Informe ¡Arde Córdoba! Parte 3 La responsabilidad es del Estado: más de 80 mil hectáreas quemadas, dos vidas humanas perdidas y un vecino criminalizado.

Desde el gobierno provincial se desligan de la responsabilidad aludiendo a “la sequía y los vientos”, “a los civiles que entorpecen” o “la negligencia” de algún que otro vecinx. Como ya mencionamos en este informe hay denuncias desde las organizaciones ambientalistas y territoriales de intencionalidad económica y ausencia estatal

Sobre este tópico conversamos con la activista socioambiental y profesora de la Universidad Nacional de Córdoba, Cecilia Carrizo, que nos explicó que “la situación es crítica no sólo porque se han desatado incendios en gran parte de la provincia de córdoba, de sur a norte, sino que nos encuentra totalmente desorganizados. El gobierno en vez de organizar a la población para garantizar los derechos de la ciudadanía sistemáticamente nos desorganiza”.

La politóloga explicita que no sólo impide la organización autónoma de lxs vecinxs sino que además la agrede y la criminaliza. Sobre esto, precisó la importancia de dejar en claro que “hay responsables”. En sus palabras: “el responsable es el jefe de la defensa civil de la provincia, el gobernador de la provincia, y responsable es el coordinador del área de defensa civil, que es en este caso, Diego Concha, el director de defensa civil de la provincia”. 

Sobre este último, Cecilia amplió explicando que “en vez de estar saliendo por la televisión, en vez de estar haciendo hazañas, lo que tienen que hacer es organizar un sistema de defensa civil”. Además, denunció que “la Junta de Defensa Civil de la provincia no se ha convocado. Por cuestiones de organización del sistema de emergencias estos organismos tienen que constituirse, tienen que ser los que discuten cuál es el tipo de alerta que hay que dar, para prevenir o para responder o ya sea para solicitar ayuda nacional o internacional. Este es un sistema que está organizado, que tiene recursos públicos, que se están malgastando o dilapidando o no usando o usando para otras cosas frente a una emergencia”.

Es el abandono estatal: dos vidas humanas se perdieron en el combate del fuego

En el escenario que estamos describiendo de ausencia y desidia del Estado provincial, dos personas de nuestra provincia perdieron la vida luchando contra los incendios. Por un lado, José Roble, vecino de Villa Carlos Paz y dueño de Parada 5, un tradicional restaurante ubicado en el Centro Viejo de esa ciudad, quien colaboraba contra los incendios en la zona de Las Jarillas y la inhalación de monóxido de carbono le provocó una descompensación fatal.

Por otro lado, Cristóbal Varela Salas, actor y titiritero, el hombre de 35 años que falleció tras sufrir graves quemaduras mientras colaboraba para frenar el fuego en Río Pinto. Cristóbal  combatía el fuego junto a la Brigada de V. Giardino, al respecto, con gran emoción, Cecilia, de dicha Brigada, nos dejó en claro que no puede la Provincia intentar utilizar las muertes de lxs vecinxs para justificar la persecución a quienes colaboran en la lucha contra el fuego de sus territorios. Ante las versiones que intentan revictimizar a Cristóbal, Cecilia se preocupó por remarcar que “bomberos estaba informado de que nosotros estábamos trabajando en ese lugar”. 

Aquella jornada, Cristóbal se sumó al trabajo de la Brigada junto a otros vecinxs de San Esteban y asegura Cecilia que “es un accidente que refleja todo lo que estuvimos conversando” sobre la desidia estatal. Explicó la brigadista que vecinxs de las zonas deciden sumarse a colaborar: “sabiendo que no se toman las medidas adecuadas, es la reacción lógica de cualquier persona involucrada con su territorio, involucrada con su ambiente”. 

Al respecto, amplió afirmando que: “se quiere criminalizar el accionar de lxs vecinxs como si no tuviéramos nada que ver con lo que sucede en el entorno. Dicen, ‘los civiles obstruyen’, nosotros no obstruimos, construimos una respuesta ante la desidia, construimos una opción de intervención concreta en nuestros territorios”.

 Cabe resaltar que  la Brigada vecinal de Villa Giardino está organizada hace nueve años y que hay “gente que va al fuego, gente que trabaja con donaciones, gente que trabaja con restauración, con trabajo de difusión, de concienciación y buscamos poder llegar a trabajar con proyectos de reforestación de las zonas quemadas” -detalló Cecilia.

 

Persecución a un vecinx de Paravachasca

En otras de las zonas afectadas, el Valle de Paravachasca, hay una gran conmoción entre lxs vecinxs porque un integrante de la localidad que estuvo combatiendo los fuegos se encuentra detenido desde el lunes 28 e incluso fue trasladado a la ciudad de Córdoba en pleno auge de los contagios de COVID 19 en las cárceles provinciales.

Según expresa su pareja en una petición a la fiscalía para que sea inmediatamente liberado “Víctor se encontraba desmalezando nuestro terreno, donde vivimos, donde están nuestros hijos, realizando una tarea preventiva ante el inminente avance del fuego que azota a las sierras cordobesas, eliminando el material combustible, moviendo la tierra, mojándola, la cuchilla de la moto guadaña dio en una piedra hizo una chispa y allí de manera accidental, imprevista, con un elemento no idóneo para encender fuego, por una mala jugada del destino se encendió el fuego. Eran varios los vecinos de la zona que estaban despejando de elementos combustibles el territorio. Él fue aprehendido injustamente y luego llevado a la comisaria de Alta Gracia, para después, el martes 29, ser trasladado al establecimiento penitenciario de la ciudad de Córdoba. La fiscalía aún no le tomó testimonial, lo han expuesto y siguen exponiendo, injustamente al contagio de covid que pulula en dichos lugares. La actuación de la justicia cordobesa ha sido desmedida e injustificada”.

Lxs vecinxs del Valle exigen su libertad e invitan a firmar una solicitud de petición de change.org

Aquí podes escuchar el informe radial completo:

Créditos de la fotografía: MedioNegro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *