fabi tron: “la sociedad sigue siendo tan homolesbotransfóbica como era antes o más”

El 17 de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. En la emisión de Enredando las mañanas de ese día dialogamos con fabi tron, militante lesbiana feminista cuir integrante del espacio dil-atadas, disidentes sexuales en lucha, quien se refirió a la situación de las organizaciones, los avances y retrocesos de los últimos años y la realidad que se abre ante la actual coyuntura política. Por RNMA. Foto: Gastón Malgieri.

Descargar audio.

“En las últimas décadas ha habido algunos avances en relación con algunas leyes, como la Ley del Matrimonio Igualitario o la Ley de Identidad de Género, pero en un punto quedan en eso, son leyes que han permitido mejorar algunas cosas, sobre todo para la gente que tenía ganas de casarse que no es mi caso”, afirmó entre risas fabi tron al inicio de la charla con Enredando las mañanas, tras ser consultada acerca de qué ocurre hoy en la sociedad argentina respecto a los derechos de la comunidad lgtb.

En relación particular al matrimonio, tron agregó: “hay mucha gente en la sociedad que es crítica del matrimonio como institución social, porque dispone determinados condicionamientos a una forma establecida de familia. El patriarcado viene a instalar una sexualidad que es obligatoria, que es la heterosexual; una forma de vivir esa sexualidad obligatoria también que es la monogamia, además de un contrato social cuando se junta la heteronormatividad y el capitalismo en un contrato matrimonial que ha funcionado históricamente a través de los siglos como un contrato, incluso en los sectores más pudientes de la sociedad donde se conserva el patrimonio y se lo pasa entre familia. Es un sistema disciplinador que básicamente instala esto de la heterosexualidad como la única forma posible de sexualidad y la naturaliza, la hace ver como normal y moralmente aceptable, y hay gente que se quiere casar y otra que somos críticas justamente porque pretendemos otra forma de relacionamiento social, más libre o más igualitario entre las personas”.

Volviendo a su reflexión sobre las leyes aprobadas en los últimos años, tron señaló: “lamentablemente no se vieron acompañadas con políticas claras que tengan que ver con atacar las raíces profundas de la discriminación por identidad de género o por preferencia sexual; esto corrobora que la sociedad sigue siendo tan homolesbotransfóbica como era antes o más. Más allá de que se han generado debates, también hay gente que tiene posiciones muy radicales que con estas leyes se ha visto como violentada y entonces tiene reacciones hacia nuestra comunidad que son mucho más violentas, con lo cual en los últimos años los ataques homolesbotransfóbicos se han acrecentado en cantidad y en lo violento. Particularmente desde fines del año pasado y principios de este estamos muy preocupados y muy preocupadas los activistas porque ha habido muchas muertes de travestis o personas trans en situaciones que podríamos llamar, a partir de esta figura que se está instalando, travesticidios. En Córdoba tuvimos el caso de Laura Moyano, pero también ha habido otros en Neuquén, Santa Fe, Capital Federal con el asesinato de Diana Sacayán, una compañera activista muy reconocida además, y esto también es novedoso, se está atacando a gente que es activista, esto marca un grado de homofobia y transfobia que no habíamos vivido antes”.

En este marco, tron aclaró que para las personas trans continúan existiendo los mismos problemas que antes: “si bien se sancionó la Ley de Identidad de Género hay ciertas cuestiones que desde la reglamentación de la ley nunca se cumplieron, entonces siguen teniendo los mismos problemas para acceder a la salud y para acceder fundamentalmente a un trabajo, y no de calidad como le gusta decir al presidente nuevo que tenemos. Entonces desde la comunidad estamos insistiendo fuertemente este año con la implementación de un cupo laboral trans que garantice trabajo para las personas con esa identidad. Lo que se llama vías de discriminación positiva, que también existen para personas discapacitadas u otros sectores. Particularmente yo no tengo demasiadas esperanzas con esto pero sé que a mucha gente le garantiza ciertas cosas, de todas maneras un cupo laboral trans en la situación particular del país que estamos viviendo con una ola creciente de despidos en todos lados es como una utopía pero vamos a seguir insistiendo en esa lucha”.

En este punto, se le consultó a  fabi tron cómo veía a las organizaciones LGBT, de defensa de la comunidad homosexual y transgénero en Argentina en relación a su iniciativa política para mejorar esta situación: “a partir de mediados de los noventa, principios del 2000 en realidad, claramente dentro de las organizaciones hubo una división muy grande o dentro de las agrupaciones que tiene que ver, por un lado, con la institucionalización de ciertas organizaciones, lo que llamamos ‘oenegenización’, con esta cuestión de una línea más asociada a la reivindicación de derechos, de leyes; y otras organizaciones más de izquierda que trabajamos desde otro lugar, no nos interesa tanto laburar leyes y la relación con el Estado, sino justamente sensibilizar, concientizar, crear un discurso que ataque las raíces de esto que llamamos homolesbotransfobia, y en ese sentido me parece que las organizaciones que están por los derechos me parece que siguen empoderadas, hacen su trabajo y están organizadas. A  partir del cambio de gobierno estamos en un contexto más difícil porque (Mauricio) Macri claramente es una persona homofóbica, ya lo ha dicho, además está asociado con el Opus Dei. Todos sabemos que el Opus Dei es el peor enemigo de nuestra comunidad, y en ese contexto habría como un riesgo de que se perdieran ciertas conquistas. De todos modos yo veo que esas organizaciones están fuertes, trabajando. Yo soy más de la idea, y con la gente y organizaciones con las que articulo, de que hay que hacer un trabajo entre los grupos LGBT o de la disidencia sexual, pero prefiero ubicarme en ese lugar de la disidencia, más ligado a articular con otras organizaciones sociales de base que luchan también por otras reivindicaciones, como el acceso a la tierra, al trabajo, cuestiones migratorias, antirracistas, ecologistas. Creo que toda las personas que queremos otro mundo posible tenemos que articularnos entre todos para lograrlo, independientemente de la identidad de género o la preferencia sexual que tengamos, incluyendo todas nuestras luchas en una sola, y en ese sentido me parece que este contexto está siendo favorable para propiciar ciertas alianzas que no se venían dando con el kirchnerismo, que aglutinó a un gran sector de las organizaciones con un discurso que para mí, y me hago cargo que lo digo por mí, demasiado victorioso”.

En este sentido, tron afirmó que no cree, por ejemplo, en la unidad de la comunidad LGBT: “hay gente gay o lesbiana que lo ha votado a Macri, la ideología está por encima de la preferencia sexual y la identidad de género que tengamos, en ese sentido cada uno se ubica en la línea política que elige y en el mundo que quiere vivir. Si estás en contra del capitalismo vas a estar en un lugar y si te caben todos los espejitos de colores que te venden, el consumo y todo eso, vas a estar en otro lado y vas a tener todo el negocio que se generó también para un sector de la comunidad LGBT, porque el mercado no es tonto, el mercado hace mucho tiempo que dejó de discriminar a las personas sobre todo a los varones gay porque se dio cuenta que tienen un poder adquisitivo mucho mayor que una familia heterosexual que tiene a veces un sueldo o a veces un sueldo y medio porque las mujeres ganan mucho menos que los varones. Una pareja gay por ejemplo son dos sueldos de varones, tienen un nivel adquisitivo mayor y el mercado no es tonto y empezó a generar todo un sector para vender también”.

Una de las reflexiones que la activista reiteró en más de una oportunidad durante la charla con Enredando las mañanas fue que “el capital no discrimina”: “lamentablemente es así, y si vos te comés esa idea vas a estar en un lugar; los que pensamos que hay un sistema que oprime a mucha gente, justamente porque no entramos todos en ese modelo, estamos en otro lado, y hacemos otras luchas y construimos desde otro lado y desde lo colectivo. Y en ese sentido, a pesar de que es un contexto que muchos ven como muy desfavorable, yo veo que es propicio para generar, y se están generando, alianzas muy interesantes en estos primeros meses del año, así que en ese sentido sí estoy optimista. Por otro lado, tenemos una Ley de Educación Sexual Integral que sería una herramienta fundamental para luchar en contra de la homofobia, y que no se está implementando, es muy difícil de articular en las escuelas, con eso se podría generar una conciencia en este punto, la verdad que es una pena y ese es un reclamo, una reivindicación, una lucha que algunos sectores estamos llevando adelante, que se pueda implementar esta ley de una vez por todas”, finalizó fabi tron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *