¡Frente a los muros y el abandono, puentes hacia la comunidad!

En el cuarto bloque del Enredando las mañanas conversamos con Adriana de la Asociación Civil Abracadabra del Hospital Neuropsiquiátrico provincial de Córdoba sobre la 6ta Marcha por el Derecho a la Salud Mental bajo el lema “¡Frente a los muros y el abandono, puentes hacia la comunidad!”, que tendrá lugar el viernes 18 de octubre a las 17 hs. desde Colón y Cañada partirá en la capital cordobesa.
La convocatoria surge de un trabajo colectivo de 50 organizaciones de usuarios de salud mental y familiares, organizaciones sociales, de derechos humanos, de trabajadores, profesionales y estudiantes, los cuales desde hace seis años exigen políticas públicas que expresen la vigencia plena de la Ley Provincial y Nacional de Salud Mental.
Nos explicó Adriana que este año es un eje principal la preocupación porque “estamos a pocos meses de que se cumpla el plazo que establece la ley para transformar el sistema de salud mental para brindar un abordaje accesible, integral, interdisciplinario”.
“La ley nacional de salud mental prevé que para el 2020 deberían cerrarse los manicomios para dar lugar a su sustitución a través de una red comunitaria de dispositivos desde un nivel de APS -Atención Primaria de Salud – así como dispositivos intermedios hasta la internación”, continúo desarrollando la entrevistada. Esta última, establece la ley que debe realizarse en un hospital general y debe ser considerado como un “último recurso”. No obstante en los hospitales generales aún existe mucha resistencia a garantizar los derechos de las personas usuarias de salud mental y “a un abordaje distinto a la histórica manicomialización”. En cuanto al proceso de externalización relata Adriana que debería desarrollarse través de programas sociales de inclusión y el APS.
Como balance, Adriana rescata que “se han hecho algunos avances, que no son suficientes por supuesto, en relación a la organización de usuarios y la comunidad”. No obstante, sostiene que “la inversión en recursos humanos, que es nuestra principal herramienta, es donde no se ha dispuesto los recursos. Principalmente los recursos humanos formados. Por ejemplo, en Oliva -localidad del interior provincial conocida por su importante nosocomio de salud mental- se dice que hay una gran transformación. Pero por lo que conocemos las externaciones han sido exclusivas dejando a las personas en una situación de mayor vulnerabilidad. Ha habido más achicamiento que transformación del sistema. Lo cual vuelve a poner a las personas con padecimiento psíquico en una situación de extrema vulnerabilidad sumado al contexto actual. Hay muchos dispositivos que vienen funcionando, hay que fortalecerlos, hay que crear más y hay que acompañar esto en el ámbito privado. Hay una falta de inversión en presupuesto”.
Finalmente Adriana cerró la entrevista, convocando a la marcha del próximo viernes afirmando que “hay muchas cosas para hacer, desafíos pendientes pero creemos que la salida es colectiva. Apostando a un trabajo en red”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *