Carta abierta del Sec. Gral del CISPREN a La Voz del Interior

El secretario General del Cispren Carlos Valduvino critica al director periodístico Carlos Jornet por “instalar una versión mendaz” sobre la complicidad de compañeros de la radio “Zumba la Turba” en un hecho acontecido frente al acceso de Monsanto en Malvinas Argentinas. Denuncia “lazos ideológicos, políticos y comerciales” de la empresa periodística “con aquellos sectores” de los que la empresa multinacional “es un claro un exponente”. Expresa su solidaridad con todos los trabajadores de la emisora. 

A los compañeros trabajadores de prensa y la comunicación

Me propongo en estas líneas, sin ánimo de oscilar entre la soberbia de aquellos que creen tener la verdad absoluta y sin menoscabar la tarea de ninguno/a de los trabajadores de prensa y comunicación, arrojar un poco de luz sobre lo acontecido hace poco menos de quince días en ocasión en que los acampantes que bloquean el intento de la empresa Monsanto de instalase en la localidad de Malvinas Argentinas, en una decisión absolutamente autónoma decidieron impedir el acceso al predio a la empresa Prosegur, contratista de Monsanto.
Con una inmediatez inusitada, que ameritaría mejores causas, la empresa La Voz del Interior hizo uso de todo su artillería comunicacional para instalar una versión “mendaz” de lo sucedido, en la que sostenía sin ningún fundamento la complicidad de los trabajadores de radio Zumba la Turba y del propio medio en dichas acciones.

Demás estaría aclarar que como habitualmente sucede con otras actividades de distintas organizaciones sociales que tienen absoluta independencia en sus decisiones, los trabajadores/as de radio comunitaria Zumba La Turba, dieron a conocer los hechos y los cronicaron en su sitio digital, tal como lo viene realizando desde su creación como medio comunitario, popular y alternativo.

Con esta acción deliberada, quedó al desnudo el doble discurso de La Voz del Interior y de su director periodístico Carlos Jornet, quienes atentaron de esta forma no sólo contra la libertad de expresión que dicen defender, sino que el propio texto de las notas es incriminatorio de los trabajadores de prensa de radio Zumba La Turba. La Voz del Interior, de esta forma evidenció, por si hacía falta agregar a su suplemento La Voz del Campo, los firmes lazos ideológicos, políticos y comerciales, con aquellos sectores de los que Monsanto es claro exponente

Desde esta perspectiva y analizado tras el paso de los días, no asombra lo expuesto desde la línea editoral-empresarial de La Voz del Interior; pero si da bronca y vergüenza ajena, el agravio a un precepto tan básico al ejercicio del periodismo, como lo es respetar los hechos, objetivamente verificables y no distorsionarlos.

La mentira tiene patas cortas y a poco de andar fue la propia Policía provincial la que desmintió la versión inventada por el director periodístico de La Voz del Interior.

Pasaron las horas, pasaron los días. Aguardé pacientemente un gesto de grandeza de la empresa, los empresarios y del director periodístico del diario con mayor tirada en la provincia de Córdoba y eso no sucedió.
Es por eso que, como trabajador de prensa y la comunicación, no concibo la noticia como “una mercancía”. Considero a la mayoría de los trabajadores/as de la empresa de La Voz del Interior excelentes profesionales de la comunicación. No así a su director periodístico. Nos solidarizamos con todos los trabajadores/as de radio Zumba la Turba por el ataque que sufrieron por la empresa.

Con los compañeros trabajadores/as, de los dos medios de comunicación nos identificamos en defensa de nuestro oficio, en el ejercicio digno de nuestra actividad, entre nosotros los trabajadores no hay diferencias de clase. Si las hay, con nuestros patrones.

www.prensared.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.