El 22 de noviembre del 2021 se realizó un escrache al grupo oligopólico Clarín en la vereda de su cede en Buenos Aires. En marzo del 2022, tras la elevación a juicio del hecho y un despliegue policial abrumador, fueron detenidos militantes anarquistas. Lxs mismxs fueron liberades a cuentagotas en el plazo de 5 meses.

 

El 22 de noviembre del 2021 hubo un escrache al grupo oligopólico y multimediático Clarin, que miente y manipula cotidianamiente en sus multiples medios, que tiene innumerables denuncias por detentar el monopolio mediático y papel prensa, que fue partícipe en la ultima dictadura civico militar y en la apropiación de bebés, que es el principal represor y constructor de supuestxs “terroristas y enemigxs internxs”, que avala el asesinato y encarcelamiento de defensorxs de los ddhh y los bienes comunes. Además de imponer discursivamente la defensa la propiedad privada y los intereses económicos antes que la defensa de la vida.

El escrache que recibió el medio en noviembre del año pasado fue en buenos aires, y no hubo herides ni afectaciones edilicias de ningún tipo, sólo la vereda quedó manchada.

A continuación, el medio publicó detalladamente el recorrido de las personas que hicieron la acción directa, con videos de cámaras callejeras del gobierno. 400 cámaras gubernamentales estuvieron a su entera disposición para perseguir a lxs compañerxs.

Detuvieron a varias personas con un despliegue abrumador de fuerzas represivas: la policía federal, policía de la ciudad, la interpol, la unidad de investigación antiterrorista, la afi (ex side), el grupo geo, el servicio penitenciario federal. Las fotos y videos de las personas detenidas y de los allanamientos fueron publicadas una a una por el grupo clarín.

En los allanamientos se secuestraron libros anarquistas, stenciles por lxs 30.400 desaparecidxs y en contra de estigmas sociales, una bandera del PRT, panfletos, entre otros elementos que fueron utilizados como pruebas en el juicio. Otras pruebas que la fiscalía tuvo en cuenta fue la participación de lxs acusadxs en grupos de whatsapp de apoyo a luchas sociales y barriales. Nos genera duda que a simple vista las pruebas responden más bien a una persecución político ideológica que a una causa judicial por una vereda manchada.

 

Luego de 5 meses de prisión, el 17 de agosto fueron liberados las últimas personas que quedaban por la causa; causa que no solo significó un intento aleccionador de la justicia y de Clarin hacia manifestantes, sino que fue el puntapie para generar archivos de inteligencia hacia diversos militantes con un centenar de escuchas “legales” de audios y llamadas, investigaciones sobre la pertenencia a grupos de wathsapp o la vinculación con otres militantes, y la inteligencia en redes sociales. Es alarmante lo que desencadena la justicia justificandose en la judicialización de un hecho que no tuvo (ni como finalidad) herides, ni desaparecides, ni torturades, ni asesinades, ni nada que responda verdaderamente a un crimen. 

Nos preguntamos qué hace la justicia desviando sus esfuerzos hacia un pequeño grupo de manifestantes en vez de estar judicializando a los responsables de todos los asesinatos y las torturas en las cárceles; o de les desaparecides en democracia; o a los responsables del ecocidio con las mega obras que arrasan lo que queda de bosque nativo y las cuencas hídricas implementando el plan IRSA, por ejemplo.

 

En el programa Atravesando Muros del día 11 de agosto le realizamos una entrevista a la abogada Gabriela Conder que desmanteló uno a uno los argumentos de la in-justicia en esta causa, dió detalles importantísimos en relación al hecho de acción directa y se explayó en la contra-denuncia que le presentó al juez Luis Osvaldo Rodriguez. Escuchala aquí

27 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *