosotros, en lo particular, yo digo que mis 43 hijos están vivos porque los antropólogos argentinos, con lo que reúnen del caso, con la verdad histórica, ellos llevaron adelante los primeros análisis y fueron huesos de vaca, huesos de gallina, y una mandíbula de una persona mayor.
Todo esto se viene relacionando a que nosotros no creemos en absolutamente nada del gobierno y creemos que nuestros hijos están vivos. ¿Cuál es el motivo tan grande en que no dejen entrevistar al ejército, si supuestamente hace unos días nos habían prometido que iban a tener todas las garantías los expertos en búsqueda? ¿Cuál es el motivo de extender los expedientes en varios estados de la República, para que los antropólogos les cueste más trabajo? ¿Cuál es el motivo más grande de que no nos han entregado después de ocho meses… ya tuvieron 8 meses de maquillar las declaraciones de todos los detenidos, son 100 tomos, de las cuales nada más nuestros licenciados  tienen 26. ¿Por qué no nos han entregado las otras 74?
Y todo eso, tenemos una entrevista y no tarda en venir el gobierno mexicano y contraatacarnos a donde nosotros vamos a decir la verdad. Porque siempre nos mandan una comisión adonde se van mis compañeros a difundir lo que es la verdad, y no tarda en llegar elementos del gobierno mexicano y enfrente a ustedes van a querer que nosotros platiquemos con ellos.
Fabiana: ¿Cómo es el nombre de sus hijos?
Hilda H.: Yo soy Hilda Hernández, mi hijo es César Manuel González Hernández, de 22 años.
Hilda L.: Mi hijo es Jorge Antonio Tizapa Legideño, de 20 años.
Fabiana: ¿Por qué ustedes señalan tan claramente que fue el estado?
Mario: Lo de que haya sido solo la policía municipal, no es cierto. Nuestros hijos estaban monitoreados por C4, que es la radio de la policía federal,  de la policía estatal y del ejército. Desde que salieron de la escuela iban monitoreados por el C4, hasta llegar hasta Iguala. Entonces no nada más fueron los policías municipales, ahí participaron todas las dependencias, federal, municipal y estatal.

Continúa en la tercera y última parte de la entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *