Etapa final del juicio por el asesinato de Johana Altamirano: “Estamos hablando de violencia de género, no hay dudas de que fue un femicidio”

johana altamirano marchaEl pasado lunes 14 de agosto en la Cámara 5ª del Crimen se inició el juicio por jurados por el femicidio de Johana Altamirano, que conmocionó Córdoba cuando la joven de tan solo 19 años fue encontrada sin vida en el parque García Lorca de la localidad de Alta Gracia en abril del año pasado. El único acusado es Rafael Bustos, imputado de homicidio doblemente agravado por femicidio y alevosía. Este viernes 18 de agosto a las 10 hs. se desarrollarán los alegatos. Nos comunicamos desde Zumba la Turba con Walter Altamirano, hermano de Johana. Desde la familia convocan a acompañar esta jornada del juicio y la exigencia de justicia.

Walter repasa lo sucedido durante los pocos días que duró este juicio. Él accedió a los relatos de su madre y el resto de la familia, porque al ser testigo en la causa, no pudo presenciar las audiencias.

Altamirano recuerda el detalle de lo sucedido en los días de testimonios, donde el imputado Bustos se negó a declarar y “cuando le preguntaron sus datos hizo que tenía un ataque de asfixia. Mi abogado se enojó porque en su ficha médica no figura que tenga nada, ninguna enfermedad, le tuvieron que alcanzar un spray. No declaró nada”.

La que sí hizo uso de la palabra, fue Mónica, la mamá de Johana. Walter relata que su mamá “explicó más o menos lo que pasó, cómo era Johana, que era buena, compañera, salía a todos lados con mi mamá. Los testigos no ayudaron mucho (…) pero queda demostrado que lo que causó él, lo que le causó a mi hermana, lo que le causó a esta otra chica, le causó miedo, las amenazas”.

Durante el segundo día de audiencias, tres de los cuatro testimonios fueron de mujeres que habían mantenido alguna relación afectiva anterior con Bustos. El fiscal Amoedo, en declaraciones a Enredando las Mañanas, explicaba que esto “está destinado a tratar de ver las características de la personalidad y evaluar en definitiva el motivo que lo habría llevado a darle muerte a Johana. Se está evaluando, a través de todos estos elementos, si ha estado o habría estado determinada por la violencia de género, esto es por una actitud despectiva del imputado hacia la víctima por su condición de mujer”. Walter comparte que ese día fue “una mujer que ahora está con tratamiento piscológico y tenía una restricción, también se habló de la restricción que tiene sobre la madre, sobre un hermanito”.

Una de las cuestiones que más ha afectado a la familia es el discurso sostenido por la abogada defensora del imputado, Graciela Díaz. “La verdad -continúa Altamirano- es que debe ser muy duro estar ahí adentro porque la defensa es capaz de decir cualquier cosa, inventar, tomar cualquier tipo de estrategia, y mi mamá tiene que estar escuchando todo lo que se habla de mi hermana sin necesidad, todo lo que han inventado. La verdad, yo no sé cómo puede la abogada hablar de semejante forma, todo por un poco de plata. Defender a alguien indefendible”.

En la entrevista realizada al fiscal Eduardo Amoedo, él manifestaba que la defensa de Bustos planteó en la presentación del caso ante los jurados que no va a haber una discusión por parte de la defensa ni del imputado respecto de la existencia del hecho ni de la participación que tuvo el acusado, sino que se va a concentrar básicamente en tratar de excluir las conductas agravantes, estas son la violencia de género como causa determinante para darle muerte y la alevosía como modo a través del cual se le dio muerte a Johana. En definitiva, establecer que lo ocurrido no tiene que ver con la violencia de género.

Al respecto, Walter manifiesta que es claro que lo que quieren es plantear que se trató de un homicidio simple. Sin embargo, afirma, “no fue un robo, o un asalto. Esto fue todo premeditado, además ellos han sido pareja durante meses, hace un par de años, ademas con todas las causas que tiene esta persona con todas las exparejas. Es violento con las mujeres, con su propia madre. Estamos hablando de violencia de género, no hay dudas de que fue un femicidio”.

Este viernes probablemente se conocerá el fallo. Walter plantea que lxs miembros de la familia se encuentran nerviosos y con miedo, “porque estamos esperando a ver la decisión del juez, pero la verdad ya se dijo, todos sabemos cómo sucedió y se lo tiene que condenar como se debe, con perpetua, porque es lo que se merece. Nadie me devuelve a mi hermana y eso es lo que hay que pensar. Y la forma en que lo hizo“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *